Hoy descubrimos… Cat Box

Los gatos vuelven a la web. En esta ocasión vienen a quedarse con la mayor cantidad de cajas posibles. No vamos a entrar como en otras ocasiones a leer un texto de ambientación sobre el tema del juego, porque es tan abstracto que hasta me cuesta. De la misma manera os digo que es uno de los fillers que mas pique me han generado y partidas seguidas hemos echado. Pero no adelantemos acontecimientos. Hoy descubrimos… Cat Box.

Veamos que trae esta colorida caja que en nuestro país edita Second Gate Games:

  • 6 cartas de identidad
  • 48 cartas de cat Box
  • 5 cartas de ayuda
  • 25 fichas especiales (5 tipos en 5 diferentes colores)

Preparar una partida es muy sencillo. Barajamos las cartas de identidad y repartimos al azar una a cada jugador que se mantendrá en secreto. Si somos menos de 4 jugadores, descartamos la carta del Chihuahua. Barajamos el mazo de cartas de Cat Box y las ponemos en un mazo. Descartaremos un número determinado de cartas en función que cuantos seamos en la partida:

  • 2 cartas si somos 5 jugadores
  • 3 cartas si somos 4 jugadores
  • 2 cartas si somos 3 jugadores
  • 1 carta si somos 2 jugadores

También, del mazo de cartas de Cat Box repartiremos a cada jugador un número determinado de cartas en función del número de jugadores que seamos:

  • 1 carta si somos 4 o 5 jugadores
  • 2 cartas si somos 2 o 3 jugadores

Ponemos una carta de este mazo en el centro de la mesa y esa será la carta inicial. Ya podemos empezar.

En el turno del jugador, este tendrá que hacer las dos acciones siguientes.

1.- Jugar una carta de su mano o una carta de otro jugador:

Las cartas de Cat Box tienen dos lados que parecen iguales pero no lo son. Llevan el mismo numero de gatos y del mismo color, pero lo que cambia es la disposición de estos. Por eso, cuando tenemos una carta cogida decimos que estamos viéndola por la cara secreta, y cuando vemos las de los demás jugadores, decimos que estamos viendo su cara pública.

Al jugar una carta, siempre deberemos tapar 1 o 2 gatos de una de las cartas que ya esté en la mesa. Para ello nos fijaremos en el número de gatos que tenemos en la carta que vamos a jugar:

  • Si la carta tiene 3 gatos, podremos tapar 1 o 2 gatos de 1 o 2 cartas que estén en la mesa
  • Si la carta tiene 4 gatos, solo podremos tapar 1 gato de una carta que esté en la mesa.

2.- Robar carta.

El jugador cuya carta ha sido jugada, deberá reponer su carta del mazo. Para ello, la cogerá de manera que la cara que se veía sea la que se va a convertir en cara pública una vez esté en su mano.

Las rondas se irán sucediendo hasta que todo el mundo haya jugado sus cartas y no queden en las manos de los jugadores. En ese momento, se dará paso a la puntuación del juego que se determina de la siguiente manera:

  • 1 PV por cada gato visible del mismo color que el que había en tu carta de identidad
  • Tantos PVs como gatos tenga el grupo mas grande de gatos adyacentes de tu color

Si tiene el Chihuahua:

  • 1 PV por cada caja vacía visible
  • 2 PVs por cada grupo de 3 gatos adyacentes del mismo color.

Al final de la partida, el que tenga mas PVs será el ganador.

Opinión del juego:

Cat Box es uno de esos juegos que se explica en 2 minutos y te da partidas de uno 15 0 20 minutos, pero clasificado en esos títulos que cuando acabas una partida te apetece echar otra. La sencillez de sus reglas hace que lo puedas sacar a todo el mundo, solo que si que es verdad que no a todo el mundo este tipo de juegos les va. Es un filler, eso no se puede negar, donde la toma de decisiones pasa por coger una carta de tu mano o de la de tus contrincantes y colocarla donde mas gatos de otros tapes y menos de los tuyos.

Trae unos tokens para hacer una versión del juego con un poco mas de chicha, donde tendremos que forzar a los demás a jugadores a hacer cosas que no tenían pensadas y rompiendo así un poco su plan, o estrategia, según se mire.

A dos jugadores puede haber un mínimo de estrategia donde puedes intentar generar un grupo grande de gatos de tu mismo color, e intentar que el otro jugador tenga que estar mas atento a sus jugadas que a las tuyas. Pero esto deja de ser así a más jugadores porque la estrategia se reduce a 0 ya que lo único que vas a poder calcular es cuantos gatos no te han tapado en la anterior ronda y cuantos puedes añadir en este turno.

Pero eso no es un impedimento para la diversión. Cat Box es un juego familiar sencillo donde vamos a tener que contar. Simplemente jugar y contar, pero intentando maximizar tus gatos en cada ronda y evitando perder los máximos posibles. Un juego barato y sencillo para toda la familia.

Nos vemos en la próxima.

1 Comentario

  1. vanesa

    Juego sencillo pero entretenido y ameno, partidas rápidas, ideal cuando no se tienen muchas ganas de pensar… 🙂

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *