Hoy descubrimos… Mythsgate

Mucho tiempo ha pasado desde que se apagara el rumor de las leyendas. Aquellas en las que se hablaban de un poder místico que abriría un portal hacia un mundo por el que entrarían los Antiguos y arrasarían el nuestro. Y ahora, tanto tiempo después, el aire vuelve a silbar esos rumores. Pero la Liga de Atari no lo va a permitir. Hoy descubrimos… Mythsgate.

Autor: María C. Pérez

Arte: Amelia Sales

Editorial: GDM Games

Contenido de la caja:

  • 1 tablero
  • 6 tableros de jugador
  • 5 fichas de héroe
  • 10 fichas de monstruo
  • 5 juegos de armaduras
  • 4 fichas de habilidad de Gran Invocador
  • 58 fichas de recursos
  • 5 fichas de -1 botas
  • 10 gemas
  • 15 fichas de vida
  • 48 cartas de poder
  • 20 cartas de Gran Invocador
  • 14 cartas de bosque
  • 14 cartas de poblado
  • 14 cartas de mina

Mythsgate es un juego asimétrico en el un jugador tomará el rol de Gran Invocador y los demás jugadores formarán parte de la Liga de Atari, que intentarán frenar los planes de éste.

El juego se desarrolla por rondas, y en cada una de ellas, primero se hace el turno del Gran Invocador, y a continuación de los jugadores.

GRAN INVOCADOR

Antes de ejecutar las acciones en su turno, éste puede hacer que los esbirros pierdan vida para obtener gemas de Poder. En el caso de que sea su décima gema, el Gran Invocador gana la partida inmediatamente.

Si no se es el caso, llega el turno de las acciones, y podrá realizar tantas acciones como el número de jugadores total que haya en la partida.

– Mover: se pueden mover a los esbirros a una localización adyacente, teniendo en cuenta que no se pueden mover a la localización del Castillo

– Combatir: si un personaje de la Liga y un esbirro se encuentran en una misma localización, el esbirro puede empezar el combate.

– Jugar la habilidad de una carta: las cartas tienen ciertas habilidades que pueden ser jugadas al realizar esta acción. Encontramos cartas para otorgar fuerza, aumentar el bono de Poder, veto de cartas a los jugadores de La Liga, etc.

– Invocar a un esbirro: introduce a un nuevo esbirro en la partida.

– Jugar la habilidad de un esbirro: el esbirro puede jugar su propia habilidad.

LIGA DE ATARI

En su turno, los jugadores van a decidir el orden en el que van a jugar sus personajes. Las acciones que tienen los miembros de la Liga de Atari son:

– Mover: se puede mover al personaje a una casilla adyacente siempre y cuando sea ortogonal. En el caso de que tenga que cambiar de cuadrante, tendrá que hacerlo a través de un puente.

– Explorar: en función de la localización, se roba una carta del mazo que toque (pueblo, mina o bosque) y se aplica el efecto. En el caso de que la carta sea un libro, se puede guardar o descartar inmediatamente para usar su habilidad en función del color que tenga.

Además, las cartas pueden ser materiales básicos que se consiguen, o bien criaturas, en cuyo caso el jugador deberá empezar un combate en ese mismo instante.

– Comerciar: si ambos jugadores coinciden en una misma casilla, se pueden intercambiar objetos.

– Combatir: puede empezar un combate con un esbirro siempre y cuando esté en la misma casilla.

                   

– Ciencia Interior: juega la habilidad del personaje.

– Habilidad del territorio: Activa la habilidad del tipo de zona en la que se encuentre el personaje.

En el momento en que La Liga consiga que el Gran Invocador no tenga ningún esbirro en juego, estos ganan inmediatamente la partida. Sin embargo, si el Gran Invocador consigue 10 gemas de Poder, gana la partida.

Opinión del juego:

Mythsgate nos transporta a un mundo de fantasía donde nos pondremos en la piel de unos héroes que van a luchar con todas sus armas y habilidades posibles para vencer al maldado Gran Invocador.

Si, vale, es pura fantasía. Un mundo totalmente a lo Dragones y Mazmorras donde nos vamos a perder fuera de la realidad, Y tengo que decir que esto es principalmente me llamó la atención «en un primer momento». Lo entrecomillo porque me gustó mucho la historia inicial que me cuenta el juego; como me mete en contexto y me presenta de manera muy resumida un mundo y el problema que sufre. Y eso no es todo, porque deja cosas abiertas que me hacen echar a volar la imaginación sobre como seria esa sociedad y sus vicisitudes. Ya ves, soy un lector sin tiempo, y con la predisposición a flor de piel.

Insisto en el entrecomillado que hice en el párrafo anterior, y es porque cuando abres el juego y te encuentras que cada personaje se puede mejorar con armas y partes de armadura, la verdad es que la épica empieza a entrar a en escena. Además, el juego «juega» con las opciones que ofrecen terrenos, cartas, habilidades y demás, haciendo que puedas tener encuentros en un momento dado de la partida, que puedas encontrar tesoros o que puedas adquirir conocimiento que te sirva para activar poderes inmediatos.

En definitiva, un juego de reglas muy sencillas, que va a ofrecer un rato muy entretenido y con la profundidad justa que puede ofrecer, pero es que no todo tiene que ser decisiones, y decisiones. A veces, y lamentablemente en nuestro día a día cada vez más, solo nos interesa evadirnos y luchar por la gloria de un reino.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.