Hoy descubrimos… Tao Long. The way of the dragon

Dicen los escritos que cada cien años, el dragón de la tierra y el dragón del cielo, luchan para ver quién de los dos guiará a la humanidad en el próximo sigo. Cuando gana uno, el otro se retira a descansar y recuperarse para volver a combatir dentro de cien años. Pues bien, ese tiempo ha pasado y tenemos que volver a enfrentarnos en esa dura batalla. Hoy descubrimos Tao Long. The way of the dragon.

Veamos que trae esta alargada caja que en nuestro país edita TCG Factory:

  • 1 tablero de juego
  • 8 piedras del Ba Gua (4 negras y 4 blancas)
  • 8 losetas de dragón (3 de cuerpo y 1 de cabeza de cada uno de los dos colores blanco y negro)
  • 8 piedras azules de agua
  • 8 piedras rojas de fuego
  • 1 loseta de regla de daño
  • 1 loseta de El Pueblo y La Gran Roca
  • 8 losetas de rocas (por un lado “roca pequeña” y por el otro “roca agrietada”)
  • 8 losetas de portal (2 azules, 2 verdes, 2 rojas y 2 amarillas
  • 1 moneda del cambio

En Tao Long el objetivo es eliminar las 3 losetas de cuerpo del dragón contrario. Una vez se consigue, el otro dragón gana la partida.

La preparación del juego es muy sencilla, pero tiene variaciones en función de los escenarios que juguemos porque de ello dependerá el número de componentes que añadiremos. Como siempre, aquí vais a poder leer la preparación del juego base.

Colocamos el tablero en el centro de la mesa y en la parte del tablero de humanidad (matriz de 8×8) colocaremos a los 2 dragones tal y como muestra la siguiente imagen (da una pista el dibujo de un dragón blanco y otro negro en el borde). En el tablero del Ba Gua (parte con la rueda de acciones) colocamos 4 piedras azules sobre cada uno de los contadores de agua de cada dragón. A continuación ponemos las 8 piedras rojas en el centro y preparamos las piedras blancas y negras encima de las acciones. El juego base propone que pongamos:

  • 2 piedras blancas sobre el Cielo
  • 2 piedras negras sobre la Tierra
  • 1 piedra blanca sobre 1 negra en el Fuego
  • 1 piedra negra sobre 1 blanca en el Agua.

Ya podemos empezar la partida.

El juego es muy sencillo de jugar. En el turno de un jugador, cada uno realizará 2 fases, la fase de espíritu y la fase de materia.

FASE DE ESPÍRITU:

En esta fase deberemos decidir que hacer con nuestro dragón. Éste se mueve por el tablero de humanidad según la acción que llevemos a cabo en el tablero de Ba Gua, porque cada una de las acciones va asociada a un tipo de movimiento.

Deberemos seleccionar una de las acciones donde haya piedras (ya sean blancas o negras, porque en la versión básica no importa el color) y las cogeremos para ir dejándolas una a una en sentido anti horario en cada una de las acciones que nos vayamos encontrando. Donde coloquemos la última piedra, esa será la acción que realizaremos.

A grandes rasgos, las acciones son:

  • Cielo: mueve al dragón en una o otra dirección 1 o 2 casillas en sentido vertical.
  • Tierra: mueve al dragón en una u otra dirección 1 o 2 casillas en sentido horizontal
  • Lago: mueve al dragón a en cualquier dirección siempre y cuando empiece el movimiento en vertical
  • Montaña: mueve al dragón a en cualquier dirección siempre y cuando empiece el movimiento en horizontal
  • Trueno: cambia la dirección del dragón de horizontal a vertical y además tiene un turno más
  • Viento:cambia la dirección del dragón de vertical a horizontal y además tiene un turno más
  • Agua: o se acumula agua, cogiendo una piedra azul, o se dispara agua
  • Fuego: o se acumula fuego, cogiendo una piedra roja, o se dispara fuego soltando todas las piedras

Disparar:

Tanto con el agua como con el fuego, el disparo irá en función de la distancia a la que se efectúese, y para ello usaremos la loseta de regla de daño. Además, en el caso del disparo de agua, se sumarán todas las piedras azules que haya en ese momento en el centro del Ba Gua. Y en el caso del disparo de fuego, se sumarán todas las piedras de fuego que el dragón tenga acumuladas, pero luego se descartan.

FASE DE MATERIA:

Esta fase es básicamente para realizar el movimiento físico de la acción que hayamos determinado en la fase anterior. En el caso de que haya un disparo, se resuelve con la regla poniéndola en vertical y horizontal  para ver como afecta. En el caso de que uno de los dragones pierda una de sus losetas, se quita y se rellenará el contador de agua con todas las piedras azules.

El primer dragón que pierda sus 3 losetas pierde la partida

Opinión del juego:

Nos encontramos ante un juego específico para 2 jugadores en el que tendremos que eliminar el dragón del jugador opuesto para ganar la partida. La premisa parece, y es, muy sencilla, no es más que un juego donde con nuestros movimientos tendremos que ser el primero en derrotar al otro. Lo que pasa es que Tao Long introduce un concepto que a nosotros nos ha gustado mucho, y es que el movimiento de los dragones no se hace directamente mediante habilidades o el uso de cartas que se vayan gastando y recuperando, si no que tendremos que supeditar el movimiento a la mecánica del mancala que lleva en el tablero de la izquierda (Ba Gua).

Por lo tanto, seremos nosotros los que tendremos que intentar aprovechar las oportunidades que nos ofrezca el jugador contrario al haber movido las piedras de poder en el turno anterior, o tener que hacer un movimiento de transición para poder poner estas mismas piedras en una posición ventajosa para un siguiente turno. Me parece una genialidad porque personalmente esta mecánica combina muy bien con este tipo de juego.

Un detalle importante, y del cual adolecen otros títulos a dos 2 jugadores, es que no tiene ningún tipo de ventaja el jugador que empieza antes, ya que será otra vez la posición de las piedras las que marquen la opciones a tener. Que sí, que si se diese el caso, se juega al mejor de 3, 4 o 5 y asunto solucionado, pero personalmente ese tipo de parches no me van.

En cuanto a reglas, el juego base es muy sencillo de entender y mucho más rápido de explicar. Quizá la parte más dificil de comprender sea que ciertas acciones solo funcionan sobre un dragón en función de la posición que tenga la cabeza, pero vamos, nada del otro mundo. Si que es verdad que al juego base se van a jugar 3 o 4 partidas, porque una vez se va entendiendo todo y te haces con el juego, el manual ofrece la posibilidad de ir metiendo pequeños detalles. Por ejemplo, en el juego base el color de las piedras de poder no tiene importancia, pero en una variante más avanzada si que lo tiene, afectando a un dragón u otro. También los portales y losetas de piedras añaden variabilidad a los escenarios que propone el manual.

En cuanto al apartado gráfico, es un título impecable con una elegancia en el estilo que pocos tienen. El arte escogido, los materiales, e incluso la forma de la caja hacen que sea un placer total sacar el juego a mesa. Y si ya tenéis la suerte (y el bolsillo) de haceros con una copia de la versión deluxe que salió por Kickstarter, entonces ya es otro nivel.

Juego que se le puede sacar a todo tipo de jugadores, y que por el corto tiempo que duran las partidas, es de esos que no dejas que solo se juegue una, si no que repites para ver si puedes volver a ganar. Totalmente recomendable este Tao Long en ese difícil rango de juegos para dos jugadores.

Nos vemos en la próxima.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.