Hoy descubrimos… Carcassonne Safari

La grandiosidad de la sabana africana apabulla por la inmensidad de su extensión, por la rica fauna y flora que tiene, y por el contraste entre tierra árida y bosque frondoso. Vamos a dar un paseo para contemplar e interactuar en este maravilloso paisaje. Disfruta viajero, porque hoy descubrimos… Carcassonne Safari.

Autor: Klaus-Jürgen Wrede

Arte: Anne Heidsieck

Editorial: Devir

Contenido de la caja:

  • 72 losetas de terreno
  • 50 fichas de animal (10 de cada uno de los 5 animales)
  • 1 loseta inicial (tamaño de 3 losetas)
  • 2 piezas de todoterreno
  • 5 indicadores de puntuación 50/100
  • 30 meeples (6 de cada uno de los 5 colores)
  • 6 figuras de elefante
  • 1 tablero de puntuación

Montar una partida de Carcassonne Safari es muy sencillo. Se barajan todas las losetas de terreno bocabajo y se colocan en pilas a un lado de la mesa. Se coloca en el centro la loseta inicial (de 3 losetas normales de tamaño). A los lados de esta loseta se coloca una pieza de todoterreno por lado.

Se barajan las fichas de animal bocabajo y se reparten 2 a cada jugador, que también recibirá sus 6 meeples de colores, y colocará su elefante en el 0 del tablero de puntuación. El resto de fichas de animales se dejan a un lado como reserva.

Y ya podemos empezar la partida.

     

Carcassonne Safari se juega con la misma mecánica principal que el Carcassonne original. El jugador activo ejecutará su turno realizando unas acciones de manera ordenada:

1.- Colocar loseta: se coge una loseta de una de las pilas y se coloca en el tablero de juego junto a uno de los lados de una loseta ya colocada previamente. Las reglas de colocación son muy sencillas:

– Deben coincidir los lados en tipo de terreno. Además, si el camino contiene una senda, no se puede cortar.

2.- Acciones en la loseta: en esta fase se puede ejecutar una de las 3 acciones siguientes:

  • Colocar un viajero: el viajero se puede colocar en una senda o una selva siempre y cuando no haya ya otro ocupando ese espacio. Si se pone en un baobab, el jugador roba 2 fichas de animal.

  • Mover un todoterreno: el todoterreno se puede mover de 2 maneras diferentes: si no se coloca viajero, se puede mover el todoterreno. Por otro lado, si se puede colocar una loseta donde ya haya un todoterreno porque coincidan los lados, moverá al lado de donde se colocó la loseta.

  • Empezar o ampliar una charca: si el jugador no coloca un viajero, el jugador puede colocar una ficha de animal en la esquina de la loseta (siempre y cuando esté vacía). A continuación, se coloca un viajero en la charca y se recibe una puntuación en función de cuantas fichas tenga la charca. Además, para ampliar la charca en un turno posterior, las siguientes fichas han de ser de un animal diferente.

3.- Puntuar: Se puntúa en función de si se ha hecho una cosa u otra:

– Si se cierra una senda/selva se puntúa en función del número de animales diferentes que haya en la senda/selva. Si se descarta una ficha de animal del jugador, puede sumar un animal más a esa puntuación. Se retira el meeple. Además, por cada ave en la selva, se recibe un punto más

– Si se cierra con losetas la loseta de un baobab, el jugador recibe dos fichas de animal pero ningún punto. Se retira el meeple.

– Si se mueve un todoterreno porque se coloca una ficha encima, se reciben 3 puntos por moverlo.

– Si se completa una charca el jugador recibe 3 puntos y recupera a su meeple.

La partida termina cuando un jugador ya no pueda robar y colocar una loseta porque se han agotado las pilas. En ese momento, se otorga una puntuación final en función de los meeples que quedan en juego en ese momento en sendas, selvas, baobabs, etc.

El jugador que más puntos tenga al final, gana la partida.

Opinión del juego:

Carcassonne Safari es una implementación del ya tan famoso y vendido Carcacassonne original. La mecánica de colocación de losetas siempre se mantiene intacta y en el caso de todos estos juegos standalone que van saliendo, siempre añaden nuevas mecánicas de puntuación.

Para ello, Safari nos ofrece la posibilidad de las fichas de animales, que nos dan una versatilidad grande al turno. Hace que se añada un componente que permita una puntuación a medio plazo y que hay que controlar para optimizarlo. Además, nos permite aumentar puntuaciones inmediatas siempre y cuando se descarguen las que están en la reserva del jugador.

Una mecánica nueva del juego es el uso de los todoterrenos. No es quizá lo más novedoso ni lo que tenga más sentido del juego, pero al final, Carcassonne siempre se ha caracterizado por ese componente estratégico dentro de su rango de complejidad, con lo que poner un todoterreno que otorgue puntos en función de donde se mueva para poder añadir puntuación adicional a medio plazo.

¿Es Carcassonne Safari un título que da un giro nuevo de tuerca en la forma de puntuar? Si, aporta nuevas maneras integradas con los componentes descritos.

¿Es Carcassonne Safari un título que pueda comprar si no tengo el anterior? Si, por supuesto. Mantiene la esencia del original y da una nueva capa de puntuación.

¿Es Carcassonne Safari un título que desbanque en la ludoteca al original? No, nunca. A pesar de que Safari está basado en mecánicas y que aporta esa capa extra y novedosa, yo creo que el orginal hay que tenelo en la ludoteca porque siempre hay que volver al nuevo, sin expansiones ni vestidos de Domingo. Personalmente, nunca jamás podré hablar mal de Carcassonne porque fue mi primer juego y le guardo a aquella época un cariño muy especial.

En definitiva, un acierto esta versión del querido clásico que hay que hacerse con ella porque los amantes como yo del juego lo van a agradecer.

Nos vemos en la próxima.

Un comentario sobre “Hoy descubrimos… Carcassonne Safari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.