Hoy descubrimos… Subterra II: Inferno’s Edge

Parece que los rumores son ciertos y que un gran misterio se esconde bajo la montaña. Algo tan antiguo que ha quedado olvidado. Pero ahora es el momento de que tu expedición se adentre en esta aventura para conseguir el artefacto. No será fácil. La montaña no lo va a poner fácil porque al fin y al cabo no se coge lo que no es de uno. Hoy descubrimos… Subterra II: Inferno’s Edge.

Autor: Tim Pinder, Rose Atkinson

Arte: Diana Franco Campos, Marco Luna

Editorial: Second Gate Games

Contenido de la caja:

NOTA: Cabe destacar que esta copia es una Preview Copy, por lo que los elementos finales distarán un poco de los mostrados en esta reseña.

  • 1 loseta de inicio
  • 2 losetas laterales
  • 30 losetas de templo
  • 1 loseta de Santuario
  • 1 bolsa de losetas
  • 10 tarjetas de personaje
  • 10 meeples de personaje
  • 6 cartas de referencia
  • 40 marcadores de salud
  • 4 marcadores de apuntalar
  • 3 marcadores de suerte
  • 3 marcadores de demolición
  • 1 tablero de volcán
  • 1 marcador de volcán
  • 2 dados de peligro
  • 1 dado numérico
  • 6 marcadores de escombro
  • 1 medallón de líder explorador
  • 3 marcadores de llave
  • 1 marcador de artefacto

En Subterra, los jugadores deberán cooperar para lograr conseguir las 3 llaves escondidas dentro del santuario para poder abrir el escondite que guarda el ancestral artefacto. Una vez conseguido, deberán sacarlo fuera del volcán antes de que sea demasiado tarde. No lo van a tener fácil porque en el interior hay trampas de todos los tipos, y además, creo que no estaremos solos.

Para ello, los jugadores van a jugar aproximadamente unas 20 rondas, y en cada una de las rondas, los jugadores van a llevar a cada 2 fases: hacer acciones y lanzar el dado de peligro.

Al final de cada ronda, los jugadores activan a los guardianes y mueven el marcador de volcán.

Cada jugador en su turno tiene 2 puntos de acción (3 si gasta un marcador de salud) que podrá utilizar para llevar a cabo las siguientes acciones:

– Revelar loseta: coge una loseta de la bolsa y la coloca en una de las aperturas de la loseta en la que esté actualmente. Solo podrá ponerse de forma que el camino esté conectado. Dos losetas no están conectadas si hay una pared en medio.

– Mover: moverse un espacio a una loseta adyacente (conectada)

– Explorar: se coge una loseta de la bolsa, se coloca como se ha explicado anteriormente y automáticamente el jugador se mueve directamente a esa nueva loseta. Es más rápido, si, pero conlleva más riesgo.

– Curar: un jugador puede gastar una acción para curarse 1 punto de salud o a alguien que esté en su misma loseta.

– Llevar objetos: el jugador puede coger un objeto del suelo, o coger un objeto de otro jugador en su loseta, o dar un objeto de su mano a otro jugador en su loseta, o dejar un objeto en la loseta en la que está.

Un explorador solo puede llevar un objeto a la vez.

– Atacar: lanza el dado numérico. Si sale un 4 o más, el ataque tiene éxito y el enemigo de tu loseta es destruido.

– Correr: mueve al explorador hasta 3 losetas conectadas.

– Excavar: quita un marcador de escombros de una loseta adyacente.

Cada personaje tiene unas habilidades propias que vienen definidas en su tarjeta de personaje. Estas habilidades pueden tener o no un coste asociado en puntos de acción. Si no lo tuviese, estás están siempre activas.

En el caso de que un personaje se quede sin puntos de salud, el meeple se tumba sobre el tablero de juego y se limita las acciones que puede realizar. Así pues, en su turno, éste solo podrá ejecutar una única acción de moverse y finalizan sus acciones. Sin embargo, esto no evitará que tire el dado de peligro.

Cuando otro jugador le pueda curar, automáticamente se pone el meeple de pie y podrá volver a hacer sus acciones.

Una vez finalizadas las acciones de un jugador, éste tirará el dado de peligro y se aplicará el resultado obtenido.

Hay 6 diferentes peligros que nos pueden tocar y algunos van relacionados a algunos tipos de losetas:

– Tropezar: si hiciste la acción de esforzarte (perder un punto de salud para ganar un punto de acción), pierdes automáticamente un punto de salud.

– Lava: todos los exploradores que estén en una loseta con lava, pierden un punto de salud:

– Colapso: para todas las losetas de ruinas que estén en juego y que no tengan un marcador de escombros se tira un dado. Si el valor obtenido coincide con el de alguno de las losetas, se coloca un marcador de escombros encima. En el caso de que haya meeples, estos pierden 5 puntos de salud. Y en el caso de que haya enemigos, estos se devuelven a la reserva.

– Activar trampas: activa todas las losetas con trampas de pinchos o de flechas que haya en juego. Si hay algún meeple encima de los pinchos pierde 3 puntos de salud. Si las flechas alcanzan a algún meeple que esté en la loseta o en la siguiente, pierde 1 punto de salud.

– Despertar un guardián: de la loseta de guardianes más cercana al meeple del jugador activo aparece un guardián que habrá que poner.

– Activar un guardián: para activar un guardián, estos primero atacan si están en la loseta de un jugador, y si no, se mueven un espacio hacia el meeple de un jugador. En el caso de que no pueda ejecutar ninguna acción de las anteriores porque se encuentre con un marcador de escombros delante, lo retira.

La activación de los guardianes también se hace cuando se acaba la ronda en curso, con la diferencia que esta vez se ejecutan todos los guardianes 2 veces.

Cuando todas las losetas de la bolsa se han colocado, es el momento de colocar la loseta de Santuario. si tenemos las 3 llaves para desbloquearlo y coger el artefacto, podemos iniciar el camino de vuelta.

Las llaves se consiguen en las losetas de llave. Será necesario gastar una acción para cogerla.

En el momento en que se consigue el artefacto, todo se descontrola: se tiran dos dados de peligro en lugar de uno, y se mueve el marcador de volcán más rápido.

En el caso de que el marcador de volcán llegue a 0, a partir de ese momento, cada vez que salga el símbolo de la lava en los dados de peligro, o al final de cada ronda, la lava empieza a inundar el interior de la montaña y esto se representa volteando las losetas.

Al final de la partida, si al menos un jugador ha salido con el artefacto, habremos ganado la partida. Si no es así y nadie ha podido sacarlo a tiempo, quedaremos olvidados dentro de la montaña y nadie jamás sabrá nada más de aquella expedición que se atrevió a entrar.

Opinión del juego: 

En Sub Terra II: Inferno’s Edge nos adentramos en lo más profundo de una montaña a intentar conseguir un artefacto ancestral. Para ello, todos los jugadores van a tener que cooperar o al final nadie saldrá victorioso.

Bajo esta premisa, nos encontramos un juego de mazmorreo donde lo importante es la colaboración de todas las habilidades de todos los jugadores más que la lucha por la lucha. Una de las primeras cosas de la que nos damos cuenta nada más jugar los primeros turnos es que 2 puntos de acción NUNCA son suficientes, y vas a ir ahogado durante el resto de la partida. Al que  evidentemente me parece muy bien ya que temáticamente estás dentro de una caverna buscando un santuario que dicen que está, y no tienes ni la más remota idea de que es lo que te vas a encontrar. Pues hombre, digo yo que, algo tendrá que agobiar.

No hay lugar para las primeras exploraciones en modo paseo, hay que intentar colocar todas las losetas lo antes posible, pero claro, teniendo siempre en cuenta que después de ejecutar las acciones de un jugador, viene una tirada del dado de peligro. Y creedme si os digo que es realmente increíble lo que puede hacerte empeorar la partida «acertar» con las tiradas.

La mecánica de movimiento puede recordar a títulos como Burgle Bros pero con otro tema distinto y otra forma de aplicar los peligros, aunque el policía del juego de ladrones, y los guardianes de Sub Terra bien pudieran ser primos hermanos.

Una de las sensaciones he tenido también en los primeros compases de la partida es la de pertenencia a una película de Indiana Jones, y eso, para alguien como yo que se mete tanto en la temática del juego, es muy de agradecer: trampas, lava, luchas contra guardianes que te pisan los talones, y sobretodo por la exploración de cada nueva estancia que se va sacando de la bolsa.

Ah, y por cierto, el activar trampas, correr delante de la lava llegado el momento, y ver como algunos de los compañeros caen por el camino, tampoco es plato de buen gusto.

En definitiva, un gran cooperativo que hará las delicias de los más intrépidos y que nos hará pasar un buen rato y una buena experiencia de juego.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.