Hoy descubrimos… Brains, Jardín japonés.

Construir un jardín japonés no es tarea fácil. Todos los elementos deben coincidir para satisfacer los deseos del emperador. Para ello, todos los diferentes elementos deben estar en el sitio adecuado y cuadrar para que el feng-shui actúe con total normalidad. En fin, poneos vuestras botas, unos guantes para las rosas, porque hoy descubrimos… Brains, Jardín japonés.

Veamos que contiene esta caja tan pequeña, que en nuestro país edita SD Games:

  • 25 láminas de puzzle
  • 7 losetas de jardín
  • 1 manual de soluciones y pistas
  • 1 manual de reglamento

En Brains tendremos que rellenar, con las losetas de jardín correctas, el espacio vacío que hay en las láminas de puzzle. Para ello, deberemos tener en cuenta los símbolos que hay alrededor de ese espacio vacío.

Estos símbolos o números que hay alrededor marcan los condicionantes para que se ponga una loseta u otra. Por ejemplo, si encontramos el símbolo de una pagoda, tendremos que hacer que el camino por el que pase, debe encontrar al menos un dibujo de pagoda.

Los 50 puzzles que tenemos en el juego van aumentando en complejidad conforme vayamos superando pruebas, y la recomendación del juego dice que deberíamos ir resolviendo por orden, como si de un videojuego se tratase.

En el caso de que no sepamos por donde tirar, el juego aporta un libreto de soluciones donde podremos mirar las soluciones, así como pistas para indicarnos por donde podremos empezar a tirar. Si bien es cierto que esto ayuda a poder superar un nivel, no creemos que sea la forma de ayudarnos a pensar, con lo que es mejor intentar resolver el puzzle por nuestros medios. Además, una ve empiezas a conocer las losetas de verlas tantas veces, eso ayuda al cerebro a descartar las losetas que no coinciden en nada, con lo que las primeras láminas podremos hacerlas en poco tiempo.

Opinión del juego:

Brains es un puzzle solitario. Y es importante destacar que nosotros lo hemos intentado jugar a 2 pero se desvirtúa la experiencia ya que más de una persona intentando colocar losetas es un poco caótico. Lo interesante es que cada jugador pruebe y juegue solo.

Al final, nos encontramos ante un título de orientación espacial, en el que por otro lado, nos ha sorprendido que se tilde de puzzle en lugar de juego. Mientras se está escribiendo esta reseña, no se encuentra hecha la ficha de Brains en la BGG porque, y según los foros, no es un juego, si no un puzzle. Sin embargo, Katamino, que para mi es de la misma naturaleza, si que lo encuentras, y además, en todas sus diferentes publicaciones y versiones..

Otra cosa a destacar del título es su reducido tamaño y lo fácil que es poder sacarlo y jugarlo en cualquier lugar, ya sea un aeropuerto, o cenando en casa. No tiene despliegue ni setup, y esto es un factor que nosotros agradecemos porque sirve para apartarnos un rato de las pantallas de los móviles y aprovechar ese tiempo que estaríamos jugando una partida del Candy Crush. Al final, te hace trabajar la mente igual, pero de manera menos tecnológica. Y no creáis que el juego es fácil. Si bien al principio los retos pueden ser fáciles, llegando un punto, se empiezan a complicar de tal manera que lo que parecían pocas láminas de puzzle, se hacen horas de juego efectivas.

Nos vemos en la próxima.

1 Comentario

  1. Iñaki

    Interesante lo de que sea un juego para uno…

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *