Hoy descubrimos… Bohnanza

Hace un día espectacular para ir al campo y atender nuestro cultivo de judías, ese que llevamos tiempo queriendo sacar adelante y que nos va a reportar pingües beneficios (¿alguien alguna vez ha usado el adjetivo pingüe con otro nombre? En fin…). Pero las judías son muy suyas, y solo van a querer ser plantadas con las de su misma variedad. Si, ya lo sé, todos respetamos a las judías y vamos a tenerlas contentas. Hoy descubrimos… Bohnanza.

Veamos que contiene la icónica caja de este juego que edita en nuestro país Mercurio:

  • 157 cartas de judías
  • 39 cartas de cosecha
  • 7 cartas de primer campo de judías
  • 7 cartas de segundo campo de judías
  • 7 cartas de tercer campo de judías
  • 1 manual de instrucciones

El objetivo del juego es cultivar campos de judías para luego venderlas y coger los beneficios que otorgue cada variedad. Cuando el mazo de robo se agote 3 veces, se desencadenará el final de partida, y el jugador con más monedas, será el ganador de la partida.

Setup:

El setup de la partida es muy sencillo. Separaremos las cartas de campo por su número (1r campo, 2º campo y 3r campo), y repartiremos a cada jugador una carta de 1r campo y otra de 2º campo. Las de 3r campo se dejan aparte porque se podrán adquirir durante la partida compándolo por 3 monedas. Barajamos bien las cartas de judías y las ponemos en un mazo. De ahí cogeremos y repartiremos a cada jugador 5 cartas que será su mano inicial.

A partir de aqui, ya podemos empezar a plantar.

Lo primero que cabe destacar es que el orden en que recibamos las cartas en nuestra mano, en este juego importa, porque iremos jugando siempre por orden de derecha a izquierda, y las que robemos, se tendrán que añadir a la izquierda de la mano. Esto es importante para la mecánica del juego.

El turno de cada jugador consta de 4 fases:

  • Plantar cartas de judía: En esta fase podremos plantar las cartas que tengamos en nuestra mano pero siempre de derecha a izquierda. La restricción que hay es que en cada campo solo podemos plantar judías de una misma variedad. En el caso de que no podamos plantar más porque no coincidan con las que ya estan plantadas, pasaremos a la siguiente fase.
  • Coger, negociar y dar judías: en esta fase, el jugador roba 2 cartas del mazo y las pone visibles enfrente de la mesa. Si decide quedárselas, pasará a la siguiente fase del turno. Si no puede, podrá negociar con ellas ofreciendo un intercambio con otros jugadores, o regalarlas. Si decide negociar, el jugador activo podrá negociar con estas 2 cartas y las que tiene en su mano (cosa que le valdrá para quitarse las siguientes cartas de su mano que le vengan y no le interesen). Si nadie quiere negociar, el jugador activo tiene la posibilidad de regalarlas, pero evidentemente, el jugador al que se las han ofrecido puede rechazarlas. Si nadie las quiere, y no hay intercambio, el jugador activo se las debe quedar.
  • Plantar judías conseguidas: en esta fase, todos los jugadores deberán plantar inmediatamente las cartas que han recibido por medio de intercambio o regaladas, incluido el jugador activo si no ha podido deshacerse de ellas o se las quedaba para sí porque le interesaba. En el caso de que no tenga espacios libres, deberá cosechar uno o varios campos para poder plantar las nuevas, porque plantar en esta fase es OBLIGATORIO. Evidentemente, al cosechar, recibirá las monedas indicadas en la carta dependiendo del número de cartas de cada tipo.
  • Coger nuevas cartas de judías: en esta fase el jugador coge del mazo 2 cartas y las añade a su mano por la parte dela izquierda, y pasa el turno al siguiente jugador.

Esta caja trae las cartas de cosecha, que son una manera de obtener puntos extra. Todas las cartas de cosecha se barajan y se ponen en un mazo bocabajo. Cada jugador al inicio de la partida cogerá una de las cartas y la pone en la parte izquierda de su mano. Las cartas muestran 2 números. Si en algún momento del turno del jugador activo, éste tiene dos campos con el número exacto de judías que marca la cosecha, el jugador enseña la carta y la pone bocabajo como una moneda más.

Cuando el mazo de robo se ha jugado 3 veces, acaba la partida. Y el jugador con más monedas será el mejor agricultor y por tanto el ganador.

Opinión del juego:

Bohnanza es un juego de cartas como puede haber muchos de este estilo, lo que no quita todo lo demás. Así que visto así, ¿Que puede ser todo lo demás? ¿Por qué este juego y no otro?

Pues hay varias razones desde mi punto de vista que lo hace un gran juego en su rango. Una de ellas es que lo mejor que tiene este juego son sus mecánicas. cosas tan simples como tener que jugar siempre las cartas de tu mano de derecha a izquierda hace que tengas que planificar tu turno y alguno siguiente para no tener que cosechar antes de tiempo ni regalar más de lo necesario, y por lo tanto, perder ventaja. Simplemente esto ya me parece muy interesante.

Otro de los factores que me interesa del juego es la mecánica del intercambio. Todo el mundo ve, por un lado las cartas que tienes sobre la mesa y con las que posiblemente vas a comerciar, y por otro lado, añade la mecánica de bluff al hacer que el jugador activo pueda negociar con cartas de su mano, que en esta ocasión, nadie puede ver.

Y tercero, parte de la estrategia que comentábamos antes viene dada porque si no puedes plantar las obligatorias por falta de espacio, deberás cosechar, con lo que si aún no querías hacerlo para ver si te venían mas cartas de ese tipo de judías y poder ganar mas dinero, te deberás fastidiar. Brutal.

Y por último, es un Uwe Rosenberg. Yo de este autor, cuando empecé en los juegos de mesa, lo conocía por Agrícola y Caverna (más tarde muchos más), pero cuando vi en la caja que salía su nombre, cuanto menos, me llamó la atención. ¿Podía este hombre hacer un juego de cartas cuando yo lo conocía de eurogames mas durillos? La respuesta la tuve después de la primera partida: SI. Y un si con mayúsculas porque es un juego que nos encanta y no defrauda para nada.

Además, una cosa que a mucha gente a lo mejor no le pueda parecer importante pero a mi si, es que se pueden jugar hasta 7 jugadores, con lo que para cenas con más gente, es un título que tiene muchísimas posibilidades de poder sacar a jugar.

Nos vemos en la próxima.

 

1 Comentario

  1. Iñaki

    la judía se parece a los risketos pero en verde jajaja

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *