Hoy descubrimos… Peloponnes

Llevar civilizaciones hasta la gloria es un concepto que cientos y miles de años después lo vemos con cierta ligereza porque se nos antoja fácil y sencillo. Pero la realidad era otra, porque el hambre, las enfermedades, y las condiciones precarias con las que se afrontaban las desgracias de la naturaleza hacían que la posibilidad de sobrevivir era muy baja. Y si no, pongámonos en la piel de una civilización peloponésica y veremos si conseguimos llegar a ser la mejor. Hoy descubrimos… Peloponnes.

Veamos que contiene esta estimulante caja que edita Iron Games:

  • 20 losetas de edificio
  • 20 losetas de terreno
  • 5 losetas de desastre
  • 16 fichas de desastre
  • 7 losetas de civilización
  • 16 marcadores:
    • 10 marcadores de civilización (2 de cada uno de los 5 colores)
    • 5 marcadores de “+20 objetos lujosos”
    • 1 marcador de flecha
  • 5 tableros personales
  • 25 marcadores de posesión (5 de cada color de jugador)
  • 3 losetas de información de turno
  • 1 loseta de conquista
  • 1 manual de instrucciones

El objetivo del juego es construir la mejor civilización en 8 rondas de juego. Para determinar eso, se medirán 2 formas de puntuación, y la menor de esas, será nuestra puntuación final, pero lo veremos luego.

Para el setup de la partida repartiremos a cada jugador un tablero y una loseta de civilización al azar. En ella marca los recursos iniciales con los que empezará nuestra civilización. Pondremos los marcadores redondos de nuestro color en los diferentes tracks del tablero.

En cuanto a la preparación general, separaremos las losetas de juego en 3 pilas dependiendo de la letra que tengan escrita en su reverso: A, B y C. Cada una de las pilas llevarán las losetas mezcladas y bocabajo. Además colocaremos las 5 losetas de desgracia natural justo debajo.

También cada una de las rondas del juego se sacarán las losetas de de juego de una forma concreta dependiendo del número de jugadores. Las losetas las cogeremos primero de la pila A, y cuando se gaste la B y la C. Pondremos en una fila el mismo número de losetas que número de jugadores en la partida. Y en otra fila, la loseta de Conquista seguida por el número de losetas indicadas hasta llegar a 5.

Es decir, para una partida de 2 jugadores, pondremos 2 losetas de juego, y en la fila de la loseta de Conquista pondremos 3 losetas de juego más.

A continuación ponemos la ficha de flecha seguido por 1 ficha de color de cada jugador en el orden que establezcamos. Por último, ponemos en un montón todas los marcadores de monedas, y otro grupo con las fichas de desgracia natural

El turno de juego es muy sencillo y se repiten a lo largo de las 8 rondas:

A.  Revelar losetas

En la ronda inicial esto no hace falta porque ya lo hemos hecho en la preparación inicial, pero el modo es el mismo que se ha explicado antes: se ponen tantas losetas como jugadores haya, y en la fila de la loseta de conquista, ponemos tantas como sean necesarias hasta llegar a 5.

Al final de la ronda, quitaremos las sobrantes y empezaremos otra vez.

B.  Puja por losetas

Empezando por el jugador inicial pujaremos por la loseta que queremos. La puja mínima está indicada en la parte inferior izquierda, y las losetas de la fila de la loseta de Conquista valen 3 monedas más extra. Cada jugador pondrá las monedas encima de su ficha de color encima de la loseta. En el caso de que otro jugador apueste más por esa loseta, se la llevará el jugador que más dinero apueste.

Una vez todos los jugadores han apostado por una, la cogen, pagan y llevan la loseta a su zona individual.

Nota: Solo podemos pujar por losetas de recursos que coincidan con la ultima loseta de recurso que tengamos en nuestra civilización.

C.  Ajustar orden de turno

La persona que más ha pujado será la persona que pujará primero en la siguiente ronda. El resto de jugadores serán los siguientes al jugador inicial.

D.  Añadir loseta a nuestra civilización

Si la loseta que hemos adquirido es una loseta de recursos, la pondremos a la derecha de nuestra loseta de civilización. En cambio, si hemos adquirido una loseta de edificio (que diferenciaremos porque tienen un nombre), la pondremos a la izquierda de la loseta.

E.  Incrementar población y ganancia única

La loseta que hemos comprado nos dará unos recursos instantáneos que deberemos ajustar en esta fase de la ronda en los marcadores de nuestro tablero individual. Estos recusrsos se indican en la parte superior derecha de la loseta. Además, también puede que nos dé un número de personas que deberemos ajustar también en nuestro tablero individual

F.  Ganar recursos recurrentes

Sumaremos los recursos que tenemos en la parte inferior de nuestras losetas ya compradas y ajustaremos los valores en nuestro tablero individual.

En el momento que uno de los tracks llegue al máximo, subiremos el marcador de sobreproducción que es el que viene indicado por las vasijas. Si en algún momento necesitamos un recurso en concreto, podremos vender 2 vasijas por 1 recurso cualquiera. En el momento que lleguemos al máximo, cogeremos una ficha de “+20”.

G. Revelar ficha de desastre.

En el juego hay 5 tipos de desastres y 3 fichas de cada uno de ellos, más 1 ficha que no tiene nada. al final de cada turno, se revelan 2 fichas de desastre. En el momento que un desastre tenga sus 3 fichas descubiertas, se activará su acción que siempre va a ir en contra de los recursos de los jugadores.

Ronda de suministros

Si al revelar losetas nos aparece una con el símbolo en la parte inferior central de persona igual a comida, deberemos pagar antes de nada la cantidad de comida en función de las personas que tengamos en nuestra civilización. En el caso de no llegar, deberemos hacer retroceder el marcador de personas. Por ejemplo, en el momento de revelar la loseta, una civilización tiene el marcador de personas en 18 y el marcador de comida en 14. Deberá pagar los 14 de comida, y como no tiene suficiente, bajar el marcador de personas de 18 a 14. También se puede pagar con el marcador de vasijas en una proporción 2 a 1 como se ha explicado antes.

Al final de la partida, cada civilización sumará los números que tienen todas sus losetas en la parte superior central más 1 punto por cada 3 monedas que tenga. Además, también multiplicará por 3 el número de personas que tenga. Su puntuación final será la menor de entre esos 2 valores calculados.

El jugador que más puntos tenga al final de la partida, se convertirá en la civilización más próspera.

Opinión del juego:

Nos encontramos ante un juego de creación de civilizaciones pero creo que en un formato muy acertado para esos momentos en los que gustas de jugar esa temática pero no tienes tiempo ni ganas de comerte la cabeza con un Through the Ages, pero no quieres algo tan ligero como un Un Imperio en 8 Minutos, pues tienes un título perfecto para ese grado de profundidad.

Hemos jugado varias veces y tengo la sensación de esos juegos de Uwe Rosenberg en los que dar de comer se convierte en un momento comprometido, y como no controles ese aspecto desde el principio, te puede llevar al traste la partida. Si, puedes acabar con mucha cantidad de recursos de otro tipo pero llega un momento que no sirve de nada, porque no te va a dar nada para ganar la partida. Eso si, no los descuides porque conforme van pasando las rondas, los costes de producción de edificios van aumentando, y perder una ronda de construcción por falta de recursos da mucha mucha rabia.

Juego que puedes sacar a todo el mundo. Puede ser un juego muy bueno para introducir la temática a gente nueva. Adamás, un juego con una duración tan controlada, hace que puedas echar más de una partida seguida sin quemarlo.

Por último, una de las cosas que más nos ha gustado y sorprendido es precisamente esa manera de puntuación final. Es decir, no puedes descuidar ni la población ni la puntuación de losetas, porque como abandones cualquiera de las dos, tu puntuación final será esa, con lo que has de mantener las dos siempre lo más altas posible.

Nos vemos en la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *