Hoy descubrimos… Plenus

No puedo tematizar la entrada. No puedo encajar un tema para intentar teatralizar el tema al que nos transporta jugar a este título. No puedo empezar de la manera que empiezo siempre. Lo que si que puedo traer es la explicación de una fiesta de dados. De un vicio sano que te va a pedir una partida y otra. Venga, va, no te resistas. Tienes ganas de tirar dados y lo sabes. Tienes ganas de jugar, y lo sabes. Hoy descubrimos… Plenus.

Autor: Inka y Markus Brand

Arte: Leon Schiffer

Editorial: Devir

Contenido de la caja:

  • 3 dados de colores
  • 3 dados numéricos
  • 1 libreta de juego
  • 6 rotuladores

Explicar la preparación de este juego quizá sea de las más fáciles que he hecho nunca. Se reparte una hoja de juego y un rotulador a cada jugador. Se disponen los 6 dados en el centro de la mesa y… y ya podemos empezar.

En cada ronda de juego, uno de los jugadores será el jugador activo y será el encargado de tirar los 6 dados. Éste, deberá escoger un dado de color y un dado numérico y retirarlos

Los dados que ha retirado será la combinación que el jugador activo deberá marcar en su hoja de juego. El resto de jugadores deberá escoger una combinación de un dado de color y otro numérico pero sin retirarlos.

Como excepción a esta norma, durante las 3 primeras rondas, todos los dados están disponibles para todos los jugadores.

A continuación, cada jugador marcará en la hoja de juego las casillas en función de la combinación que haya escogido.

También puede escoger pasar y no escoger dados, con lo que el resto de jugadores tendrá todos los dados disponibles.

Las normas para marcar son las siguientes:

– El jugador marcará tantas casillas adyacentes del mismo color como el valor y el color de los dados que ha escogido.

– Los jugadores empezarán a marcar por la columna del medio (la H).

– Las cruces solo podrán empezar a marcarse en casillas adyacentes donde ya haya otra cruz marcada, nunca en diagonal.

– El número de cruces a marcar ha de ser exacto.

– El valor de cruces a marcar no se puede dividir en varios grupos a la vez.

– La X de color negro del dado de color es un comodín, y significa que el jugador puede escoger el color que quiera. En el caso del dado numérico, el jugador puede elegir cualquier número del 1 al 5 si sale el símbolo de interrogación. Cada vez que un jugador utiliza un comodín, debe marcar un signo de exclamación de la hoja de juego.

Cuando un jugador consigue marcar toda una columna, si es el primero en rellenar esa columna, se anotará los puntos que hay justo debajo, y todos los demás jugadores deberán tacharlo. A partir de ahora, los demás jugadores que consigan rellenar esa misma letra de columna, solo podrán obtener la puntuación de la fila de abajo.

Y por último, y como bonificador, si un jugador es el primero en conseguir rellenar todas las casillas de un color, se anotará los 5 puntos de ese color. Además, todos los jugadores deberán tachar su respectivo número 5. En el caso de que otro jugador llegue a conseguir rellenar todo ese color, solo podrá conseguir 3 puntos.

La partida termina cuando un jugador consigue rellenar su segundo color. En este caso se procede a la puntuación del juego, que es la suma de los puntos de las columnas, más 1 punto por cada exclamación que no ha tachado,  menos 2 puntos por cada estrella que ha dejado sin marcar. El jugador que más puntos tenga, gana la partida.

Opinión del juego:

Es difícil explicar por qué este tipo de juegos engancha tanto y hace que no puedas jugar solo una partida siempre y cuando tengas tiempo para ello. Quizá sea la facilidad de las reglas, que no se tarda más de 3 minutos en explicarlas. Quizá sea la facilidad con que se prepara.

Para mi, uno de los puntos fuertes que tiene el juego es que la elección de cada una de las tiradas cuenta, porque además, las columnas tienen mayor puntuación a medida que se van alejando de la columna H, lo que hace que tengas que plantearte si ir marcando un camino hacia las de mayor valor y una vez allí, ponerte a rellenar como un loco, o ser un poco más previsor e ir puntuando desde el principio.

Otra de las cosas que me gusta de Plenus es la facilidad con que se transporte y se juega en cualquier lado. Nosotros lo jugamos tomando algo en la terraza de un bar, en el trabajo, en el aeropuerto, en el avión o en cualquier sitio donde puedas apoyar la caja.

Juego para toda la familia, para sobremesas, para entretener con los pequeños y los mayores de la casa. Un roll and write (como se llaman este tipo de juegos) a un precio muy asequible. Todo un acierto.

Nos vemos en la próxima.

Un comentario sobre “Hoy descubrimos… Plenus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.