Hoy descubrimos… Orbital

En el año 2037 estamos buscando otros lugares fuera del planeta Tierra donde poder vivir. Es el momento del boom inmobiliario por el espacio así que es una época perfecta para que podamos meternos en este negocio. Para ello, podemos construir estaciones orbitales y hacerlas atractivas para que la gente venga y nos proporcione beneficios. Manos a la obra y a proyectar, porque hoy descubrimos… Orbital

Autor: Eloi Pujades

Arte: Amelia Sales

Editorial: DMZ Games

Contenido de la caja:

  • 1 tablero común pra piezas
  • 8 tableros personal de jugador
  • 120 losetas de construcción
  • 8 losetas de objetivo
  • 20 monedas
  • 1 libreta de puntuación

Prepara una partida a Orbital es muy sencillo. Se coloca el tablero común en el centro de la mesa. Las piezas se ordenan por número de triángulos que contiene. Una vez separadas las pilas, cada una de ellas se pone al lado del tablero donde se indica (lo marca el tamaño). Cada uno de los espacios vacíos del tablero se rellena con una pieza de la pila que toque.

Se barajan las losetas de objetivo y se revelan 2. El resto de objetivos no intervienen en la partida. Se decide qué modelo de estación espacial se va a construir y todos los jugadores eligen la misma. Finalmente, cada jugador recibe 5 monedas. Y ahora ya podemos empezar a jugar a Orbital.

En Orbital vamos a tener que construir una estaciones espacial con las piezas que iremos cogiendo del tablero común en nuestro turno. En función de la posición en la que coloquemos las piezas y cómo se combinen los edificios (diferentes colores de los triángulos) podremos ir cumpliendo objetivos que son los que nos darán los puntos.

El turno del jugador se compone de dos fases: la fase de compra de la loseta y la fase de colocación de la loseta en el tablero personal.

Durante la fase de compra, el jugador elige una de las fichas que hay en los espacios del tablero común. El coste que tendrá que pagar en monedas será ir dejando una moneda en cada una de las piezas que vaya dejando atrás en el camino hasta la que ha elegido.

En turnos posteriores, si un jugador quiere una pieza donde ya hay monedas encima, se las lleva.

Una vez ha cogido la pieza, todas las piezas de esa categoría se mueven para rellenar el espacio vació y se revela una nueva de esa pila. A continuación se coloca la pieza en el tablero personal siguiendo una serie de normas, pero teniendo que en cuenta que lo importante es combinar los diferentes edificios para conseguir los puntos.

Los objetivos los marcarán las 2 losetas que se han revelado al inicio de la partida y también las combinaciones que están impresas en los tableros personales. Los edificios que hay que combinar son viviendas, granjas, plantas de energía, jardines, restaurantes, supermercados, teatros y centros de reciclaje

La partida termina cuando un jugador rellena por completo su estación orbital. En ese momento se evalúan todas las combinaciones impresas en los tableros personales y se van otorgando puntos. Hay que tener en cuenta que por cada espacio que se quede sin rellenar, se va a descontar un punto. Al final de la partida, el jugador con más puntos de victoria será considerado el mejor proyectista de la galaxia.

Opinión del juego:

Hoy nos encontramos ante un juego totalmente abstracto que nada tiene que ver con el tema al que hace referencia, pero nada que hasta el momento no encontremos en juegos de este tipo.

Tengo que decir en honor a la verdad que a mi este tipo de juegos donde tenemos que construir una ciudad / estación espacial me gustan bastante. La mecánica de tener que conseguir piezas para combinarlas unas al lado de otras y que eso genere puntos me gusta. Me recuerda a títulos como Between Two Cities o Quadropolis. Si bien es cierto que la forma de conseguir las piezas en los títulos que he comentado es diferente, el final es el mismo.

Una de las cosas muy buenas que tiene el juego es que el dinero es finito, por lo que llegar a piezas de alto valor será complicado y eso hace que no podamos conseguir aquellas piezas que rellenan más rápido nuestro tablero. Algo que parece en primeras partidas que no es importante, pero que cuando un jugador ha acabado su tablero y a otro todavía le queda bastante por completar, la cantidad de puntos que pierde es muy significativa.

Conseguir dinero es algo muy importante, y el tener que renunciar a una pieza que nos interesa por conseguir unas monedas extra, en muchas ocasiones va a ser muy necesario.

Reglas sencillas. Muy muy sencillas para poder jugarlo con todo tipo de jugadores. Una puesta en mesa muy comedida y muy fácil de montar. Precio contenido y diversión asegurada para sesiones en las que puedes jugar 3 partidas seguidas sin despeinarte. Creo sinceramente que Eloi Pujades lo ha vuelto a hacer.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.