Hoy descubrimos… Aloha Pioha

Que engorroso es estar en la playa y que te empiece a picar todo el cuerpo debido a la arena de la playa, al salitre del agua del mar, al pelo mojado de… Un momento… Si no me he mojado todavía, ¿por qué este picor tan terrible en la cabeza? A lo mejor puede ser… No! No puede ser… ¿O si? No me lo puedo creer… ¡¡PIOJOS!! Habrá que acabar con ellos. Lo malo es que son tan graciosos… Veamos a ver que quieren, Microscopio en mano y venga, que hoy descubrimos… Aloha Pioha.

IMG_1989

Veamos que contiene este título de la editorial Ediciones Primigenio:

  • 110 cartas
    • 56 cartas de piojo (14 por cada una de las tribus)
    • 18 cartas de pelo
    • 24 cartas de cosquilleo
    • 4 cartas de peine
    • 1 carta de jugador inicial

Además, trae 3 cartas de cosquilleo personalizables para que podamos crear nuestras propias “propuestas”.

IMG_1990

Veamos en que consiste el juego. Así a grandes rasgos podríamos decir que es el juego de la cuerda, donde cada equipo tira de un lado de la cuerda, y cuando el pañuelo central sobrepasa la linea hacia nuestro lado, hemos ganado. Lo que pasa es que el juego tiene mucha más chica de lo que esa pobre definición pueda ofrecer.

Cada uno de los jugadores tiene una tribu (color) de simpáticos piojos compuesta por 14 cartas. Cada una de estas cartas tiene valores diferentes que indicarán la fuerza con la que tiran del pelo de la niña. Por cierto, no hemos dicho que todo el juego se va a desarrollar sobre la cabecita de la pobre Pualani. Pero venga, al turrón, que me pierdo siempre en la ambientación. Como decía, las cartas de piojos de nuestra tribu tienen un número que representa la fuerza con la que vamos a tirar del pelo. Por el otro lado de la carta, nos muestran 3 posibles valores que la carta puede tener. Por ejemplo, para los piojos de fuerza 4, el reverso nos puede mostrar 3,4,5, con lo cual, nuestro oponente se puede hacer una idea de que carta estamos usando, pero no exactamente el valor..

IMG_1991

Centrémonos ahora en las cartas de pelos. Éstas tienen un valor que identifica la resistencia que puede aguantar hacia un lado y hacia otro. Es decir, si tiene un valor de 5, significa que la suma de la fuerza de los piojos de un lado debe ser menor o igual a 5, o si no, el pelo se romperá, dando la victoria a la tribu del otro lado del pelo. De momento, dejemos la mecánica para mas adelante.

Además, en la parte inferior tiene otro valor que indica el número total de piojos que se pueden poner en ese pelo antes de añadir una carta de cosquilleo.

IMG_1993

Finalmente, tenemos las cartas de cosquilleo, que son unos “modificadores” sobre la lucha de cada pelo, que harán que cambie el valor de resistencia, que cambie el valor de fuerza de los piojos, que todo se reduzca a la mitad, etc. Estas cartas de cosquilleo tienen un texto escrito que indica claramente lo que hace.

IMG_1994

El set up de la partida es muy sencillo. Dependiendo del número de jugadores (de 2 a 4), pondremos una cantidad de pelos u otra en juego en columna:

  • 2 jugadores: 3 pelos
  • 3 jugadores: 5 pelos
  • 4 jugadores: 6 pelos

De la pila de cartas de cosquilleo, previamente barajada, colocaremos 3 encima de las cartas de pelo. Cada vez que se vaya cogiendo una carta de cosquilleo, se irá reponiendo con una nueva del mazo, para que haya siempre un total de 3.

Cada jugador barajará sus cartas de piojo y formará una pila con el valor de fuerza bocabajo. La carta de peine al lado, y ahora ya podemos empezar a jugar.

IMG_1995

Cada jugador robará 2 cartas y será con las primeras que va a iniciar. En su turno, un jugador deberá:

  • Jugar una carta de piojo: las cartas de piojo se pueden colocar en los extremos de los pelos donde no haya otra tribu ya colocada (si, si es de tu misma tribu) y no se pueden jugar en los dos extremos de un mismo pelo. A la hora de jugarlo se puede hacer de dos maneras diferentes:
    • Bocarriba: de esta manera, el jugador colocará la carta con el valor de fuerza visible para el resto de jugadores
    • Bocabajo: de esta forma, los jugadores no sabrán el valor exacto de la fuerza del piojo, y como esto es una ventaja, inmediatamente después de jugar esta carta, el jugador deberá descartarse de todas las cartas de su mano menos 1. Estos piojos descartados habrá que colocarlos debajo del peine para que los demás jugadores no sepan los valores y no puedan hacer cálculos.
  • Robar dos cartas del mazo de piojos: el jugador robará 2 cartas que pasarán a formar parte de la mano para el siguiente turno.

El final de la partida se dará cuando el jugador inicial robe sus dos últimas cartas, el próximo turno será el último para él. Una vez finalizado todo, llegará el momento de resolver los pelos. Para ésto, se verá que jugador se ha acercado más al valor de resistencia en la lucha de cada pelo. El que más se acerque, gana, pero si te pasas, el pelo se rompe, y el pelo lo gana la tribu contraria.

Evidentemente, todos estos valores se verán modificadas por las cartas de cosquilleo, pero la forma de resolución seguirá siendo la misma. La puntuación de cada jugador resultará de la suma de fuerzas de los pelos que ha conseguido, y ganará aquel cuya puntuación sea mayor.

IMG_1996

Opinión del juego:

La verdad es que nunca pensamos en comprar este juego, pero es de esas veces que lo vas viendo tantas y tantas y tantas veces en internet y sobretodo en Twitter, que al final te entra el gusanillo (en este caso el piojillo). Si, ya sabéis que nosotros llevamos apenas un año en esto de los juegos de mesa modernos, y menos aún conociendo más y más títulos, con lo que como decía, éste no estaba muy alto en nuestra escala de prioridad. Luego un día empecé a ver en Twitter quién lo había hecho, y ver el empeño que le había puesto esa simpática pareja y todo el esfuerzo en sacar un buen juego al mercado que nos decidimos a comprarlo.

Y es genial. Si, sencillamente genial. Es un filler que puedes sacar a todo el mundo. Y digo a todo el mundo porque el juego te da la posibilidad variar la dificultad quitando cosas (cómo las cartas de cosquilleo) para los más pequeños y neófitos, o jugando en diferentes modos para los más experimentados. Se disfruta desde el primer momento en que tienes que empezar a copar sitios para luchar por pelos, tienes que pensar si luchar por un pelo nuevo, o ir a asegurar el tiro a ese otro por el que ya pugnas. Pero claro, no tienes todos los datos de lo que justo en ese cabello está ocurriendo, por lo tanto, ¿entonces qué? Pues ahí está lo mejor: la deducción y los cálculos.

Otra cosa, y que para mi es de especial mención aunque parezca una tontería, es que han dejado suficiente aire en la caja para poder enfundar las cartas. Parece una tontería, pero cuando vas viendo otros títulos, te das cuenta de cuanto valoras eso.

Para nosotros es uno de esos imprescindibles que sacamos siempre en las quedadas jugonas con amigos, y para nosotros, un sello de calidad que nos reafirma que nos ha gustado mucho mucho, es cuando nos decimos entre mi mujer y yo: ¿jugamos la última en la cama?.

Nos vemos en la próxima.

2 Comentarios

  1. Susana

    El arte es precioso!!!!!! Bonito, gracioso y divertido, me encanta

    Responder
    1. frico (Publicaciones Autor)

      La parejita de Llama Dice sabe lo que se hace…

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *