Hoy descubrimos… Hanabi

El juego que traemos hoy es un título que nos ha sorprendido mucho. No imaginábamos jamás que un juego de cartas se jugase sin mirar las cartas de tu propia mano, y si las del resto. Además, que fuese cooperativo, y que para mas inri se tuviese que decir a tus compañeros la carta que han de jugar. Pero como siempre traemos juegos que nos sorprenden, hoy descubrimos… Hanabi.

IMG_0444

Veamos lo que trae esta pequeña caja, la cual comentaremos mas adelante:

  • 60 cartas de juego
    • 10 rojas (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5)
    • 10 azules (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5)
    • 10 blancas (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5)
    • 10 verdes (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5)
    • 10 amarillas (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5)
    • 10 multicolor (3 del número 1, 2 del número 2, 2 del número 3, 2 del número 4, y 1 del número 5) (estas para la expansión)
    • Cartas de reglamento
    • 8 tokens azules de pista
    • 3 tokens rojos de vida

IMG_0446

 

La preparación del juego es muy sencilla. Se barajan todas las cartas de fuegos artificiales (cartas de juego) y se reparte un número determinado a cada jugador dependiendo del número de éstos que haya en la partida. Cada jugador cogerá su mano pero de tal manera que el reverso quede hacia él mismo, y el valor y color de la carta quede en dirección al resto de jugadores. Así pues, nosotros solo podremos ver las cartas de nuestros compañeros.

 

IMG_0448

 

El objetivo es simplemente que tenemos que ir bajando las cartas al centro y ordenarlas de menor a mayor valor y por color, pero para llevar esto a cabo, el jugador tiene que elegir una de las 3 acciones disponibles en su turno:

  • Dar pista: el jugador activo puede gastar un token de pista y decirle a uno de los otros jugadores que cartas tiene. La limitación que tiene es que solo puede decir que número de cartas tiene con un determinado valor, o de un determinado número. Además, podrá tocar las cartas del jugador al que le está dando la pista. Por ejemplo, podría decirle: “Esta carta y esta carta, son de valor 2”, o, “Estas 3 cartas son de color verde”. A lo único que está obligado es a que tendrá que decirle TODAS las cartas con valor 2 que tiene, o TODAS las cartas de color verde que tiene.
  • Descartar una carta: el jugador activo podrá descartarse de una de sus cartas para poder recuperar para el grupo un token de pista y que se puedan seguir utilizando.
  • Bajar una carta: cuando el jugador activo está seguro de que una de sus cartas puede ser bajada para avanzar en el juego, la pone en el lugar que corresponde.

Si al bajar una carta, el jugador activo se equivoca, se perderá un punto de vida, con lo que habrá que tener mucho cuidado.

 

IMG_0449

 

Hay que tener en cuenta que hay cartas repetidas de un mismo valor y número, con lo que esas se pueden descartar para recuperar pistas, pero por ejemplo, cartas del número 5 solo hay una por cada color, con lo que si se descartan, ya no podremos conseguir la máxima puntuación.

La forma de puntuar es simple. Se suma el número de mayor puntuación de cada color que se haya bajado y colocado, y ese número nos dará la puntuación final.

Por ejemplo, en la imagen siguiente, la puntuación final sería de 9 puntos.

IMG_0450

Opinión del juego

Si tomamos en consideración la complejidad o peso del juego, podemos decir que es un filler, pero si tenemos en cuenta el tiempo de cada partida, podemos dudar un poco en ello. Porque aunque la mecánica es simple, hay que estar muy concentrados para dar según que pista o tener muy clara la acción que se va a llevar a cabo, con lo cual, esto hace que aumente el tiempo por partida, que a nosotros, para 4 jugadores, las primeras nos han llevado 45 – 50 minutos. No será un juego de risas, ni fácil, incluso lo que sí que puede estar asegurado es la decepción al ver que un compañero no ha estado atento y ha hecho algo que perjudica al grupo. Sea como sea, es todo un reto, y un juego que no hay que dejar escapar, por lo menos jugarlo si lo tiene alguien.

Cabe destacar que la caja no nos ha gustado mucho, porque si bien es cierto que el juego sin enfundar entra bien, no se mantiene cerrada bien. Y si hablamos de enfundar las cartas, como hemos hecho nosotros, ya hay que optar por poner una goma de pollo o algo parecido, con lo que un suspendo en ese aspecto.

Nos vemos en la próxima.

 

2 Comentarios

  1. Susana

    Ideal para jugar esta Semana Santa en el tren, aeropuerto,.. mientras esperamos llegar a nuestro destino!!!

    Responder
    1. frico (Publicaciones Autor)

      Totalmente de acuerdo. Incluso para echar una partida en ratos muertos porque no tiene un gran set up

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *