Hoy descubrimos… Between two cities

Cuando se es un planificador, arquitecto y constructor con mucho caché, al final pasa lo que tiene que pasar, y es que varias ciudades se te rifen para asesorarles en sus proyectos. Cualquier otro debería focalizar todos sus esfuerzos en una sola tarea y empresa, pero claro, nosotros somos diferentes. Así que nos vamos a embarcar en dos proyectos a la vez, eso si, pero la ayuda en cada ciudad otra persona del gremio. Al final, esto es como estar entre Pinto y Valdemoro. Hoy descubrimos… Between two cities.

Veamos que contiene esta cuadrada y pesada caja que en nuestro país edita SD Games:

  • 1 tablero de puntuación
  • 108 losetas de edificaciones
  • 24 losetas dobles
  • 14 fichas de ciudad
  • 1 reglamento
  • 7 cartas de referencia
  • 15 cartas para determinar el orden al azar

Between two cities tiene una versión para jugar en solitario, y para poder hacerlo, trae unos componentes que solo se utilizarán en esa modalidad de juego

  • 1 libro de reglas
  • 20 cartas automa
  • 3 cartas con nombre

Durante el juego iremos construyendo 2 ciudades, una a nuestra izquierda y una a nuestra derecha. La construcción de éstas la compartiremos con el jugador de nuestra izquierda y de la derecha respectivamente. Al final de la partida, una vez hayamos escogido y colocado las diferentes losetas, en cada una de las rondas. De las puntuaciones de las 2 ciudades, la nuestra será la menor de las dos. Con esa puntuación competiremos con el resto de jugadores para ser el mejor constructor.

En esta reseña se va a explicar la versión de 3 a 7 jugadores porque es la que engloba todas las mecánicas

Setup:

El juego nos proporciona una serie de cartas de orden en la mesa. Es decir, nos sentaremos alrededor de ella en función de la ciudad en la que hayamos nacido si es que ha salido esa carta.

Colocamos una ficha de ciudad en el espacio que hay entre jugadores. Ese será el espacio donde se irá construyendo la ciudad. Las parejas de las fichas utilizadas se pondrán en el marcador de puntuación, que dejaremos en el centro de la mesa.

Barajamos las losetas dobles y las ponemos en una pila bocabajo al lado del tablero de puntuación. Las losetas de edificaciones las pondremos bocabajo dentro de la caja y las barajaremos.

Y ya podemos empezar la partida.

El juego se desarrolla en 3 rondas. Cabe destacar que al final de estas, cada ciudad se debe componer de un cuadrado de 4 x 4 losetas, con lo que no podrá tener otra forma que no sea la adecuada. En cuanto a las rondas, lo mejor será que expliquemos las rondas una por una aunque son muy sencillas:

  • Ronda 1. Cada jugador coge 7 losetas de la caja. Deberá realizar las siguientes acciones por orden:
    • Elegir 2 de ellas que pondrá bocabajo frente a si. Las 5 losetas restantes las dejará en una pila bocabajo en el espacio entre él y el jugador de la izquierda, para a continuación poner la ficha de ciudad para remarcar que ya ha elegido.
    • Revelar: todos los jugadores a la vez revelan sus losetas escogidas.
    • Colocar: cada jugador deberá decidir en que ciudad pone cada loseta. Esta decisión puede tomarse en consenso con el jugador al que también le afecte la ciudad.

Ahora cada jugador cogerá la pila de su derecha y se repetirá el mismo proceso. Cuando solo quede una loseta, esta se descartará. Al final de la ronda 1 cada ciudad deberá tener 6 losetas.

  • Ronda 2. Cada jugador coge 3 losetas dobles de la pila que está al lado del tablero. Deberá escoger 2, y colocar la tercera debajo de la ficha de ciudad de su izquierda. Luego se revelan y se decide a que ciudad irá cada loseta como en la ronda anterior. La loseta doble de su derecha se descartará.

Al final de esta ronda, las ciudades tendrán 10 espacios ocupados.

  • Ronda 3. Igual que la ronda 1 pero en dirección contraria. Es decir, dejaremos las losetas sobrantes bajo la ficha de ciudad de nuestra derecha y cogeremos las losetas de debajo de la ficha de ciudad de nuestra izquierda.

Colocación de losetas:

La colocación de las diferentes losetas da una puntuación por lo que cada tipo de edificación será diferente. Veamos como puntúa cada una de ellas.

Tienda: Las tiendas puntúan cuando están colocadas conectadas en linea recta, y en función del número de ellas, puntuarán 2 | 5 | 10 | 16 puntos

Fábrica: La ciudad que tenga más losetas de fábrica, puntuará 4 puntos por loseta. La segunda ciudad, 3 puntos por loseta. En el resto de ciudades, 2 puntos por loseta.

Tabernas: Las tabernas tienen diferentes iconos que representan diferentes tipos de ellas (en concreto hay 4), con lo que cada ciudad puntuará por cada lote de tabernas distintas 1 | 4 | 9 | 17 puntos.

Oficinas: Las oficinas puntúan por el número de ellas que haya en cada ciudad (con un máximo de 6 por lote), y estas darán 1 | 3 | 6 | 10 | 15 | 21. En caso de una séptima carta, ésta empezará un nuevo lote. Además, en el caso de que una oficina esté al lado de una taberna se le asignará +1 punto extra.

Parques: Los parques puntúan en lotes conectados de losetas. Es decir, 1 parque son 2 puntos, 2 parques conectados son 8 puntos, 3 parques conectados son 12 puntos. Del cuarto parque en adelante, solo va sumando 1 punto más ( 2 | 8 | 12 | 13 | 14 | …). No hace falta que estén en linea recta, solo que estén conectados por un lado.

Casas: Cada loseta de casa puntuará 1 punto por cada tipo diferente de loseta que haya en la ciudad (no se cuentan las casas). Pero además, si una loseta de casa está pegada a una fábrica, ésta puntuará solo 1 punto indiferentemente de lo anterior.

Al final de la partida, la puntuación de cada jugador será la puntuación menor de entre las dos ciudades en las que ha participado. El jugador con más puntos, gana la partida.

Opinión del juego:

Between two cities es un juego de construir ciudades, eso es impepinable. Lo que marca la diferencia respecto a otro a otros juegos de este tipo es que la mecánica de draft, que para los que se nos da mejor el idioma de Cervantes, es ese tipo de juegos en el que coges una serie de cartas o losetas, escoges un número concreto, y pasas el resto al jugador de tu lado, recibiendo a la vez las que ha soltado el jugador de tu otro lado.

Esto le da un toque estratégico al juego, porque al elegir las losetas para construir las ciudades, tienes que pensar también en las que vas a soltar para que el otro jugador pueda escoger las losetas que te interesen para la ciudad que compartís. Vale, si, ahí entra el azar, porque puede ser que ni las seleccione para colocar, con lo cual, la estrategia se te va a la porra, pero si eso no ocurre, vale la pena vivir la experiencia de intentar que otro jugador use esa loseta que tiene en la mano en vuestra ciudad y no en la que comparte con el otro jugador.

A la vez, deberás estar atento a lo que hace el jugador de tu otro lado, con lo que no es bueno malgastar mucho tiempo convenciendo a un jugador, porque debes ir rápido a la negociación y colocación de la otra ciudad.

Es un juego de contar. Creo que el buen jugador irá contando en todo momento la cantidad de puntos que va consiguiendo en cada ciudad para no descolgarse en la puntuación de una de ellas, ya que como hemos visto antes, solo nos va a contar la puntuación de la ciudad que tenga menos puntos de las dos. Eso nos va a obligar a rompernos la cabeza y poder optimizar la colocación.

En definitiva, no es un juego complicado ni enrevesado, y se puede jugar con todo tipo de jugadores, además de niños que ya estén avezados en eso de contar y poder optimizar (que sinceramente no tengo ni idea de que edad es). Sea como fuere, es un juego que en sobremesas y tardes familiares creo que puede funcionar muy muy bien cuando no buscas un juego con peso. Nosotros lo hemos jugado en un grupo de 6 jugadores y nos ha funcionado muy bien, ha habido discusiones divertidas e incluso se han llegado a ofrecer servicios domésticos ilimitados durante un tiempo finito a cambio de una loseta en un momento determinado.

Un saludo,

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *