Hoy descubrimos… Skull King

Mucho se ha rescrito sobre piratas. Que eran terribles, sanguinarios, recelosos de sus navíos, duros con su tripulación, pendencieros, y con un nivel de escrúpulos muy por debajo de lo humanamente posible. Pero lo cierto es que no era tan feroz el lobo como lo pintaban. Se reunían en torno a una mesa para discutir sus asuntos frente a una baraja de cartas. Aunque claro, lo del ron y las sirenas… Eso… eso si era verdad. Hoy descubrimos… Skull King.

IMG_2026

Veamos que contiene esta pequeña caja que edita en nuestro país Devir:

  • 66 cartas
    • 54 cartas en 4 palos (colores) numeradas del 1 al 13
    • 5 cartas de escape (Huída)
    • 5 cartas de pirata
    • 2 cartas de sirena
    • 1 carta Scary Mary
    • 1 carta Skull King
  • 1 libreta de puntuación

IMG_2027

El juego consta de 10 rondas, en cada una de las cuales se le entregará el mismo número de cartas a cada jugador que número de ronda sea. Es decir, si estamos en la ronda 1, cada jugador recibirá 1 carta. Si estamos en la ronda 2, 2 cartas, y asi sucesivamente hasta la ronda 10.

Una vez tenemos las cartas en cada ronda, tenemos que decir cuantas bazas nos vamos a llevar. Por ejemplo, en la ronda 1 cada jugador tiene una carta, la ve, y dice si va a ganar esa baza (llevarse las cartas) o no en función de la carta que tenga. Para la ronda 2, cuando vea sus dos cartas, tendrá que decir si se va a llevar, 0, 1 o 2 manos. Y así sucesivamente hasta la ronda 10.

Para ello, las cartas tienen un peso por encima de otras. Veamos las cartas:

  • Carta de huída: es la de la bandera blanca. Esta carta es la de menos valor y se suele jugar cuando se quiere perder una baza. En el caso de que todos los jugadores jueguen una carta de huída, gana el primero que la ha tirado.
  • Carta de palo: los 4 colores que hay tienen el mismo valor entre ellas (excepto el negro, que vale mas que el resto de colores), y siempre dependiendo del número que tenga. Por ejemplo, vale mas un 6 rojo que un 2 rojo. Sin embargo, vale más un 4 negro que un 5 rojo.
  • Carta de sirena: esta carta vale más que las cartas de palos. Sin embargo, puede, si se tira después de un Skull King, ganarle.
  • Carta de pirata: esta carta es la siguiente en valor, y vale más que las sirenas. Si se juega más de una carta de pirata, gana la primera que se ha puesto en juego.
  • Carta de Scary Mary: esta carta se puede jugar como un pirata o como una carta de huída, en función de lo que se necesite.
  • Carta de Skull King: es la carta que más valor tiene y la que arrastra con todas. Solo hay una manera de ganar una baza, y es que se juegue una sirena a continuación (ya se sabe lo que se cuenta del canto de una sirena…).

IMG_2043

La puntuación de cada ronda se calcula de la siguiente manera:

  • Si un jugador acierta el número de bazas que va a ganar, recibe 20 puntos por cada baza.
  • Si un jugador no acierta el número exacto de bazas que va a ganar, perderá 10 puntos por la diferencia de número de bazas (por arriba y por abajo)
  • Si un jugador apuesta que va a ganar 0 bazas y acierta, gana el número de puntos resultante de multiplicar el número de la ronda por 10. Pero si no acierta, perderá el mismo número de puntos que podría haber ganado.
  • Como bonificación, se pueden conseguir los siguientes puntos:
    • Un jugador ganará 30 puntos por cada pirata que haya en la baza que gana siempre y cuando haya un Shull King
    • Un jugador ganará 50 puntos si gana un Shull King con una sirena.

IMG_2028

Opinión del juego:

Este filler es un juego de cartas famoso pero que se ha reeditado con una temática de piratas. De toda la vida han funcionado este tipo de juegos en las reuniones familiares, en las sobremesas y en playas y piscinas. No sé como se llamará en otros sitios de España, pero en Catalunya se llama “la botifarra”, y es un juego de toda la vida, Esto, me lo ha contado mi amigo Oriol, porque yo no lo había jugado en la vida. De todas formas, a mi me ha gustado mucho. Quizá sea porque a mi los fillers en los que el grado de interacción es muy alto nos divierten mucho, pero la verdad es que es un juego que lo sacamos bastante a mesa desde que lo tenemos, y como el número de rondas es 10, un partida entera o 2 es suficiente para quitarte el mono en esos momentos sociales. Totalmente recomendable sin ningún lugar a dudas.

Nos vemos en la próxima.

2 Comentarios

  1. OTruji

    Correcto la mecanica es la misma que la “buti” pero con los añadidos de los modificadores de la sirena, la bandera y los piratas. Si soys buenos en el juego tradicional o simplemente os gusta “apostar” no dudeis en adquirir una copia.

    Responder
  2. Iñaki

    Al leer la reseña me he acordado de un juego que solíamos jugar en mi casa, lo llamábamos la “podrida” era un juego con una mecánica parecida, Pero el que repartía estaba obligado a “pedirse” una baza de más o de menos siempre y cuando el total de las bazas pedidas por los jugadores no fuera el numero de bazas disponibles. Es decir, si se juega en la ronda 9 ( 9 cartas por jugador, 9 bazas disponibles) y somos 5 jugadores la cosa iría de la siguiente forma: el jugador 1 pide 2, el jugador 2 pide 0, el jugador 3 pide 4 y el jugador 5 puede pedirse las que quiera menos 3. (9-2-0-4=3) Así que siempre hay alguien que penaliza en cada ronda. A veces 1 jugador, a veces más.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *