Hoy descubrimos… Frutas Fabulosas

Con el calor que puede llegar a hacer en la jungla, un buen zumo fresquito sienta de maravilla. Solo nos hace falta coger las frutas adecuadas y no tener demasiado problemas, porque ningún animal nos lo va a poner fácil, y es que todos quieren lo mismo. Pero el trueque es el trueque. Hoy descubrimos… Frutas Fabulosas.

Veamos que trae esta verde (cosa normal) caja que en nuestro país edita Edge:

  • 240 cartas de localizaciones (4 cartas de cada de la 1 a la 58 y 8 de la 59)
  • 60 cartas de frutas (12 de cada una de las 5 frutas)
  • 6 animales de madera
  • 6 fichas de animal
  • 1 ladrón de madera
  • 10 cartas de fruta mezclada
  • 5 fichas de fruta
  • 3 fichas de comodín
  • 3 fichas de turno doble

En Frutas Fabulosas tendremos que jugar nuestra figura de animal en las diferentes localizaciones, lo que nos permitirá ejecutar una acción para poder conseguir cartas de frutas. Todas estas cartas de localización, además, se pueden comprar por un número y tipo de cartas de frutas concreto, lo que nos permitirá comprar la carta, que por detrás nos representa la obtención de un zumo fabuloso. El primero en llegar al número concreto de zumos, gana la partida.

Montar una partida de Frutas Fabulosas es muy sencillo. Primero pondremos en una pila todas las cartas de localizaciones por orden, teniendo arriba a la 1 y abajo la 59. Cogeremos las 4 cartas de cada ubicación de la 1 a la 6 y pondremos en el centro de la mesa las 6 pilas. Ahora cada jugador elegirá un animal y cogerá su correspondiente ficha de madera y su ficha de troquel.

Barajamos las fichas de frutas y repartimos 2 cartas a cada jugador. El resto las dejamos en una pila aparte. Todos los demás componentes, de momento, vuelven a la caja.

En el turno de un jugador, esté deberá hacer lo siguiente:

Mover animal:

Se ha de mover su ficha de mader a una carta de localización nueva. Es decir, si inicialmente hay 6 localizaciones, solo puede ir a 5 de ellas, porque está prohibido quedarse en la que ya estaba. Si es la primera ronda, puede ir a cualquiera de las 6.

Si en el momento de llegar, ya hay uno o más fichas de madera de otros animales, tendrá que pagar una carta de fruta a cada uno de ellos. En el caso de tener menos cartas que animales, el jugador que paga puede decidir a quién se las da.

Ejecutar acción o hacer zumo:

Una vez hemos pagado o no en la localización, podremos hacer dos cosas: o ejecutar la acción que nos dice la carta, o si tenemos las suficientes frutas que marca la carta en la parte inferior, podremos comprarla.

La ejecución de acciones va a hacer que cojamos nuevas cartas de la pila, o de un jugador, o que intercambiemos cartas. Cada una de las 59 localizaciones trae una acción diferente.

Al comprar una localización, cogemos esa carta y nos la llevamos a nuestro lado por el reverso, donde podremos ver una imagen de un zumo fabuloso. En el momento que compramos una carta, tendremos que coger la que está en la parte superior de la pila de localizaciones y ponerla en la mesa. En el caso de que se trate de una carta cuyo número ya está en la mesa, se pone encima de su correspondiente localización. En el caso de tratarse de una nueva, se crea una nueva localización.

Para ganar, un jugador necesita un número determinado de zumos fabulosos:

  • 2 jugadores: 5 zumos
  • 3 jugadores: 4 zumos
  • 4 y 5 jugadores: 3 zumos

Las rondas se irán sucediendo hasta que un jugador compre su último zumo. En ese momento, se acaba la ronda en curso y se proclama el vencedor, con factor de desempate en el número de cartas de fruta en la mano, y se acaba la partida.

Opinión del juego

La primera vez que vi Frutas Fabulosas en mi querida Kaburi, reconocí un juego de corte infantil y pensé que Friedemann Friese se había excedido al vendernos una supuesta mecánica (que aún no conocía) diciendo que era para todos los públicos. También pensé que Edge había abierto una linea editorial de juegos infantiles, y oye, pues eso tampoco está mal.

Pero una vez le das la vuelta a la caja y lees, te das cuenta que algo no te cuadra entre la portada y lo que pone en el reverso. ¿Un juego que cambia con el tiempo? ¿Estamos ante un legacy? ¿Pero para niños? Este juego hay que probarlo…

Y ahora si, una vez lo pruebas, ves que el juego no es de corte infantil aunque las dos normas que tiene puede hacer que se pueda jugar con toda la familia (excepto los peques, claro está). Dos normas muy simples: muévete a una ubicación y, o bien ejecutas la acción, o bien compras la carta. Fin de la historia.

¿Fin de la historia? De eso nada. Frutas Fabulosas es un juego donde la estrategia juega un papel muy importante ya que tendremos que tener siempre muy presentes las acciones que podemos llevar a cabo en ESE momento de la partida para poder generar nuestros combos y algoritmos de recorrido para optimizar y maximizar la obtención de frutas a la hora de poder comprar más cartas.

Pero esas cartas, al irse comprando, se acaban, y con ellas su acción. Con lo que una nueva localización aparece en escena, y una nueva acción disponible. Esto nos va a obligar en cada una de las partidas a rehacer nuestros combos, nuestros algoritmos de recorrido y a pensar una nueva estrategia.

Pero si antes hablábamos de experiencia legacy, ahora podemos decir que no es bien bien un legacy al uso, ya que en ese tipo de juegos, pintamos el juego, rompemos cartas y vamos cambiando normas a la vez que lo jugamos. En este caso, al finalizar la partida todos los zumos de cada jugador (que antes eran localizaciones), se van a una bolsita zip (en la que nosotros hemos escrito Descartes) y esas localizaciones ya no formarán parte del juego. De igual manera, las cartas que quedaban en la mesa como localizaciones disponibles, van a otra bolsa zip, y serán las cartas que tendremos disponibles al inicio de la siguiente sesión de juego que saquemos el Frutas Fabulosas. Y por último, nos queda la pila grande localizaciones que aún no hemos revelado, que conforme vayan pasando las partidas, se va a ir haciendo más pequeña.

Y esta es una de las grandezas del juego. Nosotros llevamos 5 partidas y hemos descubierto 16 localizaciones, lo que significa que hasta llegar a 59, todavía nos quedan unas cuantas. Si a esto le sumas que no sabes que combinación de localizaciones vas a tener en la mesa porque no puedes controlar cual va a comprar cada jugador, te encuentras ante un juego donde te tienes que ir amoldando a las acciones que tienes. Donde puedes prever lo que quieres hacer pero con la mirada puesta en que a esa acción le quedan 2 cartas, y luego ya no la vas a tener mas cuando se agote.

Puedo decir que Frutas Fabulosas es uno de los juegos que más hemos cogido con ganas en este año, y que la rapidez de sus partidas (entre 20 y 25 minutos), hace que te pique muchísimo y no puedas jugar solo una. Para nosotros es un juego totalmente recomendable y que puedes jugar con varios grupos a la vez ya que tiene un sistema de guardado en el mismo glosario de localizaciones.

No perdáis la oportunidad de haceros con una copia porque realmente vale la pena. Y los animales son tan adorables…

Nos vemos en la próxima.

8 Comentarios

  1. OTruji

    Juego divertido, facil y para toda la família. Apto para 2 jugadores (que siempre se agradece)

    Responder
  2. OTruji

    Que engancha por su agilidad y por la intriga de descubrir nievas localizaciones a cada carta que descubres. Gracias por dar a conocer esta joyita de color verde

    Responder
  3. Romina

    Muy bueno!!!!

    Responder
  4. Iñaki

    Uooo tiene muy buena pinta, me tendré que pasar a probarlo ¿no?

    Responder
  5. Josep

    Muy interesante, con ganas de tener la posibilidad de probar!

    Muy bien explicado, gracias

    Responder
  6. vanesa

    Juego muy entretenido para pasar una tarde con amigos y unas chuches. Engancha el ir descubriendo nuevas reglas, cuando acaba una partida entran ganas de seguir jugando. Las ilustraciones son muy alegres y divertidas. Sin duda diversión asegurada!

    Responder
  7. Xavier Prat

    El juego está cojonudo. Lo jugué hace unos días y nos lo pasamos en grande. Es de esos juegos que te apetece seguir jugando una partida tras otra. Sencillo, divertido y con miga. Engancha muchísimo. Un juegazo!

    Responder
  8. Sofia

    Después de leer la reseña entran ganas de ir a comprarlo!! Me parece ideal para jugar con mis sobrinos!! Gracias por descubrirnos otro juego!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *