Hoy descubrimos… Pocket Ops

Tenemos un equipo de espías que tienen que entrar a robar el dispositivo del fin del mundo, pero no todo va a ser coser y cantar, porque nuestro enemigo ha pensado exactamente lo mismo. Ahora solo nos queda escoger al mejor grupo de profesionales y esperar a que puedan hacer bien su trabajo. Poneos la mejor ropa negra que tengáis, y esperad cualquier cosa porque hoy descubrimos… Pocket Ops.

Veamos que contiene este pequeño juego que en nuestro país edita GDM GAMES:

  • 1 tablero
  • 1 dispositivo del fin del mundo
  • 2 cristales de poder
  • 18 cartas de plan (9 rojas y 9 azules)
  • 14 marcadores de espía (7 rojos y 7 azules)
  • 16 especialistas (8 rojos y 8 azules)
  • 1 tarjeta de acceso

Preparar una partida de Pocket Ops es muy sencillo. Colocamos el tablero en el centro de la mesa, cada jugador coge los espías, las cartas de plan y todos los especialistas de su color: un jugador cogerá el color rojo, y otro el azul.

Algo tan sencillo como esto, y ya podemos empezar a jugar.

Cada partida se compone de 3 rondas como máximo, porque se juega al mejor de 3, con lo que si el mismo jugador gana las 2 primeras rondas, la partida se acaba. En cada una de las rondas, habrá un jugador que predice el movimiento del jugador que va a colocar. Pero antes de eso, vamos a explicar como se prepara una ronda.

Cada jugador separa sus fichas de espías y pone bocabajo sus fichas de especialistas. De entre estos últimos, cogerá al azar dos de ellos y elegirá solo uno. Ese será su especialista activo durante toda la ronda. Además, el jugador inicial cogerá la ficha de tarjeta de acceso.

El jugador que predice elige una de las cartas de habitación y la coloca enfrente bocabajo. A continuación, el jugador que coloca pone su espía o su personaje siguiendo las normas de colocación: colocar un espía en una habitación vacía o jugar un especialista.

Si el jugador que ha predicho ha acertado, el jugador que colocaba la ficha la ha de retirar del tablero y devolverla a la reserva general si era un espía, o en el caso de que fuese un especialista, retirarla del juego.

Si la predicción ha fallado, se mantiene la ficha colocada y si se puso un especialista, ahora se activa su poder o habilidad.

Ahora se cambian los roles entre los jugadores y se va a seguir así hasta que uno de los dos jugadores haga 3 en raya. En caso de empate, gana el jugador que no tenga la tarjeta de acceso.

Esto básicamente es una ronda. Al final de la misma, se recuperan las fichas de espía del tablero y se retiran del juego los especialistas activos, tanto si se jugaron como si no. En el momento en que se gana la primera ronda, se coge una cristal de poder, y a continuación, si se gana la segunda, la ficha del dispositivo del fin del mundo.

Opinión del juego:

La verdad es que si fuésemos literalmente pragmáticos y escuetos, diríamos el juego es un simple 3 en raya vitaminado, y razón no le faltaría, porque la mecánica es puramente esa. Sin embargo, el juego dista mucho de ser un simple 3 en raya, y eso se ha conseguido con algo tan sencillo como incluir el hecho de que cada una de las fichitas del 3 en raya, pueda ejecutar una habilidad especial.

Pero vamos por partes. Primero de todo me gustaría remarcar que Pocket Ops es uno de eso juegos que caben en un bolso bolsillo y que tiene los componentes justos y del tamaño ideal para poder ser desplegado en cualquier sitio en cualquier momento y en muy poco tiempo.

Se explica de una manera muy sencilla y rápida porque el juego son dos reglas. De hecho, el propio manual te dice que si sabes jugar al 3 en raya, ya sabes jugar a Pocket Ops, con la salvedad de los diferentes especialistas que tiene éste.

Y aqui es donde el juego verdaderamente adquiere toda su magnitud. La gracia que tiene el juego es que el especialista no lo lo puedes elegir de todos los que tienes, si no que el azar determina entre qué dos SOLAMENTE puedes elegir. Además del hecho, por supuesto, de que puedes anular el que un jugador pueda poner su ficha prediciendo donde va a colocarla, tarea que parece fácil pero que realmente no lo es.

Tiene su punto de estrategia y de intentar meterse en la cabeza del otro para acertar, y esto más todo lo anterior explicado, hace que ahora mismo sea el juego para 2 jugadores que más fácil nos es sacar en cualquier lado. Juegos de 2 hay muchos, pero con esta calidad precio en los componentes, que se explique tan sencillo y que se pueda jugar donde sea, no hay muchos más. Totalmente recomendable.

Nos vemos en la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *