Hoy descubrimos… Tribus

Nuestra pequeña comunidad necesita prosperar, y ese es el cometido que tenemos entre manos. Vamos a recorrer de la mano pasajes de la historia humana como el Paleolítico, el Neolítico y la Edad de Bronce. Tendremos que evolucionar y ser la mejor tribu con los componentes que nos brinda el mundo. ¿Te animas? Hoy descubrimos… Tribus

Autor: Rustan Håkansson

Arte: Claus Stephan

Editorial: Devir Iberia

Contenido de la caja:

  • 1 tablero
  • 60 miembros de tribu (15 por color de jugador)
  • 48 indicadores de logro (12 por color de jugador)
  • 16 indicadores de progreso (4 por cada color de jugador)
  • 15 losetas de logro (5 diferentes por cada color)
  • 1 ficha de jugador inicial
  • 24 losetas de suceso (8 diferentes por cada color)
  • 6 losetas de acción
  • 50 losetas de territorio (10 por cada recurso)
  • 89 fichas de puntos de victoria
  • 4 fichas de flecha
  • 20 fichas de concha
  • 1 bolsa
  • 1 loseta de colgante

En Tribus tendremos que llevar a nuestra Tribu a través de 3 periodos de la historia e intentar que prospere mientras vamos consiguiendo nuevos logros para poder mejorar. Esos logros nos permitirán subir en unos tracks de prosperidad para aumentar nuestras habilidades de movimiento, de crecimiento de tribu, de exploración y de fuerza.

En la parte superior del tablero hay unas losetas de acción, de las que, en cada turno, un jugador cogerá una, la ejecutará y la pondrá al final de la fila (en la parte derecha). Si coges la primera loseta, es gratis, pero por cada una que cojas a la derecha deberás ir dejando una concha como pago.

Las 4 acciones que pueden hacer los jugadores son:

  • Mover: permite al jugador mover tantos espacios como marque el nivel que tenga de característica.
  • Aumentar la población: permite que el jugador meta tantos meeples en su tribu como indique el nivel que tenga en esa característica.
  • Explorar: permite coger tantas losetas de la bolsa y ponerlas en su territorio como indique el nivel que tenga en esa característica.
  • Conseguir un logro: permite reclamar un logro de de las lineas de los periodos pagando los recursos necesarios.

Conseguir un logro es una de las acciones principales del juego y lo que nos permite ir avanzando. Cuando tenemos un miembro de nuestra tribu en una loseta de un recurso que se pide en un logro, podemos colocar uno de nuestros cubos de logros para marcar que lo hemos conseguido. Esta acción puede derivar en otras en función de varios factores. Si el espacio que hemos ocupado tiene un rayo encima, se resuelve un evento de ese periodo. Además, se consiguen los puntos que marca el espacio. Y por último, subimos un nivel en la característica que marque ese logro. Si es la primera vez que se consigue ese logro, se revela el inmediatamente superior.

Y es que los logros se consiguen en linea recta. Para conseguir un logro del segundo periodo, tienes que haber conseguido el inmediatamente inferior verticalmente en el periodo previo. Aunque esta es la norma, los jugadores tienen una flecha que les permite cambiar el rumbo una vez por partida. Esto significa que podrán moverse a otro logro sin necesidad de haber conseguido el de abajo.

Cuando las losetas de suceso se van sumando a la linea de acciones, y llega el momento de ejecutarlos, se hace de manera normal. Sin embargo, igual que el resto de acciones, se puede evitar poniendo conchas encima. Una vez se ha ejecutado el suceso, se retira del juego. Excepto los del tercer periodo, que estos se mantienen al lado de la linea de acciones para determinar cuántos de estos se han sucedido, ya que es el indicador de final de partida.

                                          

Una vez se ejecuta el número concreto del sucesos del tercer periodo en función del número de jugadores, se acaba La Ronda en curso y se efectúa la puntuación: los jugadores puntúan por su nivel en las barras de progreso, por ser quién más miembros de tribu tenga, más losetas de territorio, y finalmente cuentan sus dientes de oso.

El jugador con más puntos, gana la partida.

Opinión del juego:

Tribus es un juego de colocación de trabajadores en el que tendremos que posicionar a los miembros de nuestra tribu para poder ir consiguiendo diferentes tipos de terreno que nos permitirá conseguir logros. Evidentemente, los logros irán subiendo en requerimientos, con lo que algunos de ellos nos pedirán 2 y hasta 3 recursos a la vez para conseguirlos.

Este hecho nos va a obligar a tener más personajes en juego, lo que deriva que tendremos que ejecutar la acción de población. Si además, queremos aumentar ese nivel de «natalidad», tendremos que conseguir aumentar el nivel de nuestro marcador de población. Intimamente ligado está el hecho de que tengamos que conseguir los terrenos que queramos, y que necesitemos sacar de la bolsa, lo que estadísticamente mejorará si aumentamos nuestro nivel de exploración, ya que siempre es mejor sacar 3 losetas que una.

Finalmente, colocar a los miembros de nuestra tribu en los sitios correctos para poder reclamar un logro será más sencillo mientras más los podamos mover, así que será necesario aumentar el nivel del marcador de movimiento. Cabe decir, que subir en los marcadores no solo te mejora la acción, si no que puntúan al final de la partida, con lo que son unos puntos nada desdeñables al final de la partida.

Lo que más me ha llamado la atención del juego es la linea de acciones y la forma de resolverlas. Si bien es cierto que la mecánica de elección y ejecución pagando por saltarte las que no quieres, no es nueva, si lo es el hecho de que sea de manera cíclica y circular el volverlas a tener disponibles. Además, me ha sorprendido el que los sucesos de los diferentes periodos se pongan en esta linea de «tiempo» y se puedan ejecutar y evitar de la misma manera que el resto de losetas.

Juego donde todo lo que hagas tiene un sentido y está dirigido a conseguir puntos al final de la partida, ya sea directa o indirectamente. Y es que Tribus es un juego de corte familiar con un punto más de estrategia que nos permitirá dar ese salto de nivel en muchos casos para todo tipo de jugadores que se encuentren en ese momento en el que quizá requieran de algo más. No penaliza en ningún momento y esto hace que no se genere un nivel de frustración que te haga ni descolgarte de la partida ni tener sensación de hastío al jugar.

Genial como siempre la producción a la que nos tiene acostumbrados la editorial madre, y una puesta en mesa muy vistosa y agradable. Preparación del juego muy rápida y un detalle de agradecer siempre: trae bolsas zip para guardar todos los componentes.

En definitiva, un juego al nivel de Imhotep y Stone Age pero que te da un puntito diferente en las mecánicas. Un acierto.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.