Hoy descubrimos… Kahuna

Los sumos sacerdotes se tienen que disputar el poder de la magia, pero la única manera va a ser controlando todas las islas que componen el archipiélago. Para ello, deberán demostrarse el uno al otro quién domina más islas construyendo puentes y poniendo su piedra de su color. No va a ser fácil, porque las malas artes siempre pueden estar presentes. Así que, hoy descubrimos… Kahuna.

Veamos que contiene esta pequeña caja que edita Kosmos:

  • 1 tablero de juego
  • 50 palos de madera (25 blancos y 25 negros)
  • 20 piedras Kahuna (10 blancas y 10 negras)
  • 24 cartas de isla (2 de cada una de las islas)

El setup de la partida es muy muy sencillo. Se le reparte a cada jugador las piedras Kahuna y los palos de madera de su color. Se coloca en el centro de la mesa el tablero, y cerca de él pondremos una pila con las cartas de isla. Pondremos 3 descubiertas justo al lado, y del mazo, repartiremos 3 cartas iniciales a cada jugador, que compondrá su mano inicial.

En Kahuna tendremos que colocar nuestros puentes en los diferentes enlaces entre islas para, una vez controlemos la mayoría de ellos, poner una de nuestras piedras Kahuna en ella para reclamar la isla como nuestra. La partida se desarrolla en 3 fases.

El ganador de la primera ronda ganará un punto. El ganador de la segunda, 2 puntos. Y el ganador de la tercera ronda ganará la diferencia entre rocas en juego de los dos jugadores.

Durante el turno de juego, cada jugador deberá realizar una de las siguientes acciones:

  • Construir un puente: el jugador descartará una de sus cartas de isla para construir un puente en cualquiera de las conexiones de esa isla. Podrá jugar de 0 a 5 cartas de su mano.
  • Quitar un puente contrario: el jugador podrá descartar 2 cartas de su mano para destruir un puente del jugador contrario. Por ejemplo, para quitar un puente entre Duda y Aloha, podremos descartarnos de una carta de isla de cada una de ellas, 2 cartas de la Duda, o 2 cartas de Aloha. Solo se puede quitar 1 puente por turno.
  • Descartarse de una carta: se descarta de las cartas que quiera y se pondrán bocabajo en la pila de descartes.

Después, deberá coger una carta o de la pila, o de las cartas reveladas, y rellenar el hueco.

En el momento en que un jugador controle la mayoría teórica de conexiones de una isla, el jugador colocará una piedra Kahuna. De igual manera, en el momento en que se pierde esa mayoría, se retira la piedra.

Cuando al final de una ronda se han cogido todas las cartas de la pila y las descubiertas, se hace el conteo de piedras y se otorgan los puntos. Para la preparación de la siguiente ronda, cada jugador mantiene las cartas de su mano, se mantienen los puentes y piedras que haya en juego, y simplemente se baraja la pila de descartes y se vuelve a colocar en una pila de robo.

Al final de la partida, el jugador con más puntos, será el ganador de la magia de Kahuna.

Opinión del juego:

Kahuna forma parte de una serie de juegos que tiene Kosmos para 2 jugadores. La verdad es que este título es un clásico que no defrauda. Si, es un abstracto y poco importa el tema, por no decir nada, pero la experiencia de juego es tan buena, que todo lo demás sobra.

Una de las mejores cosas que tiene el juego es que en un solo movimiento cambia el ganador de una ronda, pero para ello es necesario pensar los movimientos adecuados ya que cada isla tiene diferentes conexiones. Si además, podemos ir contando las cartas que han salido de cada una de las islas, podremos hacer una estrategia más elaborada.

Y de eso precisamente va el juego, de generar una estrategia que puede ir cambiando durante las rondas. La primera decisión que habrá que tomar es si construimos o destruimos. Hay que tener en cuenta que construir solo vale 1 carta, y destruir vale 2, con lo que si el otro jugador tiene una carta de una de las 2 islas donde se ha destruido el puente, puede deshacer lo que hemos hecho con mucha facilidad.

Kahuna es un imprescindible, y si tenéis oportunidad de mirar los títulos de toda la colección, yo personalmente, os lo recomiendo.

Nos vemos en la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *