Hoy descubrimos… Viticulture Edición Esencial

La vida en la Toscana es maravillosa. Tenemos un clima estupendo, un ambiente sosegado y nos espera una vida larga en nuestra casa con viendo a la familia crecer. Todo estupendo para dedicarse a uno de los negocios más bonitos del mundo: hacer vinos. Vamos a meternos en faena e intentar hacer los mejores caldos de la región compitiendo con el resto de productores. Hoy descubrimos… Viticulture Edición Esencial.

Veamos que contiene esta maravillosa edición que en nuestro idioma llega de la mano de Maldito Games:

  • 42 cartas de vid (dorso verde)
  • 36 cartas de pedido de vino (dorso lila)
  • 38 cartas de visitante de verano (dorso amarillo
  • 18 cartas de terreno (6 de cada valor 5, 6 y 7)
  • 24 cartas de Automa
  • 36 cartas de papá y mamá (18 de cada)
  • 1 tablero
  • 6 tableros individuales
  • 30 meeples de trabajador (5 de cada color)
  • 6 meeples de trabajador grande (1 de cada color)
  • 1 meeple de trabajador temporal
  • 50 fichas de cristal de uva y vino
  • 6 marcadores de gallos de despertar (1 de cada color)
  • 6 marcadores de tapones de corcho (1 de cada color)
  • 6 marcadores de botella de vino (1 de cada color)
  • 48 fichas de estructura (8 diferentes de cada uno de los 6 colores)
  • 72 monedas
    • 52 de valor 1
    • 12 de valor 2
    • 8 de valor 5
    • 1 ficha de primer jugador
    • 1 reglamento
    • 1 guía de referencia rápida

En Viticulture tendremos que, a lo largo de rondas que representan las diferentes estaciones de un año, ir gestionando nuestro viñedo desde la creación de estructuras de cultivo, pasando por el cultivo de las vides, recolección de la uva, creación del vino, y finalmente la venta de este. A través de las diferentes acciones, el jugador que primero llegue a 20 puntos se proclama campeón de la partida.

Setup

El setup de la partida es muy sencillo en comparación a lo que dura este juego, cosa que se agradece. Se barajan los mazos verde, amarillo, lila y azul por separado y se pone cada pila bocabajo en el tablero general que previamente hemos puesto en medio de la mesa.

Cada jugador recibe todos los marcadores y meeples de su color, además de un tablero individual de viñedo. Se barajan las cartas de mamá y papá y se reparte una de cada a cada uno. Esto marcará los recursos iniciales de cada jugador. Una vez entregados, se retiran todas las cartas de mamá y papá.

Por último, cada jugador coloca su tapón de corcho en el marcador de puntos de victoria en la casilla INICIO, su gallo cerca de la tabla de despertar, y su botella de vino en el centro del marcador de pago residual. Ya lo tenemos todo listo para empezar la partida.

El juego se desarrolla en las 4 estaciones del año, y en cada una de ellas llevaremos a cabo unas acciones que pasaremos a explicar a continuación.

Primavera:

Durante esta estación, empezando por el jugador inicial y en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador pondrá su marcador de gallo en la columna que más le interese. Estos números marcarán el orden en que ejecutarán las acciones en durante todo el año, siendo el número 1 el que juegue antes, y el 7 el último. Para compensar, mientras mas tarde juguemos, más bonificaciones nos da el juego.

Verano:

Durante el verano solo podremos colocar los trabajadores de los que dispongamos en las acciones del tablero principal que tengan las casillas amarillas. En función del número de jugadores se habilitarán más o menos casillas por acción. Los jugadores colocan el trabajador pequeño en la casilla e inmediatamente deben ejecutar la acción.

Además, disponen de un trabajador grande que puede ir en cualquier acción aunque esté ya ocupada.

Las acciones disponibles en verano son:

  • Robar carta de vid: permite robad una carta del mazo verde, lo que nos otorga una variedad de vid para plantar
  • Hacer un tour: permite obtener 2 monedas enseñando nuestro viñedo a visitantes.
  • Construir una estructura: nos permite construir una de las estructuras que tenemos disponibles, lo que nos ayudará a poder plantar mejores vides.
  • Jugar carta de visitante: podremos jugar una de las cartas de visitante que tengamos en la mano y aplicar sus efectos.
  • Vender uvas: en el caso de que ya tengamos uvas en nuestros lagares, nos bonificará con el dinero correspondiente. También podemos utilizar esta acción para comprar o vender un terreno, siempre y cuando estén libres de cartas de vid.

Otoño:

Durante el Otoño cada jugador cogerá una carta de visitante de verano o de invierno (dorso amarillo o azul respectivamente). Estas cartas aportan unas condiciones que generalmente nos permiten obtener unos beneficios que dependiendo del momento nos puede interesar o no.

Invierno:

Durante el invierno tendremos la oportunidad de colocar nuestros trabajadores en las acciones que nos permitan poder hacer la segunda parte de la producción del vino, entre otras cosas. Así pues, las acciones son:

  • Robar una carta de pedido: estas cartas permiten adquirir objetivos de vino que tenemos que cumplir. Una vez los vendamos, obtendremos PVs.
  • Cosechar un terreno: aqui nos permitirá cosechar uno de los terrenos que tenemos con vides plantadas. Lo que obtendremos será el número total de uvas cuyo valor sea la suma de los diferentes tipos. Por ejemplo, el la imagen más abajo, tendríamos una uva de vino tinto de valor 2 y una uva de vino blanco de valor 3.

  • Formar un trabajador: esta opción nos va a permitir, pagando, coger un nuevo trabajador de la reserva, que estará disponible al año siguiente.
  • Jugar una carta de visitante de invierno: aquí podremos jugar una carta de visitante de invierno (reverso azul) de nuestra mano.
  • Producir vino: esta acción nos permitirá convertir las uvas de nuestro lagar en vino que almacenar en nuestras bodegas.
  • Completar pedidos: una vez tengamos vino en las bodegas, si tenemos el tipo de vino que nos pida alguna de nuestras cartas de pedido, yendo a esta acción, podremos venderlo y coger los beneficios que nos otorgue dicha carta.

Final de año:

Al final del año, tendremos que hacer un pequeño “mantenimiento”:

– Envejeceremos un nivel nuestras uvas y vinos

– Recuperaremos nuestros trabajadores

– Cobraremos las monedas que marque nuestro marcador en el track de pago residual

– Nos decantaremos de carta de nuestra mano hasta tener un máximo de 7.

Además, hay 2 acciones que podemos realizar independientemente de si estamos en verano o en invierno:

  • Gana: es la imagen de la carreta. Aquí podemos venir siempre que queramos para cobrar 1 moneda de la reserva, y se puede ir con tantos trabajadores como se quiera.
  • Desarraigar: si tenemos el yugo construido en nuestro tablero, podremos desarraigar una vid de un terreno que queramos. Esto puede ser útil si tenemos la intención de vender un terreno.

El primer jugador que llegue a 20 puntos desencadena el final de partida, lo que hará que todos los jugadores deban completar ese año. Al final, el jugador con más puntos, gana la partida.

Opinión del juego:

Viticulture es un eurogame en toda regla y con todas las letras. Está hecho de una manera que hace que tengas que pensar mucho tus movimientos y acciones para que un turno no sea en balde. Pero vamos a analizar un poco más esto.

Lo primero que llama la atención y que a mi modo de entender es una maravilla, es que las acciones solo se puedan realizar un determinado número de veces en función del número de jugadores. Esto hace que todo lo demás cobre importancia. Por ejemplo, el hecho de ponerte de los primeros en el track de despertar (los gallos). El perder la oportunidad de hacer una acción en invierno porque ya esté usada, hace que posiblemente, si no tienes el trabajador grande, tengas que esperar un año entero para poder realizarla.

Además, otra cosa que me parece muy acertada y medida, es que el proceso de producción total del vino está dividida en todo el año, con lo que la obtención de vides y plantación de estas se hace en verano, y la cosecha, producción del vino y la venta de este se hace en invierno. Nos va hacer apretarnos el cerebro para cuadrarlo todo, y eso sin pensar en las tentaciones que tendremos de usar uno de nuestros trabajadores para otras cosas como obtener dinero o usar cartas de visitantes.

Y ahora es cuando entro en 2 de los temas que más me han gustado del juego. El primero de ellos son las cartas de visitantes. Creo que esto es lo que le da rejugabilidad al juego y nos permite disfrutar cada partida de manera diferente. Hay muchas cartas. Pero muchas, y es en un juego donde este tipo de cartas ofrecen condiciones extra a las accones normales, me encanta. Sencillamente, me encanta.

El segundo tema es más una apreciación personal. Viticulture es de esos juegos que una vez has acabado la partida, recoges el juego, lo guardas, pero por alguna razón, se te queda algo dando vueltas en la cabeza. En este caso, ese algo era la obtención de puntos de victoria respecto al tema. Ya se que me vais a decir que en un euro, el tema no importa, o que importa menos. Pero yo tengo la manía de justificar cada acción de la mecánica con su tema. Si no le encuentro relación, no me convence el juego. En este caso, tras la primera lectura del manual interpreté que Viticulture era un juego en el que teníamos que convertirnos en el mejor productor de vino, que es lo que nos daría los puntos de victoria, y nos haría ser vencedores. Pero claro, tras la primera partida, y ver que los puntos de victoria venían de muchos y diferentes sitios, me hizo plantearme si el tema estaba pegado o si no me convencía que la fuente principal de puntos fuesen los vinos. Así que me fui al manual y revisé un párrafo donde venía a decir que Viticulture no es un juego donde prime el hacer y exportar los mejores vinos. Es un juego donde va a ganar el que mejor viñedo tenga. Y ahí cobró todo el sentido. Porque subir de manera homogénea todos los aspectos de tu viñedo es lo que hará que tengas más reputación, y para mi eso justifica la forma de conseguir los PVs.

Por último me gustaría hablar de la cuna del juego, esos aspectos siempre tan desconocidos. Genial. Lo clava para que puedas guardarlo todo y los demás componentes como tablero y demás queden perfectamente puestos encima. Por último, una mención especial a las monedas de metal que se venden aparte. Nunca he sido de comprar este tipo de elementos completistas, pero tengo que decir que la experiencia de juego cambia. No os puedo explicar por qué. No sé si por el ruido que hacen, si por ver las monedas tan brillantes… Hace que quieras dinero y que lo quieras ya.

En definitiva, un gran euro de peso medio, con partidas rápidas, y mas, conforme vas sabiendo lo que quieres hacer, pero que a 6 jugadores no es bueno jugarlo con jugadores con mucho AP. Si te gusta el tema y los euros donde hay que estrujarse el cerebro, no te lo puedes perder.

1 Comentario

  1. Fredovic

    Muchas gracias, excelente reseña.

    Muy clara, con su parte de información y su parte de opinión.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *