Hoy descubrimos… Alquimistas

Que bonito es estudiar el bello arte de la alquimia. Da igual que haya que pasarse horas y horas haciendo pócimas y brebajes, que haya que recorrer largas distancias en el bosque para encontrar el ingrediente que andábamos buscando y necesitamos, que haya que sacrificar la salud de algún joven alumno de primer año. Todo sea por la ciencia. Bueno, por la ciencia y por reconocimiento, fama, y dinero, que todo sea de paso, a todos nos viene bien. Encended vuestros calderos, seleccionad vuestros ingredientes más comunes y coged tintero y papel para formular, porque hoy descubrimos… Alquimistas.

IMG_1982

Veamos que nos trae esta pesada caja que en nuestro país está editado por Devir:

  • 1 tablero de acciones
  • 1 tablero de teorías.
  • 1 tablero de exhibición
  • 4 calderos / pantalla (1 por cada color/jugador)
  • 4 tableros de información pública (1 por cada color/jugador)
  • 1 bloc de hojas de deducción
  • 1 tablero de director de partida
  • 8 losetas de ingredientes
  • 8 losetas de fórmula alquímica
  • 36 monedas
  • 104 marcadores de poción resultante
  • 24 cubos para acciones (6 de cada color)
  • 8 matraces (2 de cada color)
  • 6 losetas de aventurero
  • 2 losetas de congreso
  • 5 losetas de becas
  • 44 losetas de sellos (11 de cada color)
  • 6 losetas de conflicto
  • 1 loseta de jugador inicial
  • 86 cartas
    • 30 cartas de ingredientes
    • 22 cartas de favor
    • 18 cartas de artefactos
    • 16 cartas de oferta (4 de cada color)

IMG_1981

Para el set up de la partida tendremos que tener en cuenta el número de jugadores y la modalidad en la que queremos jugar: aprendiz o maestro. Además, deberemos descargar una aplicación para móviles y tabletas que nos hará la vida mucho mas fácil. Evidentemente, se puede jugar sin ella, pero una persona del grupo no podrá jugar y deberá hacer de master. Para esta reseña, vamos a tener en cuenta en algunos momentos, la explicación para aprendices.

Primero de todo colocamos el tablero de acciones en el centro y ponemos encima los diferentes elementos: la pila de ingredientes, los 5 ingredientes visibles, las monedas, los indicadores de pociones y los viajeros (con los congresos mezclados y en su sitio).

A cada jugador le entregaremos su pantalla de laboratorio, una hoja de progreso, 3 ingredientes, dos monedas y un tablero público.

Por otro lado, se prepara el tablero de teorías con el matriz de cada jugador en el indicador 10 de prestigio. Además, podremos las becas.

IMG_1971IMG_1974

El objetivo del juego es tener la mayor cantidad de prestigio al final de juego, que se traducirán en puntos de victoria y ganará el que mayor número tenga.

Antes de entrar en las diferentes acciones que se pueden llevar a cabo, veamos la parte principal del juego, que se compone de los ingredientes, las pociones, los elementos alquímicos y la aplicación. Todo gira en torno a descubrir que composición alquímica se corresponde con cada uno de los ingredientes que hay en el juego. Para ello, la aplicación nos permite que haciéndole una foto a dos ingredientes, nos muestre el tipo de poción que crea. Los diferentes tipos son:

  • Rojo positivo: salud
  • Rojo negativo: veneno
  • Azul positivo: sabiduría
  • Azul negativo: locura
  • Verde positivo: velocidad
  • Verde negativo: parálisis

IMG_1977

Mediante un sencillo algoritmo de formulación (una poción se compone de dos elementos alquímicos de mismo valor y diferente tamaño) tendremos que ir descartando las diferentes opciones en nuestra hoja de deducción. Bien, básicamente este es el core del juego, ahora vemos las diferentes acciones que tenemos disponibles durante las 6 rondas de las que dispone el juego:

  • Buscar ingredientes: podremos coger un ingrediente de los 5 visibles, o bien coger uno sin ver de la pila de ingredientes.

IMG_1979

  • Transmutar ingrediente: podremos cambiar un ingrediente por una moneda de oro.
  • Vender pociones: En cada ronda aparece un nuevo viajero que viene buscando unas pociones en concreto. Nosotros podremos venderle las pociones que quiere, o por lo menos ofrecerle alguna que se le parezca. En función de cuanto nos acerquemos a la perfección de la poción que podemos realizar, la cantidad de dinero que nos ofrezcan será una u otra. Evidentemente, la realización de esta poción dependerá en buena medida de si ya sabíamos hacerla antes o no, y si no sabíamos, nos tendremos que arriesgar a ver que sale en la app, cuyo resultado será público y te puede ayudar a sacar más información para tus futuras deducciones.

IMG_1978

  • Comprar artefactos: Depende del número de ronda en la que estemos, tendremos unos artefactos disponibles para comprar. Estos artefactos conceden beneficios de diferentes tipos (prestigio, acciones extras, cambio de orden). En todo momento podremos estar viendo los artefactos que se pondrán en juego en las diferentes etapas, para que los jugadores pueda basar la estrategia de compra en si les interesa o no.

IMG_1973

  • Publicar teoría: Cuando tengamos más o menos claro que una formulación alquímica se corresponde con un ingrediente, podemos publicar una teoría. Esto nos reportará puntos de prestigio, pero como el mundo editorial no es caro, deberemos pagar una moneda de oro. En ese momento podemos poner un sello de “calidad” de nuestro color. Los sellos pueden ser con estrella (que al final de la partida nos dará más puntos de prestigio) o sin estrella (nos previene de un color de los 3 en el que estamos diciendo que si nuestra teoría estuviese mal, nos salvaría de ese color). Los demás jugadores también pueden refrendar esa teoría, pero no ganarán puntos de prestigio, y además de pagar una moneda al editor, deberán pagar una moneda a cada jugador que ya tenga esa teoría publicada (por eso de los derechos intelectuales…).
  • Refutar teoría: En esta acción podemos, si lo tenemos muy claro, refutar (contradecir) una teoría. Si la refutación sale a nuestro favor, ganamos 5 puntos de prestigio. Si por el contrario, nosotros estábamos equivocados, perderemos 1 punto de prestigio por haber hecho perder el tiempo a nuestros compañeros.
  • Probar una poción con un estudiante: Aquí podremos darle a probar una de nuestras pociones a uno de los estudiantes de primero. Si la poción sale positiva, no pasa nada el resto del turno. Si por el contrario la poción sale negativa, y el estudiante sufre los efectos secundarios, para todos los jugadores que tengan esa acción programada, tendrán que pagarle una moneda a la banca (al estudiante) porque claro, no es tonto, y si ya sabe que lo puede pasar mal, por lo menos que tenga una compensación económica.
  • Probar nosotros una poción: En este caso nosotros mismos somos los que probaremos la poción. La parte positiva es que no tendremos que pagarle monedas a nadie. La parte negativa es que si la poción es de signo negativo, seremos nosotros mismos los que sufriremos los efectos de la poción (perdida de prestigio, de velocidad o de salud).

Al final de las rondas 3 y 5 cambiaremos las dos últimas acciones por una de congreso, en el que se evaluará (bueno, temáticamente, se puede decir que daremos a conocernos como alquimistas frente a los eruditos) nuestra capacidad de crear pociones, y en función de lo que sepamos frente al resto, ganaremos más puntos de prestigio.

IMG_1972

Mención especial tiene el sistema de orden de turno. Tenemos un track que hace que podamos elegir en que orden anunciaremos y jugaremos nuestras acciones. Mientras antes queramos actuar en el turno, menos “bonus” en forma de carta tendremos. Sin embargo, si somos de los últimos, podremos escoger cartas adicionales para nuestra mano. Además, deberemos de anunciar antes las acciones, con lo que los primeros del turno, anunciarán los últimos pero sabrán que ha hecho cada jugador.

IMG_1976

Opinión del juego:

Entramos en un juego que por el arte puede parecer sencillo e infantil. Pero nada más lejos de la realidad. Es un juego con varias mecánicas: colocación de trabajadores, apuestas en según que acciones, deducción, etc. Es un juego para dar el salto a otro nivel de dificultad para los que jugadores que ya Bang, Carcassonne y Catan les sabe a poco. Si bien es cierto que al leer el reglamento puede parecer extremadamente difícil de controlar y puede hacer que seas reacio a jugarlo, cuando lo has leído un par de veces, ves que no es tan difícil de entender. Lo único es que algunas acciones actúan como “minijuegos” en los que participarán todos los jugadores aunque no sea su turno. Esto reduce considerablemente el entreturno, y todos sabemos que hace que no te aburras.

El tema de la deducción me ha parecido algo novedoso para nosotros. Es como un juego en sí dentro del juego. Tienes que llevar tu propia partida, pero siempre sin olvidar los ingredientes que los demás jugadores van jugando y las pociones que van aprendiendo a realizar. Es muy importante que estemos pendientes de todas las acciones de los demás jugadores, y de ahí la importancia de la mecánica de elección de orden de turno.

Personalmente me ha gustado mucho, y para recalcar algo que ya todo el mundo sabe, el hecho de jugar con una app no le resta nada al juego, si no que le suma. Hay jugadores que ven que el uso de apps en un juego de mesa hace que se pierda la naturaleza de juego de mesa se vea afectada. Y en algunos casos puede que tengan razón. Pero no en este Alquimistas. La app solo evita que tengamos a un jugador “colgado” y sin jugar.

Nos vemos en la próxima.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *