Hoy descubrimos… Primera Clase

La carrera por hacer el mejor ferrocarril entre París y Constantinopla ha comenzado. No va a valer solamente crear la ruta, además, tenemos que luchar contra las demás empresas por hacerlo lo más bonito y glamouroso posible. Así que para ello, vamos a poner todo nuestro dinero e ingenio y superar a todos los demás hombres de negocio. Manos a la obra sin dudar ni un momento, porque hoy descubrimos… Primera Clase.

Veamos que trae el juego dentro de esta caja que en nuestro país edita Devir:

  • 94 cartas de vagón
    • 50 cartas de nivel 0/1
    • 24 cartas de nivel 2/4
    • 20 cartas de nivel 7/12
  • 16 cartas de vagones de correo (4 por jugador)
  • 72 cartas de acciones básicas (24 de cada fase A, B y C)
  • 21 cartas de bonificación final
  • 12 revisores (3 por jugador)
  • 4 fichas de locomotora (1 por jugador)
  • 24 cubos (6 por jugador)
  • 48 monedas
  • 8 tarjetas de locomotora
  • 1 tarjeta de Constantinopla
  • 4 tablillas de juego (1 por jugador)
  • 1 marcador de puntos
  • 1 tarjeta de jugador inicial
  • 1 ficha de jugador inicial
  • 120 cartas de módulo (24 por cada uno de los 5 módulos)
  • 4 cartas de culpabilidad (módulo C)
  • 26 fichas de investigación (módulo C)

Vamos a ver el setup general de este juego:

  • Se cogen todas las cartas básicas del juego (marcadas con una X) y se separan en 3 mazos según su color (verde, azul y rojo). Se escogen 2 módulos (los disponibles son A, B, C  D y E) y se reparten las cartas según su color en los mazos anteriores. Ahora se barajan y se ponen en la mesa. Estas serán las CARTAS DE ACCIÓN.
  • Se separan las CARTAS DE VAGÓN según su valor y se ponen en un mazo. Como las cartas tienen dos valores diferentes (1 por cada cara), la mitad de cartas irá a un mazo, y la otra mitad al otro.
  • Las TARJETAS DE LOCOMOTORA se ordenan por orden ascendente (5, 6, 7, 8, 12, 13, 14 y 15) y se ponen en una pila con el número hacía arriba. La primera carta ha de ser la de valor 5 y la última la de valor 15.
  • Las monedas se dejan en una reserva
  • Cada jugador tiene que recibir 1 tablero personal, 1 moneda, 3 revisores, 1 locomotora, 6 cubos, 4 cartas de vagón de correo y 2 vagones de nivel 0. Uno de los revisores servirá para contar los puntos en el marcador de puntuación.
  • Se barajan las CARTAS DE BONIFICACIÓN FINAL y se cogen tantas cartas como jugadores más 1. El jugador de la derecha del jugador inicial escoge 1 y pasa el resto al siguiente jugador. Así hasta que quede solo una carta, la cual se pondrá con el resto de la pila. De ésta, se sacan 4 y se ponen encima de la mesa.
  • Se escoge el primer mazo de cartas de acción y se colocan las primeras 18 cartas en una matriz de 3 filas por 6 columnas. Al lado de la carta superior izquierda, se coloca la loseta de jugador inicial.

Primera clase dura 6 rondas (2 por cada mazo de color). En cada ronda se dispondrán 18 cartas de acción nuevas. Después de cada 2 rondas, se lleva a cabo una fase de puntuación. Y al finalizar la 3 ronda de puntuación, se llevará a cabo la puntuación final.

Durante la ronda, el jugador coge 1 carta, realiza la acción y pasa el turno al siguiente jugador. Cuando todos los jugadores han cogido 3 cartas de acción, se finaliza la ronda.

ATENCIÓN: cuando de una fila se han cogido tantas cartas como jugadores haya, se decantan el resto de cartas de la fila automáticamente.

El tablero personal de cada jugador tiene las siguientes características, y al hablar de ellas, vamos a ver cuales son las diferentes cartas que nos vamos a encontrar y que afectan a esa zona.

Sección de ruta: 

En la parte superior, iremos colocando las cartas de ruta que saquemos de las cartas de acción, y son la que irán confeccionando nuestra ruta desde París hasta Constantinopla. Inicialmente no tendremos ninguna carta, pero colocaremos nuestra locomotora en el óvalo inicial.

Conforme vayamos adquiriendo cartas de acción en las que aparece un símbolo de locomotora más unas flechas, podremos ir moviendo nuestra locomotora a través de la ruta. En el momento de que no dispongamos de más ruta, se descartará el movimiento y no podremos adelantar la locomotora.

Cada vez que atravesemos el símbolo del reloj en una de estas cartas, podremos puntuar la bonificación que nos aporta cuando llegue la fase de puntuar. Por otro lado, si la locomotora llega a una casilla de puntuación, se suman los puntos automáticamente.

Sección de trenes:

En la parte derecha del tablero del jugador encontramos dos lugares donde iremos poniendo las cartas de vagones de los trenes que tenemos que construir. Siempre empezaremos con una carta de vagón de nivel 0, y para poder añadir más vagones, deberemos hacer la acción con un símbolo que es una flecha apuntando a una carta de vagón de nivel 0.

Además, mediante la acción de aumentar nivel de vagón, que viene representado mediante el símbolo de dos cartas de nivel de vagón que tienen en medio una flecha de transición. Para poder realizar esto hay dos restricciones principales:

  • No puede haber un vagón de un nivel superior a un vagón de su izquierda.
  • En el caso de aumentar de nivel un cagón y tener varias cartas donde aplicarlo, siempre se cogerá el de más a la izquierda.

En esta sección también se llevará a cabo el movimiento del revisor. Mediante la acción de mover el revisor, podremos hacerlo avanzar a través de nuestro tren, lo que nos permitirá aumentar el nivel de cartas a puntuar en la fase de puntuación. Esto se debe a que solo contarán las cartas que ya hayan sido recorridas por el revisor. Si un revisor llegar a la carta de locomotora, pondremos uno de los cubos de nuestro color en la tarjeta de Constantinopla y ganaremos los puntos que indica.

Cabe destacar que cuando pongamos la quinta carta de vagón, automáticamente colocaremos una de las cuatro cartas de correo de las que disponemos, que nos dará en ese momento la bonificación que contenga. Y la décima carta del tren, será la locomotora, con lo que tendremos que coger la que en ese momento esté en lo más alto de la pila, y aplicar las bonificaciones que te ofrezca, ya sea en ese tren o en el otro.

Sección de cartas de acción:

En la parte inferior izquierda iremos poniendo las cartas de acción que vayamos cogiendo y realizando. Esto nos permitirá llevar un control de las que llevamos para la fase final de puntuación.

Además, en esta zona dejaremos los encargos que ya hayamos completado. Las cartas de encargos se consiguen de la matriz de despliegue, y la pondremos a lado de nuestro tablero personal. En cualquier momento de nuestro turno podremos ver completado los requisitos que nos pide, y podremos aplicar la bonificación en ese momento. Y es luego cuando pasamos una carta de encargo a la pila de cartas de acción usadas.

Cabe destacar que los encargos son cartas que añade cada uno de los módulos que ponemos. Y cabe recordar también que cada una de las partidas de Primera Clase, se compone del juego base más dos módulos a escoger. Como las cartas de encargos son específicas de los módulos, será en ese manual donde se expliquen dichos encargos e iconos.

Sección de Monedas:

Las monedas se van colocando en la zona central del tablero de cada jugador. Con ellas, podremos comprar las acciones que tiene debajo cada una de las columnas. Conforme vayamos ganando monedas, las iremos colocando en la primera columna, de abajo a arriba, y una vez llena, rellenaremos las siguientes columnas.

Como decía, para realizar cada una de las acciones, deberemos tener encima monedas disponibles. Además, pagando 4 monedas de cualquier columna, podremos coger una carta de bonificación final. O pagando una moneda, podremos ganar 1 PV.

En su turno, un jugador puede en cualquier momento gastar las monedas que quiera y en el orden que desee.

Al final de la partida, el jugador que más puntos de victoria tenga, será el ganador de la partida y el que haya creado la mejor y más fructífera red de ferrocarriles entre París y Constantinopla.

MÓDULOS

Como escribía al principio de la reseña, para jugar una partida de Primera Clase, se deben escoger 2 módulos de los disponibles. No voy a entrar al detalle en cada una de las mecánicas de ellos, pero veamos en que consisten:

Módulo A – Los encargos

En la parte superior de las cartas de contratos aparecen unos objetivos que se han de cumplir para que se otorguen los beneficios que describen en la parte inferior de la carta. Para ello, por normal general, valdrá con que se lleguen como mínimo a los objetivos, pero si se superan, también se considera conseguido

Módulo B – Famosos y Postales

Con este módulo las cartas de Famosos hacen que se doblen los puntos ganados por las cartas de trenes, y las cartas de Postales doblan los bonus obtenidos por las cartas de ruta. Cuando se coja una carta de famosos, se debe poner debajo de la primera carta de tren que esté libre. En caso de que no puedas colocarla, puedes descartarla y subir de nivel una carta de tren.

Las cartas de Postales son cartas que cuando las cojas, se han de poner bajo las cartas de ruta de nuestro tren. No necesariamente se tiene que poner en el orden que se construyó el recorrido, pero si que una vez que se ponga la postal, ya no se podrá mover. Durante la fase puntuación, la carta de postal nos permite obtener el beneficio por partida doble de la carta de ruta bajo la que esté. En caso de que no puedas colocarla, puedes descartarla y subir de nivel una carta de tren.

Módulo C – ¿Quién es el asesino?

En este módulo se incluyen 4 cartas de sospechosos, de entre las cuales, uno es el asesino. Cada jugador deberá coger una y mantenerla oculta. En partidas para menos de 4 jugadores no importa si nadie coge la carta del asesino o no. Además, se cogerán unos tokens de sospecha y se dejarán todos boca abajo (con el dibujo de lupa hacia arriba). Durante la partida, hay cartas que indican que debemos coger una de estas fichas, y otras que harán que el resto de jugadores cojan una.

Por la otra cara de estas fichas, encontraremos 3 tipos de iconos:

  • Un número determinado de 1 a 3 huellas dactilares.
  • Puntos de victoria
  • Descartarnos fichas de sospecha

Evidentemente, no nos conviene tener fichas de estas en nuestro haber, porque nos hacen muy sospechosos del crimen que se ha cometido. Al final de la partida, primero de todo, el asesino, si lo hubiese, revela su identidad y éste coge 2 fichas más de la reserva. A continuación todos los jugadores dan la vuelta a sus fichas y ejecutan en el siguiente orden las acciones:

  • Anotar puntos de victoria
  • Descartar fichas de huellas con las fichas de destrucción que lo permita si las tiene.
  • Descartar fichas de huellas con cartas de acción que lo permitan.

A continuación, el jugador que tenga más huellas dactilares, es arrestado. Si el asesino no es arrestado, el asesino gana 20 puntos por haber burlado la ley. En cualquier caso, además, el jugador que ha sido arrestado es eliminado del juego y no puede ganar la partida,

Módulo D – Pasajeros y Equipaje

En este módulo, podremos embarcar a pasajeros y equipaje mediante unas cartas específicas. En dichas cartas, los pasajeros aparecen en la parte superior (y se colocarán en el tren superior) y el equipaje aparece en la parte inferior de la carta (y se colocará en el tren inferior). La forma de colocar es siempre en el primer vagón disponible empezando por la izquierda.

Para poder subirlo tienes que cumplir una de las siguientes condiciones (marcada en la carta):

  • Debe ser colocada en un vagón que coincida en valor, o al menos, uno menos.
  • El conductor debe haber pasado por el vagón.

Por cada carta de personaje embarcado ganas 1 moneda cuando vuelvas a colocar un nuevo pasajero. Y por cada equipaje en el tren, ganas 2 puntos extra por cada equipaje que pongas nuevo.

Módulo E – Desvios y Mecanismos

En este módulo jugaremos con el espacio que hay entre el tren superior y el tren inferior, y se colocan en el espacio entre 2 cartas del superior y 2 del inferior.

Los desvíos nos van a dar beneficios en cada fase de puntuación siempre y cuando se haya alcanzado el nivel que indica y el revisor haya, por lo menos, pasado por esas cartas.

Los mecanismos nos aportarán un beneficio inmediato siempre y cuando se cumpla la condición que la sucede.

Opinión del juego:

Estamos ante uno de esos juegos que nos es muy fácil de aprender, pero que aporta muchísimo por los combos que se pueden realizar. Así que vamos por partes. Al tener diferentes modos de obtener puntos, podemos dirigir nuestra estrategia hacia un lado u otro en función de las cartas que vayan saliendo y/o que tengamos disponibles en la matriz de cartas. Esa es la grandeza de este juego, la facilidad con que puedes encadenar combos para puntuar exponencialmente y sumar, por ejemplo, de una tacada, 20 o 30 puntos en un turno.

Este autor ha cambiado la colocación de trabajadores que tenia en su anterior juego de trenes, Russian Railroads, por el draft de cartas en el que cada una de ellas hace que puedas ejecutar una acción. Hemos probado el juego con todo tipo de número de jugadores, y funciona perfectamente, siempre y cuando no haya mucho análisis parálisis.

Porque eso es algo de lo que puede adolecer este título, de que algunos jugadores pueden hacer que el entreturno sea algo totalmente desesperante. Para eso, es imprescindible que los jugadores no activos vayan pensando su estrategia para a la hora de actuar, hacerlo de manera fácil.

Primera Clase es un juego muy bueno. Extremadamente bueno a mi entender. Lo que pasa es que no es un juego de sacar cada dia a la mesa, ya que puede hacer que te canses de combinar los mismos módulos uno y otra vez. Es una de esas joyitas que hay que tomarse a sorbos pequeños.

Nos vemos en la próxima.