Hoy descubrimos… Pocket Pharma

Curar enfermedades requiere de años de investigación, inversiones millonarias en I+D y desechar cientos o quizás miles de potenciales moléculas, que por alguna razón no son aptas. Salvar vidas es una ardua tarea de prueba y error y pasar horas y horas rodeado de complejas combinaciones químicas que sean eficaces a la par que seguras. Así que toca ponerse la bata de laboratorio y coger los microscopios para investigar con las más variopintas combinaciones moleculares. Porque hoy descubrimos… Pocket Pharma.

Veamos que contiene esta pequeña caja editada en inglés por Alley Cat Games:

  • 163 cartas:
    • 4 cartas de fármaco
    • 16 cartas de beneficio
    • 38 cartas de pérdidas
    • 4 cartas de umbral de eficacia
    • 4 cartas de umbral de efectos secundarios
    • 96 cartas de fragmentos (8 de cada valor del 1 al 12)
    • 1 carta de primer jugador

Preparar una partida de Pocket Pharma es muy sencillo. El primer paso es colocar las 4 cartas de fármaco en el centro de la mesa. A continuación se barajan las 4 cartas de umbral de eficacia y se coloca una bocarriba debajo de cada una de las cartas de fármacos, independientemente de que fila de símbolos quede visible. Repetir este paso con las cartas de umbral de efectos secundarios.

En segundo lugar se deben ordenar de manera descendente las 16 cartas de beneficio en 4 montones según su color, quedando la de mayor puntuación encima de cada mazo.
A continuación hay que separar las cartas de pérdidas en 3 montones según su valor: -1, -5 y -10 y colocarlos junto a la fila de moléculas.

Por último se barajan las 96 cartas de fragmentos y se revelan tantas cartas como número de jugadores más 4 a modo de mercado. El resto se ponen en un mazo bocabajo que conformará el mazo de robo. Para iniciar la partida solo falta decidir quién será el jugador inicial (el juego propone una original forma, aquel que más recientemente haya sufrido dolor de cabeza) y en función de esto se repartirán las siguientes cartas de fragmento: 1 para el primero, 2 para el segundo, 3 para el tercero, etc. Ya tenemos todo listo para empezar la partida.

El objetivo del juego es ganar cartas de beneficio las cuales nos otorgarán puntos de victoria. Estos PVs los conseguiremos jugando manos de póker (dobles parejas, tríos, escaleras y póker) minimizando en la mayor medida posible los efectos secundarios que nos penalizarán. Para ello en cada turno dispondremos de 3 acciones, que podremos utilizar en cualquier orden y en más de una ocasión si deseamos. Es decir, es posible realizar la misma acción 3 veces. Las acciones disponibles son: coger un fragmento, reformular y publicar una fórmula.

Coger fragmento:

Coger un fragmento nos permite tomar una carta del mercado y colocarla en una de las pilas de nuestra zona de juego o en una nueva (podemos tener tantas fórmulas como queramos).

La única condición es que la carta más alejada al mazo de robo es gratis, pero las siguientes tendrán un coste de puntos negativos. Es decir, si se coge la 3ª carta empezando por la derecha, se cogen dos puntitos negativos.

Reformular:

Con esta acción podemos mover cualquier número de fragmentos de una fórmula a otra única fórmula (se considera fórmula cada uno de los montones de fragmentos en nuestra zona de juego). La única limitación es que cada pila puede tener 5 cartas como máximo

Publicar una fórmula:

Cogemos una de nuestras pilas del área de juego (fórmula) que coincida con los requerimientos de una de las cartas de fármaco. A continuación se coge la carta superior de PVs de ese color. y se evalúan los efectos adversos.

  • Medicina Cardiovascular: Para sintetizar el fármaco para enfermedades cardiovasculares debemos seleccionar 5 fragmentos en forma de dobles parejas; por ejemplo 3-3-10-10-4, 4-4-5-5-8 o 2-2-9-9-10.
  • Medicina Psiquiátrica: Para sintetizar el fármaco para enfermedades psiquiátricas debemos seleccionar 5 fragmentos en forma de trio; por ejemplo 7-7-7-1-8 o 9-9-9-4-6.
  • Medicina Neurológica: Para sintetizar el fármaco para enfermedades neurológicas debemos seleccionar 5 fragmentos en forma de escalera; por ejemplo 1-2-3-4-5 o 7-8-9-10-11.
  • Medicina para el Cáncer: Para sintetizar el fármaco para enfermedades psiquiátricas debemos seleccionar 5 fragmentos en forma de póker; por ejemplo 1-1-1-1-12 o 5-5-5-5-3

A continuación comprobamos la eficacia de las 5 cartas que descartamos. Si el número de jeringas es inferior al número que requiere la carta de fármaco, obtenemos un punto negativo por cada jeringa de menos que aporte nuestra fórmula.

Finalmente se comprueban los efectos secundarios, que es evaluar que nuestra fórmula tenga menos símbolos de cada color de los que muestra la carta de fármaco (cada color se evalúa por separado).

Fin del turno:

Tras realizar nuestras 3 acciones tendremos que desplazar los fragmentos restantes hacia la parte más adelantada de la zona de robo y rellenar (en la parte trasera de la fila de robo) la zona de robo con tantos fragmentos (hasta un total de fragmentos igual al número de jugadores más 4) como los tomados por el jugador activo. Si el mazo de robo se termina deberemos barajar los fragmentos descartados para generar un nuevo mazo de robo.

El final de partida se desencadena si tras el turno del jugador activo se agota un determinado número de montones de cartas de PVs:

– 2 o 3 jugadores: cuando se terminan 2 de los 4 montones.
– 4 o 5 jugadores: cuando se terminan 3 de los 4 montones.

Cuando esto sucede la partida sigue hasta que el jugador sentado a la derecha del primer jugador complete su turno. Al finalizar la partida todos los jugadores muestran sus cartas de PVs y cartas de puntos negativos. El jugador que más puntos tenga, gana la partida.

Opinión del juego:

Hoy nos encontramos ante un juego familiar de reglas sencillas pero con un componente estratégico oculto que puede sorprender a más de uno ya que el sistema de puntuación ofrece diferentes maneras de plantear la estrategia ganadora, ya sea desarrollando fármacos de manera rápida o yendo más despacio pero siendo un desarrollador más eficaz pero más lento.
Pocket Pharma es un juego que combina la mecánica del draft de cartas con la gestión de mano en forma de combinaciones de manos de póker, hecho que le aporta un punto estratégico altamente atractivo incluso para los jugones más expertos ya que podremos limitarnos a gestionar nuestro laboratorio o ha impedir que la competencia pueda disponer de las mejores moléculas para tomar ventaja en la carrera por el desarrollo de nuevos fármacos que mejoren la calidad de vida de nuestra sociedad.
En definitiva, Pocket Pharma es un gran juego en una pequeña caja que ofrece rápidas partidas de entre 15 y 30 minutos que invita a repetir una tras otra, ya que el pique está garantizado puesto que no hay una sola forma de jugar y por supuesto ganar y que gracias a la interacción que aporta el hecho de poder privar de los mejores fragmentos a nuestros competidores genera grandes revanchas y risas. Animaos a salvar vidas jugando al póker.
Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.