Hoy descubrimos… Café Melange

Viena, 1910. La gente se reúne en los cafés del centro de la ciudad para socializar y codearse con los filósofos, literatos, políticos y médicos. La verdad es que es una maravilla poder alternar con gente tan instruía, y por eso, todo el mundo quiere sentarse en la misma mesa en cualquier café, pero el mas importante es el Café Central. Así que vamos a intentar sentarnos a nosotros y nuestro grupo en las mejores mesas y con la mejor compañía. Y pidamos lo de siempre. Hoy descubrimos… Café Melange.

Veamos que contiene esta elegante y bohemia caja que edita Clicker Spiele:

  • 92 cartas de reserva
  • 28 cartas de acción
  • 124 marcadores en 6 colores
  • 40 losetas de visitante
    • 24 clientes
    • 16 personalidades
  • 1 meeple de camarero
  • 1 tablero de juego

En Café Melange deberemos sentar a los visitantes de nuestro color en las sillas para otorgar los puntos que llevan impresos en las losetas. Además, intentaremos que compartan mesa con personalidades de la época, que otorgan multiplicadores. Estas personalidades también las iremos sentando como mejor nos convenga en mesas donde ya tenemos a alguno de nuestros visitantes.

Las losetas de los visitantes normales (las de los colores de los jugadores) tienen un número en la parte superior que indica el número de puntos que otorgan en el momento de sentarse a mesa, y el número de abajo es el número por que el va a multiplicar la casilla de puntuación de puntos extra de una loseta de personalidad importante. La loseta de personalidad importante funciona de igual manera: el número superior es el número de puntos que otorga al instante al jugador que lo sienta, y el número de abajo es el multiplicador junto con el número inferior de la loseta de personaje de jugador. Estos puntos se otorgarán al final de la partida.

Setup

Supondremos para el setup, una partida a 2 jugadores. Para 3 y 4 jugadores la mecánica es la misma y solo se utilizan 2 tipos de marcadores.

Entregamos a cada jugador 10 cilindros, 10 cubos y 10 hexágonos de su color, 4 cartas de reserva, 1 carta de acción 1 un cilindro de su color que pondrá en el track de puntuación. Además, colocaremos 5 personalidades en las sillas del tablero marcado con un 2.

Barajamos las cartas de reserva y tomamos un mazo. De ahí se extraen 4 cartas que se colocarán bocarriba al lado. Coloca el resto de cartas de acción en una pila bocabajo. Colocamos 2 losetas de personalidades al lado del tablero y colocamos los marcadores blancos al lado de una loseta, y las grises al lado de la otra loseta. Colocamos una carta de reserva de la pila, al lado de cada una de las personalidades, y colocamos las piezas en sus respectivas sillas.

La partida se irá sucediendo hasta que coloquemos 21 personas en las sillas, y una vez llegado a este número, se iniciará la ronda final, que consistirá en acabar todos los jugadores el mismo número de rondas.

Durante la partida iremos jugando una serie de cartas que son las que nos permitirán al final, ir colocando nuestras losetas y las de los personajes destacados..

Las cartas de acción

Existen dos tipos de cartas de acción: las cartas de movimiento y las cartas de puntuación. Las cartas de movimiento hacen que el jugador pueda mover personajes o retirar marcadores de las sillas (hecho que se explicará a continuación). Las cartas de puntuación otorgan puntuación inmediata en función de si se cumple la condición que describe la carta.

En total, un jugador podrá jugar durante toda la partida un total de 3 cartas de acción, una por fase de la partida.

Cartas de reserva:

Las cartas de reserva pueden ser de 3 tipos: de color de silla, de color de mesa y de forma de silla. Esto nos lleva a explicar la mecánica principal del juego. Cada jugador debe separar sus marcadores por forma. Debajo de cada montón de marcadores, se jugarán 3 cartas de reserva que han de ser de diferente tipo: una de color de silla, una de forma de mesa y otra de color de mesa.

La primera vez que colocamos una carta en un montón, colocaremos en el tablero los marcadores en las sillas que cumplan esa condición. Por ejemplo, si la primera carta que ponemos es la de silla verde, colocaremos los marcadores en todas las sillas verdes que haya en el tablero. Las restricciones que tendremos en cuenta son:

  • No se colocarán marcadores en sillas donde ya haya una loseta.
  • No puede haber más de 4 marcadores en una misma silla. Si debido a esto no se pueden colocar marcadores, no se podrá jugar esa carta.

La segunda y tercera carta que juguemos en ese mismo tipo de marcadores, servirán para ir quitando y eliminando posibles sitios donde colocar la loseta. Por ejemplo, si la segunda carta que jugamos sobre ese tipo de marcador es de mesa marrón, tendremos que retirar del tablero todos los marcadores que no estén en una silla verde perteneciente a una mesa marrón. En el caso de que quede más de un marcador de ese tipo todavía encima del tablero, deberemos poner una tercera carta de reserva hasta que solo quede un marcador. Cuando esto suceda, pondremos la loseta en esa silla y nos anotaremos los puntos instantáneos que marca, y avanzaremos una posición el meeple del camarero.

Cuando el camarero alcance la posición 21, se iniciará la ronda final.

Turno

En el turno de un jugador, éste puede hacer dos cosas:

  • Jugar de 1 a 3 cartas de reserva y acción: la combinación puede ser 3 cartas de reserva, o 2 de reserva + 1 de acción (siempre y cuando no haya usado ya en esa fase de la partida una carta de acción. Después de jugar las cartas, deberá robar una carta del mazo o de las 4 que hay bocarriba.
  • Robar 3 cartas de reserva o acción: el jugador podrá robar 3 cartas de reserva, o 2 cartas de reserva y 1 de acción.

Al final del turno deberá reponer del mazo, las cartas bocarriba que falten hasta llegar a 4. En el momento que haya 4 cartas del mismo tipo (por ejemplo de forma de mesa), se descartarán y se colocarán 4 más del mazo.

Colocar losetas de personaje:

La manera de colocar losetas de personaje se hace con la misma mecánica que las de jugador. Estos personajes tienen sus propios marcadores. En el momento que un personaje se ha colocado en una silla, se coge una loseta nueva y se pone al lado de los marcadores, se roba una carta de reserva del mazo, y se colocan los marcadores siguiendo las instrucciones antes mencionadas para una primera carta en un tipo de marcadores.

Al final de la partida, se hará el recuento final de los puntos extra que otorgan los personajes colocados en el tablero provenientes de multiplicar su numero por el de las losetas de personajes que compartan mesa con ellos.

Quién tenga más puntos de victoria, gana la partida.

Opinión del juego:

Lo primero que nos puede llamar la atención del juego es que puede parecer una colocación de trabajadores, siendo estos los diferentes marcadores, pero en el momento de leer las instrucciones y jugar los primeros turnos, te das cuenta de que no tiene nada que ver con esa mecánica. Café Melange es un juego matemático. ¿Y por qué digo esto? Porque jugar es muy sencillo, pero jugar bien y optimizar el turno requiere de un conteo mental de los marcadores que puedes quitar en función de las sillas libres y que cumplan las condiciones para que al final, solo quede un marcador de ese tipo en el tablero. Y eso es lo que vamos a buscar, maximizar el número de veces que con las menos cartas posibles, podamos dejar un marcador para poder colocar la loseta.

Esto a mi entender es lo que hace grande este juego, que te hace exprimirte la cabeza y pensar, pensar y pensar. Eso, y la gran interacción que hay entre jugadores, ya que una colocación o retirada de marcadores por parte de otro jugador, puede hacer que tu estrategia varíe enormemente, con lo que siempre es bueno tener una alternativa.

A esto, debo sumarle, personalmente, que el tema me gusta. Si, se que es un abstracto que da lo mismo que sean mesas, que rocas en un bosque, pero es que la ambientación y el arte del juego, es un tema que personalmente me gusta: Austria en la época más literata y filosófica que tuvo. Viene, esa gran capital que reunió a grandes personalidades influyentes.

Si podéis haceros con una copia, cosa difícil ya que no se encuentra editado en nuestro país, no lo dudéis. Es un juego que os va a dejar con ganas de jugar más de una partida seguida, y además, fácil de introducir en todo tipo de grupos de juegos.

Nos vemos en la próxima.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *