Hoy descubrimos… Tudor

La casa de los Tudor es una ambiciosa familia en la que todos los señores querían servir y coger prestigio para estar bien posicionado en la corte. Todos los grandes Señores pugnarán por colocarse en los mejores sitios y llegar a lo más alto. Al final, lo importa no es la lealtad, si no la apariencia. Hoy descubrimos… Tudor

Autor: Jan Kirschner

Arte: Dennis Lohausen y Ronny Libor

Editorial: GDM Games

Contenido de la caja:

  • 1 tablero
  • 18 fichas de influencia
  • 18 fichas de intrigas
  • 8 fichas de oportunidad
  • 140 contadores de corte (20 de cada una de los 7 tipos)
  • 70 cartas de corte (10 de cada una de los 7 cortes)
  • 6 cartas de puntuación
  • 5 cartas de escenario
  • 4 cartas de referencia
  • 4 figuras de Lord (1 por cada color)
  • 56 figuras de familiar/cortesano (14 de cada jugador)
  • 4 marcadores de puntuación (1 para cada jugador)
  • 1 marcador de ronda
  • 1 bolsa de tela
  • 4 pantallas de jugador
  • 21 anillos de privilegio (3 por cada símbolo de corte)
  • 1 marcador de jugador inicial
  • 1 bandeja para los anillos

       

Preparar una partida de Tudor tiene unos cuantos pasos. Se pone el tablero en el centro de la mesa en función del número de jugadores. Se elige una carta de puntuación verde y otra roja, y el resto se van a la caja.

Se coloca una carta de escenario elegida al azar. Las cartas de corte se colocan en sus respectivos sitios en el tablero. Los anillos de privilegio se colocan en la bandeja teniendo en cuenta su símbolo de corte. Se rellena cada uno de los espacios de la corte con una ficha de intriga e influencia mezcladas al azar. A continuación se roban fichas de corte de la bolsa y se ponen encima de las fichas de intriga e influencia. Finalmente se coloca la ficha de marco en el número de ronda que indique la carta de escenario.

Ya podemos empezar la partida.

Una de las partes de la preparación individual del juego es que cada jugador debe seleccionar 2 anillos de la bandeja y colocarlos en sus pantallas. En función de cómo se coloquen se obtienen unas bonificaciones u otras.

Durante la partida se jugarán una serie de rondas, que es la marca la carta de escenario. Cada una de las rondas de juego consta de 5 fases de juego.

1.- Asignación de Cámara:

En esta fase cada jugador coloca a sus cortesanos en la antesala de las diferentes cámaras, allí donde están pintados los bancos. Se empieza por el de la izquierda y se van colocando a la derecha.

2.- Entrada a la Cámara:

En esta fase los cortesanos que estaban en la antesala, se colocan en los asientos de la izquierda de las mesas. Empujando a los cortesanos que ya hubiese en la mesa sentados. Habrá que tener en cuenta las restricciones de cortesanos, que indicarán qué numero de cortesanos pueden entrar en función del número de jugadores de la partida.

3.- Colocación del Lord

Por orden, todos los jugadores colocan su Lord, y éste permite ejecutar las dos acciones de la sala donde se encuentra. Además, en la sala donde haya al menos un Lord, hace que todos los cortesanos puedan ejecutar una de las 2 acciones de la mesa. En la sala donde no haya Lord, los cortesanos no pueden hacer acciones.

4.- Acciones de cámara

En esta fase los jugadores van a activar por orden las figuras que tengan en las salas, ya sea cortesano o lord. Los cortesanos solo ejecutan una acción, y los lords pueden ejecutar las dos y en el orden que quieran.

Las acciones que hay disponibles en las diferentes salas son:

– Movimiento privilegiado: puedes mover un meeple de la sala en cualquier dirección un espacio o colocar uno nuevo en una columna.

– Cambio de anillo: cambiar un anillo de la reserva por uno de la mano.

– Movimiento corto hacia arriba: puedes mover un meeple 1 o 2 espacios hacia arriba. Cada espacio al que se mueve, debe descartarse una carta del mismo color.

– Cartas de privilegio: coger 2 cartas de privilegio del mismo color que 2 anillos que estén en la mano.

– Movimiento largo hacia arriba: puedes mover un meeple de 1 a 7 espacios hacia arriba. Cada espacio al que se mueve, debe descartarse una carta del mismo color.

– Carta de corte: permite coger una carta de corte de la reserva.

Además, existen 2 acciones adicionales. Estas acciones no requieren de un meeple para indicar que se van a hacer, pero existen para igualar el número de turnos de todos los jugadores. Las acciones permiten avanzar un meeple un espacio hacia arriba eliminando una carta de corte del mismo color que la ficha de corte que haya en la casilla, o coger una carta de corte del mismo color que uno de los anillos de los que el jugador dispone.

Incluidas tenemos unas acciones especiales que pueden ejecutar los jugadores en cualquier momento de su turno. Estas acciones vienen indicadas por los retratos.

Además, cada partida tiene una acción especial que viene dada por la carta de escenario que se coloca al inicio de cada preparación. Esta acción siempre se va a usar pagando fichas de acción y/o intriga

5.- Fin de la ronda

Es la fase de mantenimiento principalmente. Se retiran los lords de las cámaras y los cortesanos de las acciones especiales. Los cortesanos activados vuelven a las sillas donde estaban. Se avanza el marco para indicar que una nueva ronda va a comenzar.

Los anillos

La manera de colocar los anillos en los dedos de la mano de cada jugador, habilita para tener ciertas mejoras o bonificaciones a la hora de hacer las acciones correspondientes de las cámaras de audiencia.

Si un anillo está en cada uno de los dedos, el jugador tendrá bonificados en todas las acciones disponibles de las cámaras.

El final de la partida llegará cuando se jueguen el número concreto de rondas que marque la carta de escenario.

Opinión del juego:

Lo primero que te llama la atención al descubrir Tudor es un eurogame de gestión de trabajadores donde no solo va a importar las acciones que queramos hacer, sino que va a importar el hecho de que uno de los lords active o no la sala en la que hemos puesto nuestros trabajadores.

Y este es quizá uno de los aspectos que más me ha interesado del juego, la dualidad de colocar a los cortesanos para hacer las acciones y a los lords para, por un lado hacer acciones, y por otro activar las cámaras. El hecho de que puedas dejar una cámara sin que los cortesanos ejecuten acciones da un punto estratégico muy interesante pero con el que a la vez tienes que tener mucho cuidado, ya que en alguna ocasión puede que tengas que sacrificar a alguno de tus cortesanos para poder fastidiar a otro jugador.

No hay que decir ni ser muy avispado para darse cuenta que uno de los grades fuertes del juego y además una mecánica que llama mucho la atención es la gestión de los anillos. El hecho de que donde pongas los anillos en la mano te dé unas bonificaciones en las acciones también tiene un punto estratégico que es bueno ir controlando.

Además, todos los anillos, cartas de corte, contadores de corte, etc. están relacionados directamente, con lo que el hecho de optimizar un camino ofrece una ventana de posibilidades que habrá que valorar. No hay un solo camino correcto y rápido, es una gestión idónea la que puede llegar a ofrecer la victoria en el juego.

Por último, me gustaría destacar la gran rejugabilidad del juego porque cada partida hace que la elección de las cartas de escenario y puntuación le den un toque diferente. Es un juego que se entiende fácil, que no tiene reglas difíciles, pero que cuesta dominar la optimización de las acciones, y eso es un reto que en este tipo de juegos me apetece mucho.

Muy recomendable para proponerse un reto.

Nos vemos en la próxima.

Un comentario sobre “Hoy descubrimos… Tudor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.