Hoy descubrimos… El espía que se perdió

Podemos imaginarnos que formamos parte de MI5. Podemos imaginarnos que trabajamos con la tecnología de vanguardia. Podemos imaginarnos que somos un espía glamouroso. Podemos imaginarnos que viajamos por todo el mundo a los lugares más recónditos de la tierra. Y podríamos pensar que somos James Bond. Pero no. Nosotros somos más que ese. Nosotros vamos desde El Cairo hasta un supermercado a hacer la compra. Desde estar en medio de un batallón, a estar metido en un jacuzzi. Desde un… Un momento… Donde estoy?

Hoy descubrimos… El espía que se perdió

  

El juego que hoy traigo a “Hoy Descubrimos…” es uno de esos juegos que sacas en cualquier sobremesa entre amigos, una de esas noches que no apetece sacar un juego denso y con un set up largo y tedioso. Es un party game en toda regla, pero que aporta muchas risas.

Es un juego que nos llega a nuestro idioma de la mano de Zacatrus, de 3 a 8 jugadores, aunque ya veremos luego cuál es el número mínimo de jugadores que yo recomiendo y por qué, con partidas de 10 a 15 minutos, con normas muy sencillas, y además, con un arte muy en la línea del estilo de nuestro “espía”.

Os explico de que va el juego y ahora vemos que contiene la caja. El juego va de un grupo de espías, que somos todos y cada unos de los jugadores, que viajamos a todos los lugares que os podáis imaginar, pero siempre viajamos todos al mismo sitio. Lo que pasa, que en cada viaje, uno de los espías se pierde. Y así es como se empieza una partida de un juego de roles ocultos en el que cada jugador tendrá que descubrir quién es el espía que se ha perdido, y el espía despistado, tendrá que descubrir dónde están.

Y como se hace esto? Pues mediante preguntas. Y preguntas sobre que? Pues para eso vamos a mirar que contiene la caja


El juego contiene un mapa en A3 con todas las localizaciones donde puede viajar el espía, el reglamento con todo lo que necesitamos saber (no os preocupéis, son normas muy sencillas, y además ponen un montón de ejemplos de preguntas que os podéis hacer), y las 240 cartas.

Estas 240 cartas se reparten en 30 localizaciones diferentes además de 30 cartas de espía. Y como se reparte todo esto? Pues hay 7 cartas por localización, y en cada mazo de localización, habrá que añadir una carta de espía, formando un total de 8 cartas, que es el número máximo de jugadores de una partida.

Además, y esto es un detalle muy bueno, el juego incluye 30 bolsitas zip para que podamos guardar por separado cada uno de los mazos de localización, y así poder tenerlo todo mucho más ordenado. Las cartas se enfundan con fundas normales de 63,5mm x 88mm), per necesitarás 3 paquetes, que puedes comprar aquí.

 

Os pongo solo una carta para no hacer mucho spoiler de las localizaciones, es solo para que veáis la diferencia entre una carta que reciben todos los jugadores menos uno, y la carta que recibe el espía.

Como decía antes, el juego está recomendado a partir de 3 jugadores, pero nosotros que lo hemos jugado mucho, y en 3, 4, y 5 jugadores, recomendamos que a partir de 4 gana exponencialmente en risas.

Es un juego que debería estar en todas las casas de los que somos jugones, porque como ya he dicho antes, ameniza una sobremesa o un evento con un buen gin tonic en la mesa, y además, al tener normas tan fáciles de entender, si hay alguien que no es jugón o nunca ha salido del Party o del Monopoly, éste El Espía que se Perdió lo va a entender muy rápido. Y quién sabe, quizá enganchamos a otra persona más a nuestros juegos.

Un saludo muy grande para todos, disfrutad mucho de vuestros juegos, y nos vemos en la próxima.

1 Comentario

  1. Iñaki

    Buen juego, nos estrenamos la semana pasada y la verdad bastante divertido, fácil de jugar y de explicar!
    Comparto en que a partir de 4 jugadores las risas aumentan y si los colegas no saben disimular más!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *