Hoy descubrimos… El legado del Maharajá

El Maharajá está muy mayor y pronto tendrá que decidir quién lo sucede. Y nosotros, como uno de sus hijos, pues queremos que nos dé el trono. Ya se sabe, nunca se tiene suficiente poder. Así que nos va a tocar agasajarlo con regalos valiosos para poder ganarnos su favor. Hoy descubrimos… El legado del Maharajá.

Autor: Michael Schacht

Arte: Michael Schacht

Editorial: Games for Gamers

Contenido de la caja:

  • 36 cartas de antigüedades (6 tipos, cada una en 6 colores)
  • 9 cartas de comercio
  • 15 cartas de colección
  • 14 monedas de oro
  • 12 monedas de plata

Durante la partida vamos a tener que conseguir más puntos que el resto obteniendo cartas de antigüedades de gran valor y haciendo colecciones. Los jugadores irán jugando por turnos, en lo que se llaman «días de venta», que es cuando podremos obtener las cartas.

Estos dias de venta se componen de la siguiente manera:

  • Hacer una acción

En este apartado del turno, debemos elegir entre:

     1.- Tomar una moneda de de la carta más a la izquierda de las cartas de comercio

     2.- Comprar una antigüedad. El precio de la carta depende del número que tenga la carta de comercio más a la izquierda con una moneda. Una vez comprada la carta, se pone frente al jugador en su zona de riquezas.

  • Tomar una carta de colección

Las cartas de colección solo se pueden tomar si el jugador que está jugando el turno cumple las condiciones. Y estás condiciones son que tenga al menos el mismo número de elementos que contiene la carta de condición. Así pues, si una de estas cartas muestra una carta de jarrones con un 4 debajo, el jugador solo podrá reclamar la carta si tiene cartas con jarrones con valor total de 4 o más.

  • Pago de impuestos

En esta fase deberás pagar a la banca todo aquel excedente que tengamos en las arcas y que sobrepasen las 8 rupias. Teniendo en cuenta que una moneda de oro vale 3 rupias y una moneda de plata vale 1 rupia, habrá que andarse con ojo para no desperdiciar el dinero.

Una vez terminado el día de venta de ese jugador, pasa el turno al siguiente que llevará a cabo las mismas fases. El juego terminará una vez ya no se puedan colocar 4 antigüedades en la fila de oferta. Cuando esto pasa se lleva a cabo la puntuación que simplemente consiste en

– todos los jugadores deben descartar una carta de antigüedad si solo tienen 1 de ese color

– sumar todos los valores de puntos de las cartas de antigüedades y de colección

– por cada 3 rupias, 1 punto.

El jugador con más puntos, gana la partida.

Opinión del juego:

El legado del Maharajá es uno de esos fillers que podemos jugar en cualquier lado y en cualquier momento. Un juego que solo tiene cartas, algunas monedas, y cuya puesta en mesa no requiere de un despliegue tremendo, es una opción idea para jugar, por ejemplo, a la hora de la comida en el trabajo.

Y entrando en el juego, pues tenemos un juego de compras muy sencillo con una decisión clara en cada turno: o cojo moneda, o compro carta. Lo que pasa es que esta elección marca el precio del mercado de las cartas de antigüedades que quedamos adquirir, porque como veíamos antes, el valor de la carta va en función de la carta de comercio con moneda encima que más a la izquierda esté. Con lo cual, tendremos que tener en cuenta que es lo que más nos conviene por ser nuestro turno, y compararlo con lo que menos le convenga al resto de jugadores.

Y es que el hecho de que un juego de este tipo tenga la posibilidad de ir viendo que es lo que tienen los demás jugadores, y que les podemos dejar si no cogemos una antigüedad, y que carta de colección pueden llegar a coger,… es una de los aspectos divertidos del juego.

Con partidas rápidas, el juego se explica en un santiamén. Reglas fáciles de turno, reglas fáciles de puntuación, y un tamaño reducido que repercute, evidentemente, en el bajo precio del juego.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.