Hoy descubrimos.. Yokohama

Inicios de la era Meiji. Somos comerciantes en la ciudad japonesa de Yokohama, y aprovechando la popularidad que ha alcanzado esta ciudad en cuanto a comercio se refiere, es el momento hacer negocios de provecho y poder ganar la mayor cantidad de dinero posible con los encargos del comercio exterior que nos llegan desde el extranjero. Es el momento de abrirse al mundo. Es el momento de comerciar duramente. Hoy descubrimos… Yokohama.

Veamos que nos trae esta oriental caja que en nuestro país edita 2 Tomatoes:

  • 4 fichas de presidente (1 de cada color)
  • 80 fichas de Asistente (1 de cada color)
  • 4 contadores de punto de victoria (1 de cada color)
  • 32 fichas de tienda (1 de cada color)
  • 16 fichas de Casa de Comercio (1 de cada color)
  • 4 losetas de almacén (1 de cada color)
  • 30 fichas de cobre
  • 30 fichas de seda
  • 40 fichas de té
  • 40 fichas de pescado
  • 23 fichas de productos importados
  • 70 monedas (52 de 1 Yen y 16 de 3 Yenes)
  • 1 ficha de estación
  • 10 fichas de agentes extranjeros
  • 20 fichas de poder 5
  • 18 tableros de área
  • 6 tableros de gestión
  • 1 tablero de puntos de victoria
  • 36 cartas de pedido
  • 30 cartas de tecnología
  • 12 cartas de logro
  • 24 cartas de lugares de construcción
  • 1 carta de jugador inicial

La preparación de una partida de Yokohama es entretenida pero fácil. En función del número de jugadores colocaremos una cantidad de tableros de área u otra. En cada una de esos tableros pondremos una carta de lugares de construcción, y el resto van a la caja porque no se van a usar. También colocaremos al azar una de las piezas de poder 5 y el resto van también a la caja.

Se colocan en la parte superior de las áreas, los 6 tableros de gestión y el tablero de puntuación. En los tableros de gestión de puerto y muelle colocaremos cartas de pedido bocabajo, dejando el resto en una pila bocabajo al lado del tablero. Y en los tableros de laboratorio y de centro de investigación pondremos cartas de tecnología, dejando el resto en una pila al lado del tablero.

En cuanto a la preparación individual de cada jugador, cada uno de ellos recibirá un tablero donde rellenará todos los cubos de asistente, todas las tiendas y todas las casas de comercio. Finalmente, todos los componentes que sobren van fuera del almacén a lo que se llama “la mano del jugador”, y reponen los recursos al lado del tablero principal.

En Yokohama los jugadores irán jugando rondas divididas en fases. Y cada fase se divide en acciones. Se irán sucediendo de manera cíclica entre los jugadores hasta que se den las condiciones de final de partida. Al final, el que más dinero puntos de victoria tenga, ganará.

La ronda de un jugador se divide en las siguientes fases:

A.- FASE DE ACCIÓN ADICIONAL

B.- FASE DE ACCIÓN PRINCIPAL

C.- FASE DE ACCIÓN ADICIONAL

Cabe destacar que las acciones que se llevan a cabo en la fase A y B se pueden hacer tantas veces como el jugador quiera y en el orden que quiera, pero si que es cierto es que cuando se de por acabada la fase A y se pase a la fase B, ya no se podrá volver atrás. Sin embargo, después de la fase B, todavía quedarán las acciones de la fase C que se desarrollarán en el mismo sentido que las de la fase A. Ahora veremos en que consiste cada una de ellas.

FASE A y C:

Las acciones son:

a.- Usar un agente extranjero: en el caso de que hayamos ganado uno de ellos, podremos usar uno pero solo una vez por turno, es decir, o en la fase A o en la fase C, pero solo una vez. Este nos proporcionará el poder de realizar una acción donde tengamos a uno de nuestros asistentes pero no a nuestro presidente.

b.- Cumplir una carta de logro: las cartas de logro que se han puesto en el tablero de puntuación pueden ser cumplidas por todos los jugadores, lo que pasa es que solo el primer jugador en hacer cada una de ellas se llevará más puntos de victoria que el resto.

c.- Cumplir una carta de pedido: en el momento que tengamos los recursos necesarios para cumplir una de las cartas de pedido que tengamos, podremos devolverlos a la reserva general, guardarnos la carta y anotarnos los PVs.

FASE B

En esta fase del juego haremos las acciones principales y con más enjundia, y a diferencia de las otras dos fases, en esta las acciones se llevan a cabo por orden y solo se hacen una vez.

1.- Colocación: El jugador puede colocar hasta 3 cubos de asistente de su mano en 3 diferentes áreas, o colocar 2 cubos en un solo área. Las únicas restricciones son que los asistentes tienen que venir de la mano y no del almacén, y que no se pueden poner asistentes en el canal.

2.- Movimiento: El jugador puede llevar el presidente de su mano a un área donde ya tenga un asistente, o bien quitar el presidente del tablero a la mano, o bien, la más común de todas que es llevar al presidente de un área a otra.

Para mover al presidente necesitamos que por cada una de las áreas por las que pase y allí donde acabe, deberá contener un asistente de su color. En el caso de que pase por una área o acabe en una donde esté el presidente de otro jugador, deberá pagarle 1 Yen.

3.- Acción de área: Una vez el presidente llega a ese área ejecutará la acción con el poder en función de los asistentes que haya y de las tiendas y casas de comercio que tenga construidos. Cada uno de estos elementos, más el presidente, dan un punto de poder.

4.- Bonus de Poder 5: Además, si se construye con poder 5, la primera vez se recibe la loseta que hay encima, que nos dará un bonus adicional.

5.- Construcción (opcional): Cada valor de poder dará algo, pero además, si se hace con poder 4 o 5, se podrá construir una casa de comercio o una tienda en la carta y recibir el bonus siempre y cuando lo haya.

6.- Recuperación: Cuando acabemos la ación principal, devolveremos a nuestra mano todos los asistentes del área de la cual acabamos de ejecutar la acción.

El final de la partida se dará cuando se cumpla una de las condiciones siguientes:

  • Mínimo un jugador ha construido sus casas de comercio o sus 8 tiendas
  • Cuando al reponer cartas de pedidos, no quedan suficientes en el mazo
  • Se han colocado un número determinado de asistentes en el tablero de Iglesia en función del número de jugadores.
  • Se han colocado un número determinado de asistentes en el tablero de Aduana en función del número de jugadores.

Se dan los puntos finales, y el jugador que tenga más, será el ganador.

Opinión del juego:

Yokohama es uno de esos títulos que a los que nos gustan los juegos de gestión de recursos nos llamó la atención desde que se anunció. No cabe duda que al tenerlo en la mano y comprobar lo que pesa esa gran caja, hace que la mente de un muevecubos se ponga a pensar y a pensar en la gran cantidad de componentes que pueda traer.

Y la verdad es que no defrauda una vez empiezas a destroquelar y a leer las instrucciones. Yokohama es un euro de manual, uno de esos euros puros donde la gestión de recursos y la colocación de trabajadores son mecánicas que están perfectamente hiladas. La gran cantidad de áreas de acción en las cuales se puede hacer una acción diferente en cada una de ellas, hace que de una variedad muy grande al juegos.

Cabe destacar que la aleatoriedad de la colocación de esas losetas de área sumado a que en cada partida las cartas de lugares de construcción pueden tocar en losetas diferentes, hace que la rejugabilidad sea muy alta.

Una de las cosas que se le achaca a este juego es el espacio que ocupa y lo tedioso del setup. Lo primero es cierto, porque la verdad es que ocupa mucho espacio cuando se trata de configurar partidas a 4 jugadores, así que si tenéis una mesa pequeña, olvidaos de poder montarlo.

En cuanto a lo farragoso que es montar el juego, no es del todo cierto. Solo colocar las losetas de área de acción, una carta y un token en cada una de ellas, los tableros superiores y poco más.

Por último, me gustaría destacar la sencillez de las reglas. Puede abrumar la primera vez que se entra a leer el manual, pero una vez coges la estructura básica y cíclica, todo es coser y cantar. Además, como la mecánica de movimiento guarda cierta similitud, o por lo menos se le da un aire, con el movimiento en Istanbul, pues si ya se ha jugado a este segundo, enfrentarte a Yokohama será muy sencillo.

Es un juego que recomiendo encarecidamente porque como comentaba al principio, me parece un euro puro, un juego extraordinario y que da unas partidas geniales recolectando aquello que necesitamos. Siempre y cuando nos lo permitan el resto de jugadores debido a la interacción por bloqueo de acciones.

Si tenéis oportunidad de probarlo o de adquirirlo, es una apuesta ganadora.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.