Hoy descubrimos… Ganges

Vamos a trasladarnos a la India, a una época en la que tendremos que llenar de esplendor y riqueza las tierras que poseemos ya que como rajás y ranis que somos, debemos velar por el correcto equilibrio entre dotar de prestigio y opulencia económica a nuestro pueblo. No va a ser fácil, pero seguro que la diosa Kali estará con nosotros. Hoy descubrimos… Ganges.

Veamos que contiene esta colorida caja que en nuestro país edita Devir:

  • 1 tablero de juego
  • 4 tableros de provincia
  • 4 tableros de Kali
  • 48 dados (12 de cada color)
  • 64 losetas de provincia (16 de cada color)
  • 24 meeples de lacayos (6 de cada color)
  • 4 barcos (1 de cada color)
  • 4 indicadores de riqueza (1 de cada color)
  • 20 cubos (5 de cada color)
  • 4 indicadores de gloria (1 de cada color)
  • 2 fichas de exclusión (para partidas de 3 jugadores)
  • 4 fichas de bonificación (1 de cada color)
  • 30 fichas de producción
  • 8 fichas de río

Para preparar una partida a Ganges, separamos todas las losetas de provincia por color del dado en su anverso, y luego por el animal que aparece en su reverso. Esto resultará en 12 pilas que pondremos bocarriba. Cada jugador recibe un tablero de provincia, 6 lacayos (3 de ellos van, uno en el puente del río, otro en el número 15 de puntos de victoria y un tercero en el número 20 del marcador de riqueza), y un tablero de Kali con 1 dado de cada color.

Ponemos el tablero general en el centro de la mesa, y además de colocar los lacayos como se ha descrito antes, pondremos el barco de cada jugador en la casilla inicial del río, la ficha de bonificación de cada jugador en la casilla 12 del marcador de riqueza, un cubo de cada color en el nivel 1 de karma, un cubo de cada color en la columna de la izquierda de las mejoras de edificios, el indicador de gloria en el 0 de dicho track y las 8 fichas de producción blancas bocabajo en el templo. El jugador inicial pone su marcador de riqueza en el 3, el segundo jugador en el 4 y así sucesivamente.

Ahora ya podemos empezar la partida.

La partida durará un numero de rondas indeterminadas hasta que uno de los jugadores logre cruzar sus marcadores de gloria y riqueza, momento en el que se terminará la ronda y se determinará el ganador.

Durante una ronda de juego, los jugadores cogerán a uno de sus lacayos y lo pondrán en una de las diferentes zonas del tablero, pagaran el coste asociado (ya sea monedas, dados, o ambos) y ejecutarán la acción, dando paso al siguiente jugador. Una vez que se les han terminado los lacayos a todos los jugadores, la ronda termina, los jugadores cogen a todos sus lacayos del tablero, y se da comienzo a una nueva ronda.

Veamos las diferentes zonas de acciones que tenemos disponibles en el tablero:

CANTERA

Durante la partida podremos mandar a nuestros lacayos a la cantera para que podamos construir losetas en nuestro tablero de provincia. En función del lugar que haya disponible, el coste de construcción será más o menos caro, así que llegar de los primeros en esa ronda saldrá mas barato

Para construir una loseta en nuestra provincia, seleccionaremos una de las que hay en la parte superior de las 12 pilas disponibles. Cada una de estas losetas tiene un coste en valor de dados asociado. Deberemos pagar uno o varios dados del color que indique, siempre y cuando la suma de ambos valores iguale o supere el valor impreso en la loseta. Estos dados van de nuestro tablero de la diosa Kali a la reserva general.

Instantáneamente ganaremos el bono impreso en la loseta. Si son puestos comerciales, ganaremos el dinero que muestre y lo sumaremos a nuestro marcador de riqueza. Si son edificios, ganaremos tantos puntos de gloria como muestre el nivel de mejora de ese o esos edificios.

Además, si al colocar una de nuestras losetas, unimos uno de los bonus impresos en el tablero de provincia con nuestra residencia en el centro superior de la misma, mediante un camino ininterrumpido, ganaremos inmediatamente ese extra.

Cabe destacar la importancia de ir mejorando nuestros edificios para incrementar el valor de los puntos de gloria que obtendremos al poner nuevas losetas de edificios en nuestra provincia.

MERCADO

El mercado nos permitirá aumentar la riqueza al colocar a uno de los lacayos en uno de los puestos comerciales. En función del tipo de puesto, la ganancia será una u otra. Si se coloca el lacayo en un puesto de una sola mercancía, podremos puntuar tantos puestos de esa mercancía como tengamos en nuestro tablero hasta un máximo del valor del dado que utilicemos.

Si el puesto comercial en el que coloquemos el lacayo es de mercancías variadas, podremos puntuar exactamente un mercado de cada tipo de mercancía (evidentemente, hasta un máximo de 3, porque solo hay seda, té y especias).

PALACIO

El palacio del Gran Mogul es el sitio donde se hacen tratos siempre favorables. Colocar a uno de nuestros lacayos nos va a permitir poder cambiar dados por otros. En una de las zonas, podremos cambiar 1 dado de un color específico por 2 dados de otro color específico de la reserva. En otra zona, podremos hacer un cambio de 1 dado cualquier color, por 1 dado de un color específico. Y por último, en la última zona, podremos cambiar un dado cualquiera de los nuestros por aumentar 2 en nuestro marcador de riqueza y además nos permitirá volver a lanzar todos los dados que queramos y que ya poseamos.

Ademas, en la parte superior del palacio se encuentran los salones, donde en cada uno de ellos hay una personalidad que nos permitirá ejecutar una acción, desde conseguir el jugador inicial, pasando por cambios de dados por mejoras, hasta llegar a construir losetas encima de alguna de las que ya tengamos construidas en nuestra provincia.

RÍO

El Ganges siempre fue un río principalmente lleno de vida por la cantidad de negocios que se veían en sus orillas, además de ser un camino por donde pasaban tratantes y comerciantes de muchos y variados productos. En esta acción, el jugador podrá colocar a uno de sus lacayos y en función del valor del dado que use, podrá avanzar en 1, 2 o 3 espacios de río con su barco.Allí donde acabe su movimiento, el jugador recibirá lo que indique el la imagen, desde dinero, puntos de gloria, acciones de mejora de edificios, etc.

Por último, en cualquier momento del turno de un jugador, éste podrá cambiar un dado de los suyos por la cara opuesta. Esto solo podrá hacerlo mientras le queden puntos de Karma, que podrá ir consiguiendo durante la partida y que siempre va bien conservar.

Como decíamos al principio, el jugador que primero cruce sus marcadores de gloria y riqueza desencadenará el final de partida, permitiendo así al resto de jugadores antes de llegar al jugador inicial, poder terminar la ronda. En caso de que más jugadores hayan conseguido cruzarlos, ganará el jugador cuya diferente entre ambos marcadores sea mayor.

Opinión del juego:

Hoy nos encontramos ante un euro completo de los pies a la cabeza. En ocasiones hay juegos que te llaman poderosamente la atención porque tienen algo diferente que hace que te plantees si tienes algo parecido en tu ludoteca. En nuestro caso fue el hecho de que el juego tenga 2 marcadores de “puntuación” que ir aumentando. La verdad es que cuando me explicaron de que iba y como se llegaba al final de partida pensé “pues vaya tontería esto de ir subiendo 2, con subir uno de ellos sería suficiente”. Pero me equivoqué.

Una vez estas jugando la primera partida, te das cuenta de que no te valdría sólo con dedicarte a ganar solo puntos de gloria o solo monedas, porque el juego hace que todas las acciones que vas ejecutando alternen (u otorguen) esos dos tipos de puntuación a la vez. Y creo que eso es algo importante.

Por otro lado, un aspecto a tener en cuenta son los dados. Hay que montarse una estrategia de acciones en la que no se te olvide ir volviéndote a llenar “la mano” de dados, porque estos se gastan con facilidad. Y sobretodo, ir teniendo los dados del color que se van a necesitar en las siguientes acciones a ejecutar. Esta gestión de dados nos ha gustado mucho.

La colocación de losetas, frente a la de trabajadores o dados, o la gestión de acciones, pasa un poco desapercibida, no siendo esta su mejor baza. Simplemente se van colocando para obtener unos bonus extra en el tablero de provincia. La máxima atención que tienes que prestar es no cortarte un camino, pero es algo no muy significativo porque siempre habrá una loseta que en mayor o menor medida arregle ese desaguisado.

Si tuviera que decidirme por un número de jugadores perfecto para este juego, sin duda alguna diría 4. Vale, si, quizá para una primera partida serían 3, para que la oferta disponible de acciones fuese mayor y los jugadores pudiesen ir probando las diferentes estrategias a realizar y así ver la dinámica del juego. Pero cuando ya se controlan todos esos aspecto, que va a ser en la segunda partida, para mí el número ideal es 4 porque ya te obliga a devanarte los sesos sin compasión. Todas als acciones tienen mayor o menor coste económico o de dados, así que de tu estrategia depende que pagues más o menos por algo.

En definitiva, creo que se nota que es un euro que nos ha gustado, que recomendamos y que es para jugadores que ya estén acostumbrados a jugar a este tipo de juegos. Son partidas que en una hora y poco ya tienes acabada, y que te dejan una sensación de gusto bastante buena. Y con muchas mujas ganas, de viajar a la India.

Nos vemos en la próxima.

1 Comentario

  1. Pingback: Juego de hoy: Ganges – Jugando en Pareja

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.