Hoy descubrimos… Checkpoint Charlie

Alemania, década de 1960. Tenemos noticias de que el jefe de los espías está intentando atravesar el muro de Berlín a través de un punto autorizado y que divide la ciudad (y el mundo) en dos. Pero nosotros pertenecemos a los K-Ninos, una agencia de investigación que va a intentar descubrir quién es el espía y que atuendo lleva. Así que vamos a coger nuestra libreta de notas, aguzar el oído y el olfato, y sobretodo a no bajar la guardia, porque hoy descubrimos… Checkpoint Charlie.

img_3268

Veamos que contiene esta pequeña y tan temática caja que edita Devir:

  • 32 cartas de gatos sospechosos
  • 5 cartas de K-Ninos
  • 5 fichas de K-Ninos
  • 1 carta de oficial de la Stasi
  • 5 fichas de pistas
  • 1 bolsa de tela
  • 30 indicadores de puntuación
    • 10 negros (con puntuaciones de -2, -1 y 0)
    • 6 amarillos (con puntuaciones de 1 y 2)
    • 14 blancos (con puntuaciones de 3, 4 y 5)

img_3269

Checkpoint Charlie es un juego con un planteamiento muy sencillo, y por ende, tiene un set up muy fácil. Los jugadores deberemos coger un personaje K-Nino y su respectiva ficha de personaje. Ademas, barajaremos las cartas de los gatos y haremos un montón que dejaremos en el centro de la mesa.

Cogeremos todas las pistas y las colocaremos bocaacbajo, las mezclamos y cada uno de los jugadores cogen una de ellas. Las fichas de pista tienen un lado con la característica opuesta en su reverso. Por ejemplo, la dicha de pista que por un lado tiene un gato con gafas, por el otro no. Si por un lado tiene un sombrero, por el otro no.

Colocaremos la pista debajo de nuestra carta de personaje, y el lado válido será el que quede bocarriba.

Las fichas de pista tienen las características siguientes:

  • con periódico o sin
  • con sombrero o sin
  • con gabardina o jersey
  • con piel gris o piel naranja
  • con gafas o sin gafas.

fullsizerender

Durante el turno de un jugador, tendrá que coger una carta del mazo central y, si el gato tiene la característica que él ha elegido de su pista, tendrá que ponerlo encima justo encima de su carta de personaje. Si por el contrario no tiene esa característica, tendrá que ponerlo en una pila al lado de su personaje.

Cada jugador deberá hacer lo mismo, y eso llevará a que todos los jugadores empezarán a sospechar de que cual es la pista que tiene cada jugador intentando encontrar el patrón de cada uno de ellos.

En el momento en que un jugador crea saber todas las características del espía, pondrá su ficha de K-Nino sobre el gato si es que ya ha salido a la vista, o deberá esperar a que alguien lo revele de la pila central.

Y es que los gatos que cada jugador va poniendo encima de su personaje, deben estar a la vista para que en cualquier momento, todos los jugadores puedan apostar sobre él.

Cuando todos los jugadores menos uno han hecho su apuesta, se acaba la partida. Cabe destacar que no se puede repetir acusación sobre un personaje, con lo que si un jugador ya ha apostado por un gato, los demás no podrán hacerlo por ese, pero si que tienen la oportunidad de que en lugar de que le coincidan todas las pistas, buscar al siguiente gato que coincida una pista menos. Así pues, también se llevará premio.

La forma de puntuar es muy sencilla. Si has acertados todas las pistas, coges una moneda amarilla. Si has acertado 4 pistas, cogerás una moneda blanca. Y tanto si has acertado 3 o menos pistas, como si eres el jugador que no pudo apostar, te llevas una moneda negra.

Al final de unas cuantas rondas, el jugador que tenga más puntos, gana.

fullsizerender_1

Opinión del juego:

Checkpoint Charlie es de esos juegos que son de agilidad mental. No requieren de una gran experiencia en juegos de mesa para jugar. De hecho, eso es lo bueno. Es un juego que se saca, se explican las reglas en 2 minutos, se hace una partida de prueba, y ya se puede empezar a jugar.

Para mi presenta una mecánica interesante que no recuerdo en ningún otro (y digo bien: no recuerdo. No que no lo haya), y es que tienes que intentar descubrir todos los patrones de búsqueda de los demás jugadores para empezar a hilar las decisiones que están tomando de si descartan una carta de gato o no, y por qué. Te obliga no solo a estar pendiente de descubrirlo antes que nadie, si no que también te obliga a seguir un segundo algoritmo de búsqueda con las pistas que tienes claras para ver si el espía ya ha aparecido o no.

Es un party rapido y sencillo que le puedes sacar a cualquiera. Lo único malo que le veo al juego es que podría ser para mas jugadores, porque un juego tan filler debería poder sacarse a la mesa en ocasiones en las que hay mucha más gente, lo que además, haría que se incrementase un poquito la dificultad, cosa que algunos jugadores agradecerán (no es mi caso, porque a mi ya me está bien así).

Lo dicho, un buen título para poder darle a la cabeza un rato, y que además lo hagamos con rapidez. Y por supuesto, hará que pasemos un rato de risas viendo quién se ha equivocado o quién no.

Nos vemos en la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *