Hoy descubrimos… Panic Lab

Las amebas se han escapado del laboratorio y están cambiando de forma y color sin remedio, con lo cual, ya no sabemos donde empezó, ni cuál tenemos que buscar, ni por donde están. Tenemos hoy un juego de domingo para toda la familia donde tendremos que cazar a la ameba que marquen los dados. Venga, concéntrate y usa tu mejor velocidad porque hoy descubrimos… Panic Lab!

IMG_0519

Veamos que trae esta pequeña caja:

  • 4 dados
    • 1 dado marca la forma
    • 1 dado marca el color
    • 1 dado marca el tipo de figura del cuerpo
    • 1 dado marca la dirección y sitio del inicio
  • Tokens de puntuación
  • Cartas de amebas
  • Cartas de rejilla
  • Cartas de cambio

 

IMG_0523

La mecánica de este juego es muy sencilla. Barajamos todas las cartas juntas y las disponemos en forma circular. El objetivo del juego es localizar la ameba que marcan los dados antes que el resto de jugadores. Una vez la localizas, debes señalarla antes que el resto para ganar un punto. El primero que llegue a 5 puntos, gana la partida.

Pero veamos como funciona. Primero de todo tiraremos los 4 dados que nos van a marcar: gordo o delgado, rayas o círculos, morado/azul o naranja/amarillo. Además, el cuarto dado marcará unas de las cartas de inicio y el sentido de giro sobre el circulo de cartas. A partir de ese momento, se seguirá ese orden hasta que se encuentre la ameba.

Puede pasar que pasemos por delante una probeta que cambie el color, la forma o el dibujo impreso de la ameba, con lo que a partir de ese momento, tendremos que buscar el “nuevo” bicho.

IMG_0521

También puede ser que a nuestro paso nos encontremos con la carta de alcantarilla,y ésta funciona como si la ameba se colase por esa alcantarilla y pasase a la siguiente. Algo así como una especie de puente, porque el que tendremos que pasar para seguir la búsqueda.

Por cada ameba fallada, perderemos un punto, así que mucho ojo a la hora de seleccionar la que creemos adecuada.

IMG_0522

Opinión del juego:

Es un juego simple, sencillo y que puede generar mucha tensión y nervios, además de risas. Eso sí, tengo que decir que sea deseo un poco hábil y veloz a la hora de jugar. Cosa que yo no me declaro en absoluto. Soy muy malo en este juego. Malo no, pésimo. Pero no dejo de reconocer que un buen filler para jugar con grandes y pequeños. A nosotros nos sorprendió, y eso que no apostábamos un duro por él.

Nos vemos en la próxima.

4 Comentarios

  1. Allaro

    Este no me había llamado ka atención, pero si dices que os ha sorprendido intentaré echarle un tiento

    Responder
    1. frico (Publicaciones Autor)

      Este además, es muy bueno con niños para que desarrollen percepción y reflejos, cosa que se ve que yo no hice en su día…

      Responder
  2. Iñaki

    La combinación ganadora, Gordo, rallas naranja!!!!
    Super divertido, rápido de jugar y rápido de explicar! A mi me gustó mucho, puede ser porqué gané ajjaja pero nos reímos un rato

    Responder
    1. frico (Publicaciones Autor)

      Pues ya me explicarás el truco para ganar…

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *