Hoy descubrimos… Vast, Las Cavernas Cristalinas

No me armaron Caballera para otra que no fuese vencer al temido dragón, y por eso, como Trasgons debemos vencer a la caballera. Pero es que ya que somos un feroz Dragón deberemos salir de la oscura Caverna, aunque ya que encarnamos a una Caverna tendremos que atraparlos a todos. Mientras, como buen Ladrón, hemos venido a por tesoros. Pero… ¿se puede saber que somos? Somos lo que queramos. Hoy descubrimos… Vast, Las Cavernas Cristalinas

Autor: Patrick Leder, David Somerville

Arte: Kyle Ferrin

Editorial: 2 Tomatoes

Contenido de la caja:

  • La Caballera
    • 1 tablero de caballera
    • 3 marcadores de bomba
    • 7 cubos de héroe
    • 10 cartas de misión
    • 1 peón de caballera
    • 2 cubos de salud y agallas

  • Los Trasgos
    • 1 tablero de trasgos
    • 12 discos de trasgo
    • 4 discos de fuerza
    • 10 cartas de guerra
    • 10 cartas de monstruo
    • 10 cartas de secreto
    • 3 peones de tribu trasgo
    • 1 marcador de rabia

  • El Dragón
    • 1 tablero de dragón
    • 1 marcador de rugido
    • 1 marcador de muro ígneo
    • 1 dado de dragón
    • 18 cartas de poder
    • 2 peones de dragón
    • 14 cubos de pereza
    • 1 cubo de trasgos zampados
    • 1 cubo de salud
    • 3 marcadores de gema dragón

  • La Cueva
    • 1 tablero de cueva
    • 52 losetas de cueva
    • 36 marcadores de presagio + bolsa
    • 9 marcadores de cristal
    • 12 marcadores de tesoro
    • 3 marcadores de socavón
    • 10 marcadores de evento
    • 15 cartas de evento
    • 7 cartas de tesoro
    • 1 carta de referencia de cueva

  • El Ladrón
    • 1 tablero de ladrón
    • 3 marcadores de característica
    • 1 dado de acción
    • 6 marcadores de cámara acorazada
    • 5 cubos de acción
    • 1 peón de ladrón
    • 1 marcador de recompensa

Vast es un juego en el cada uno de los jugadores va a adoptar un rol distinto y va a tener un objetivo concreto que va a tener que conseguir para ganar la partida. Hay cinco personajes distintos y cada uno con unos componentes distintos, y sobretodo, con unas reglas y un desarrollo del turno distinto a cada uno de los demás.

Uno de los personajes que podemos encontrar es la Caballera, cuyo objetivo será vencer al jugador que lleve al Dragón. En el momento que la salud de este llegue a 0, ella habrá ganado. La caballera juega en 2 fases.

  • Recoger los cubos de héroe: recoge los cubos de héroe que tenga en su tablero para asignarlos a las características que definen al personaje (Movimiento, Percepción y Fuerza), a los espacios de equipo (Bomba, Arco, Mapa Ancestral y Escudo), o para cartas de tesoro que hayan adquirido.

  • Mover y actuar: lo que va a hacer es moverse por el tablero y resolver los encuentros que vaya teniendo. Los encuentros se dividen en revelar losetas, resolver ataques y recoger tesoros.

Al resolver ataques es donde podemos empezar a atacar al ladrón, o sencillamente luchar contra los trasgos por ejemplo, ya que son nuestro máximo enemigo y cuyo objetivo somos nosotros. Por otro lado, irá recogiendo gemas que hará que las agallas de la caballera se vean afectadas, o bien ganando unas cartas de tesoro.

Las agallas será lo que permita a la Caballera ir ganando o perdiendo cubos de héroe adicionales para poder usar en las ubicaciones que he mencionado antes.

Otro personaje que podemos encarnar es Los Trasgos, cuyo objetivo es derrotar a la Caballera (o al Dragón en su defecto). El turno de Los Trasgos se desarrolla en 5 fases, que se resuelven de la siguiente forma:

  • Escoger carta de guerra: del mazo de cartas de guerra, toma tantas como indique el marcador de rabia.
  • Poblar las tribus: se asignan discos de trasgo a los peones en las tribus como marque la carta de guerra.
  • Asignar monstruos: roba tantas cartas de monstruo como muestre la carta de guerra y coloca los monstruos en sus espacios del tablero de trasgos. Ojo con el límite de monstruos de cada tribu.
  • Robar secretos: roba tantas cartas de secreto como muestre la carta de guerra. El límite de cartas que puedes tener es 5, así que tendrás que descartar el excedente.

  • Activar las tribus: en esta fase, el jugador puede activar cada tribu 1 vez por turno, y ejecutar por cada una de ellas, una de las siguientes acciones:

a.- Atacar: es la acción que permite reducir la vida de la Caballera o del Dragón. Los Trasgos solo pueden acceder a la loseta si la fuerza es mayor que la de su contrincante, lo que les permitirá reducirle un punto de vida y luego se dispersarán.

b.- Saquear: permite saquear un marcador de Tesoro o una Gema Dragón, lo que hará que en determinadas ocasiones aumente su contador de rabia

c.- Explorar: si la tribu está en una loseta oscura, se puede mover a un espacio vacío adyacente y colocar una loseta oscura (si está el personaje Cueva, lo hace él).

d.- Revelar: mueve una tribu desde tu tablero al tablero de juego para revelar dicha tribu.

e.- Esconderse: mueve un peón de tribu del tablero de juego al tablero de jugador. No le afectan los efectos de otros jugadores, pero tampoco puede atacar, a no ser que, por ejemplo, se revele una loseta Emboscada.

El Dragón es otro de los personajes a los que podemos dar vida. El objetivo de éste es escapar de la cueva saliendo de su letargo y dirigiéndose a la loseta de entrada de la cueva. El turno del Dragón se desarrolla en 4 fases:

  • Mover y usar poderes: el Dragón se puede mover 1 o 2 losetas en linea recta, y antes o después puede usar poderes. Estos poderes y sus costes vienen definidos en el tablero del Dragón, y podrás usar tantos como quieras siempre y cuando puedas pagar el coste en cartas de poder.
  • Recoger tesoro: esta fase sirve para coger tesoros, lo que permitirá mover cubos al contador de Pereza (necesario para despertar del letargo).
  • Colocar Gemas Dragón: permite mover gemas del tablero del Dragón al tablero de juego para que los demás jugadores puedan interactuar con ellas (Caballera, Trasgos y Ladrón).
  • Reemplaza tu mano: descarta tu mano de cartas y vuelve a robar tantas como indique tu marcador de espíritu.

El Dragón tiene que coger los cubos de los marcadores de Codicia, Hambre y Orgullo, y moverlos al marcador de Pereza.

Los cubos del marcador de Codicia se mueven cuando el Dragón va quitando Tesoros del tablero principal

Los cubos del marcador de Hambre se mueven en el momento en que el Dragón se va comiendo trasgos.

Y por último, los cubos del marcador de Orgullo se mueven cuando se revela un Evento, cuando pasa un turno sin moverse, o cuando coloca una Gema Dragón en el mapa.

La Cueva es el personaje más curioso con el que vamos a poder jugar porque es un «personaje» que históricamente nunca se ha usado en un juego en el que se entra en una mazmorra.

El objetivo de la Cueva es crecer hasta colocar todas las losetas de mapa, y posteriormente ir retirándolas hasta que se hayan quitado 5 losetas Cristal. Será el momento en que la Cueva colapsará dejando a todo el mundo atrapado.

El turno del jugador que lleva la Cueva se divide en 3 fases:

  • Coger marcadores de presagio: el número de marcadores de presagio que se cogen va en función de los marcadores de tesoro y cristal que haya en el mapa. Estos marcadores de presagio se cogen al azar de la bolsa. Para usar los presagios deberemos pagar una de las combinaciones de marcadores que nos pida.

  • Esculpir la cueva: esta es la fase en la que se colocan nuevas losetas. Para ello, el jugador debe colocar una loseta de su mano y ponerla en el mapa bocabajo. Si tiene una loseta Cristal, debe colocarla.
  • Colocar tesoro: poner un marcador de tesoro en cualquier loseta oscura que no tenga ni otro tesoro ni ningún peón de jugador.

En el momento en que ya se esté jugando el Colapso (cuando ya la cueva ha puesto todas las losetas), en la fase de esculpir la cueva, el jugador deberá retirar 3 losetas. En cuanto se retiren 5 losetas Cristal, la Cueva gana la partida.

Por último, el personaje que podemos interpretar es el Ladrón. El objetivo que tiene es recoger 6 marcadores de Tesoro y/o Gema Dragón. El turno del Ladrón se juega en 2 fases:

  • Asignar marcadores de característica: se mueven los marcadores de característica a los marcadores de Movimiento, Sigilo y Subterfugio. A continuación, coloca tantos cubos de acción como nivel de Subterfugio tengas.
  • Mover y realizar acciones: esta es la fase principal del turno. El Ladrón se va a mover usando puntos de movimiento, y realizar acciones usando puntos de acción.

Las acciones que puede llevar a cabo son:

a.- Hurtar: le permite coger un marcador de tesoro o de Gema Dragón.

b.- Trepar: permite acceder a una loseta a través de muros.

c.- Mangar: roba las posesiones de un jugador que esté en tu misma loseta.

d.- Forzar cerradura: permite entrar en una cámara acorazada.

e.- Esconder botín: hace que seas menos «jugoso» para los otros jugadores si deciden atacarte.

f.- Apuñalar: permite atacar a otro jugador en tu misma loseta.

Opinión del juego:

Vast, las Cavernas Cristalinas es un juego asimétrico donde cada jugador va a encarnar a un personaje y tratará de ganar la partida en función de unos objetivos distintos que tiene cada uno. Además, cada uno de estos personajes tiene unas reglas y un turno totalmente diferente a los demás, sin contar, claro está, que las interacciones entre ellos también son diferentes.

Es decir, la curva de aprendizaje del juego no es fácil. Y no es fácil por la sencilla razón de que un jugador debe conocer muy bien cómo funciona su personaje (cosa que podría ser relativamente asequible) y como nos afecta el turno de los demás. Además, hay algunos de los personajes que tienen un objetivo u otro dependiendo de si hay en la partida unos u otros personajes.

Por lo tanto, no es uno de esos juegos a los que los jugadores deben ir a que «les enseñen a jugar», porque posiblemente se enfrentarán a una hora de explicación hasta que el jugador que conoce las reglas, haya explicado todo a todos. Con lo que sería un grandísimo gesto de bondad, si cada uno de los jugadores se ha estudiado un personaje previamente.

Salvando este escollo, me parece un juego genial tanto por las mecánicas entrelazadas como por la originalidad y como lleva el tema a la mesa. Es una aventura. Una aventura personal donde nadie va a aliarse a ti. Donde estás solo y solo puedes tirar de tus mecánicas para ganar la aventura. Y debes salir victorioso porque los demás no van a cejar en su empeño. Y aquí es cuando me parece genial como están las mecánicas de todos los jugadores entrelazadas, porque el objetivo de uno puede hacer que te haga la vida más difícil a ti para conseguir el tuyo.

Es cierto que el juego brilla si están todos los personajes en juego, pero es que trae tantas posibilidades en cuanto a combinación de personajes, variantes, reglas adicionales, que no es un juego que se vaya a quemar en 10 partidas. Porque cuando un jugador ha explorado muchas combinaciones posibles con un personaje, puede empezar a jugar con otro.

El precio no es precisamente barato, pero tampoco excesivamente caro dado la maravilla edición de este juego. Viene con mucha madera y cartón (de un buen gramaje) y algo que últimamente me está gustando cada vez mas: una buena caja.

No es ni será un juego para todos los públicos, pero aquellos jugadores que logren engancharse (cosa que no me parece difícil si te gusta este tipo de juego de exploración) va a hacer las delicias de las partidas mas enrevesadas que se puedan dar. Eso si, a pesar de que cada tablero tiene indicaciones de cómo usar cada personaje, no habrá que dejar el manual muy lejos.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.