Hoy descubrimos… Draftosaurus

Lo maravilloso que tienen los domingos es poder pasarlos en familia, con los niños y los abuelos haciendo actividades al aire libre. Visitar museos, jugar en el parque, hacer una excursión por la montaña, ir al zoo de dinosaurios, comer… Espera un momento… ¿Zoo de dinosaurios? ¿En serio? Hoy descubrimos… Draftosaurus

Autor: Antoine Bauza, Corentin Lebrat, Ludovic Maublanc, Théo Rivière

Arte: Jiahui Eva Gao, Vipin Alex Jacob

Editorial: Zacatrus

Contenido de la caja:

  • 5 tableros de zoo
  • 60 dinosaurios (10 de cada especie)
  • 1 dado de colocación
  • 1 bolsa de tela

En Draftosaurus deberemos ir colocando dinosaurios en su parque de forma que vayan ganando puntos en función del área donde los coloquen. Pero no es tan sencillo, porque habrá una fase de draft que nos hará escoger entre los animales que nos vayan pasando nuestros compañeros

La partida se desarrolla en en 2 rondas. Cada ronda tiene 6 turnos, y los turnos se juegan de la siguiente manera:

Ambas rondas se juegan de la misma manera, con lo que al final habremos jugado 12 turnos y colocado 12 dinosaurios

El jugador activo lanza el dado y todos los jugadores ven el resultado. A continuación, cada jugador extrae de la bolsa 6 dinosaurios y los mantiene ocultos en la mano. Todos a la vez eligen uno y lo revelan, para a continuación colocarlo en su zoo. Todos los jugadores tendrán que adaptarse a las reglas de colocación que marca el dado que se ha lanzado previamente, excepto el jugador que hizo la tirada.

Inmediatamente después pasan el resto de dinosaurios al jugador de la izquierda.

Las diferentes caras del dado dictan cuál es la zona en la que se puede poner el dinosaurio, atendiendo a que hay ciertas caras que permiten cierta flexibilidad. Por ejemplo, cara de bosque obliga a poner un dinosaurio en dicha zona, pero la cara de llanura, indica que se puede poner en cualquier zona siempre y cuando pertenezca a la llanura

Las diferentes zonas de ambas caras del tablero tienen unas particularidades y hay que atender a esas restricciones para poder colocar dinosaurios. Por ejemplo, el Bosque de la Semejanza solo puede tener dinosaurios de la misma especie, pero La Pradera del Amor puede contener dinosaurios de cualquier especie, pero puntuarán solo las parejas de animales de la misma especie.

Cuando el juego se ha jugado varias veces, el tablero incluye otra cara, la de invierno, la cual nos va a proponer un tipo de juego con un poco más de complicación y que supone un mayor reto.

Al final de la partida, el jugador que tenga más puntos conseguidos por los dinosaurios que se han colocado en el tablero, será el ganador de la partida y la persona que mejor y mas estructurado haya conseguido hacer su zoo.

Opinión del juego:

Draftosaurus es un juego desenfadado y divertido. Un juego de dinosaurios siempre aporta un plus, pero lo realmente diferente de este juego, es que la mecánica de draft que tiene no es con cartas si no con los propios dinosaurios. Y esto me parece algo magnífico por varias razones.

La primera de todas es la facilidad con la que se puede introducir este tipo de mecánica a jugadores más pequeños. Generalmente estamos acostumbrados a pasarnos cartas, y que en ellas haya texto para poder aplicar una acción o bonificación. No siempre, evidentemente. A veces también se juega con los colores, pero en este caso, al ser un filtre de partidas rápidas y con una estética tan amigable, me parece una buena manera de iniciación, como decía, de la mecánica a los más pequeños o a jugadores noveles.

La segunda razón por la que me parece interesante es que, como decía, son partidas rápidas, donde el elemento a pasar es diferente. Son meeples de dinosaurio. ¿No es eso ya una buena razón para jugar al juego? Todos sabemos que si.

Una producción adecuada, con cantidad de meeples, con una cuidada estética que consigue acercar al público más pequeño, y donde los tableros se ven de una manera muy clara. Un 10 por haberle dado una vuelta a la mecánica de Roll and write convirtiéndola en algo similar pero con componentes distintos. Enhorabuena al autor por este magnífico giro de tuerca. Totalmente recomendable.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.