Hoy descubrimos… Majesty. La Corona del Reino

Si bien es cierto que nunca ha habido problemas entre los diferentes soberanos, de un tiempo a esta parte, todos ellos pugnan por ver quién es el más rico y próspero (típico en la realeza). Así pues, esta intentando atraer a la mayor cantidad de personajes posibles a sus reinos con la intención de que les reporten oro simple y llanamente. Que suenen las trompetas y repiquen los cayados, porque hoy descubrimos… Majesty. La Corona del reino.

Veamos que trae esta caja que en nuestro país edita Devir:

  • 32 cartas de edificios (8 diferentes para cada uno de los 4 jugadores)
  • 4 cartas de séquito
  • 33 cartas de personaje con dorso verde (Mazo 1)
  • 27 cartas de personaje con dorso rojo (Mazo 2)
  • 30 seguidores (meeples)
  • 70 Monedas

    • 10 de valor 1
    • 25 de valor 2
    • 25 de valor 10
    • 6 de valor 50
    • 4 de valor 100

La preparación de una partida de Majesty es muy sencilla. Repartimos una carta de séquito a cada jugador y damos 5 seguidores a cada uno de ellos para que se pongan encima. A continuación repartimos un set de 8 edificios diferentes a cada jugador que deberán ir de izquierda a derecha del número 1 al número 8. La cara de la carta, para una primera partida, cogeremos la A.

En cuanto a las cartas de personajes, dependiendo del número de jugadores, retiraremos unas cartas u otras del mazo 1 (dorso verde). Al final, obtendremos una pila donde las cartas de abajo serán las las del mazo 2, y las de arriba serán las del mazo 1. Por último, de este mazo se cogen las 6 primeras y se ponen bocarriba justo al lado.

Ya podemos empezar la partida.

El objetivo del juego es traer a nuestro reino cuantos más personajes mejor. Cada uno de estos personajes van a un edificio en concreto de los que tenemos, y cada vez que añadimos uno, tenemos que ejecutar la acción que lleva descrita. Al final de la partida, los puntos se obtendrán por las monedas obtenidas, más el cuadrado del número de personajes diferentes que tengamos, más el que se lleve la mayoría de personajes de un edificio comparado con el resto de jugadores.

El el turno de un jugador, éste debe:

1.- Tomar una carta de personaje

Para tomar una carta de personaje, la primera carta por la izquierda siempre es gratis, pero para coger cada una de las siguientes, deberemos ir dejando uno de nuestros seguidores en cada una de las cartas anteriores a la que deseamos tomar. Así pues, si queremos la carta número 4, deberemos dejar un seguidor en las cartas número 1, 2 y 3.

En el caso de que al coger una carta, ya haya seguidores encima, los cogeremos también

2.- Activar cartel (si lo hubiera)

Hay algunas cartas que tienen un cartel de madera dibujado en la ilustración. En este caso, se ha de hacer lo que dice el cartel antes de activar la acción propia de la carta. Por ejemplo, el cartel de la “Casa de la Bruja” tiene un cartel que pone “Cura la carta superior”, y en este caso, lo que tendremos que hacer es coger una carta del hospital y volverla de vuelta a su respectivo edificio.

3.- Activar acción de la carta

Una vez el personaje ya está colocado y se ha activado el cartel, ahora llega el momento de activar la acción de ese edificio. Todos los edificios permiten ganar dinero y siempre en función de unas premisas. Si el edificio nos dice que por cada carta que tengamos en ese u otros edificos nos dan X monedas, pues tendremos que contar todas las cartas que coincidan con esa premisa y multiplicarlas por ese valor X para coger el dinero de la banca.

Hay 3 edificios un tanto especiales. EL primero de ellos es la Casa de la Bruja, que nos permitirá recuperar una carta del hospital. El segundo de ellos es el Cuartel, y cada vez que pongamos un nuevo personaje en él, tendremos que evaluar nuestro poder de ataque con el poder de defensa del resto de personajes. Y esto nos lleva a explicar el tercero de los edificios que es la Torre Vigía, donde pondremos los personajes que defenderán nuestro reino.

Pues bien, para evaluar el poder de ataque con el poder de defensa del resto de personajes, deberemos contar nuestros personajes en nuestro cuartel y compararlos con el número de personajes de la Torre de Vigía de los demás. Si ellos tienen menos cartas de defensa que nosotros de ataque, deberán coger una carta de su edificio más a la izquierda, y ponerlo bocabajo en el hospital. El Hospital también tiene cartel pero solo es para recordarnos que al final de la partida hay que restar puntos

Cuando se acabe el mazo de robo y todos los jugadores tengan 12 personajes en su reino, el juego habrá terminado. Ahora empezará la fase de puntuación donde cada jugador deberá contar:

  • El valor de las monedas que tenga
  • Elevar al cuadrado el número de personajes diferentes que tenga y coger ese valor en monedas
  • Comparar edificio a edificio que jugador tiene la mayoría de personajes en cada uno de ellos y recibir de la banca el valor en monedas que marca el edificio en la parte inferior derecha
  • Una moneda menos por cada personaje que se tenga en el hospital

El que tenga más monedas, gana la partida.

Opinión del juego:

La primera vez que vimos el juego fue en Essen del 2017, y vimos tal cantidad de publicidad que supimos que sería una de las grandes apuestas de juegos familiares de ese año. Lo que pasa es que nos quedamos con las ganas de probarlo porque las colas eran considerables, por lo que al enterarnos de que Devir lo sacaba en nuestro país nos hicimos con una copia rápidamente.

Majesty es un juego que sorprende porque lo primero que haces al leer las reglas y ver los componentes es compararlo con otro juego del mismo autor, y la primera sorpresa llega cuando descubres que Majesty dura muchísimo menos. Primer punto fuerte. Un juego familiar con suficientes decisiones que tomar para poder optimizar la ganancia de dinero en un turno y que tiene un tiempo de partida de unos 30 minutos.

Y eso nos lleva a otra de las cosas que nos gustan de este título (o que por lo menos nosotros vemos como un punto a favor muy grande) que es la toma de decisiones. Quiero decir antes de seguir que las puntuaciones al final de la partida por parte de todos los jugadores va a ser muy ajustada, con lo que una buena o mala decisión va a darte la partida o hacer que pierdas irremediablemente, con lo que ninguna carta que cojas va a ser trivial, y vas a tener que llevar una estrategia definida desde el principio.

Y por último, y no por ello menos importante, es la calidad de los componentes, la calidad de un manual bien escrito, y la importancia de hacer juegos con setups rápidos y sencillos. Genial. Eso son 3 puntos a favor muy grandes. Además, caja con un inserto con lo que parecen ser ranuras para cartas de posibles expansiones. Quién sabe. Desear es gratis.

Nos vemos en la próxima

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.